EEUU creó en secreto un "Twitter" cubano para agitar el descontento en la isla

Univision.com | Apr 03, 2014 | 12:18 AM

SIGUIENTE:

El analista político Eduardo Gamarra explicó cómo esta red social le dio estabilidad a Cuba.

Por Desmond Butler, Jack Gillum y Alberto Arce
“No habrá absolutamente ninguna mención de la participación del gobierno de Estados Unidos”
 El gobierno de EEUU planeó la creación de un "Twitter cubano" -una red de comunicación para intentar socavar el gobierno comunista de Cuba- construida con empresas secretas y financiado a través de bancos extranjeros. Así lo reveló la agencia de noticias The Associated Press.
El proyecto, que duró dos años y que atrajo a decenas de miles de suscriptores, trató de evadir el dominio absoluto que Cuba tiene sobre Internet, con una primitiva plataforma de redes sociales. Primero, la red construiría una audiencia cubana, en su mayoría jóvenes; para luego empujarlos hacia la disidencia.
Sin embargo, sus usuarios no sabían que fue creada por una agencia de EEUU con vínculos con el Departamento de Estado, ni que los contratistas estadounidenses estaban reuniendo datos personales de ellos, con la esperanza de que la información pudiera ser utilizada algún día para fines políticos.
No está claro si el plan era legal bajo las leyes de EEUU, que requieren la autorización por escrito para una acción encubierta por parte del presidente y la notificación al Congreso. Los funcionarios de la USAID, involucrada en el asunto, se negaron a decir quien había aprobado el programa o si la Casa Blanca estaba al tanto del mismo.
Como mínimo, los detalles revelados por AP parecen contradecir la reivindicación de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID) sobre que no realiza acciones encubiertas, y podría socavar la misión de la agencia de entregar ayuda a los pobres y vulnerables, un esfuerzo mundial que requiere de la confianza y cooperación de los gobiernos extranjeros.
USAID y sus contratistas llegaron lejos para ocultar los vínculos de Washington con el proyecto, de acuerdo con entrevistas y documentos obtenidos por AP.  Crearon empresas fachada en España y las Islas Caimán para ocultar el rastro del dinero y reclutaron a CEOs sin decirles que estarían trabajando en un proyecto financiado por los contribuyentes de EEUU.
"No habrá absolutamente ninguna mención de la participación del gobierno de Estados Unidos", según un memorando de 2010 de Mobile Accord Inc., uno de los creadores del proyecto. "Esto es absolutamente crucial para el éxito a largo plazo del servicio y para garantizar el éxito de la Misión", decía así con mayúsculas.
ZunZuneo, una vuelta a la Guerra Fría
El proyecto, llamado "ZunZuneo" como se le dice en Cuba al colibrí y que se asemeja al pajarito de Twitter, se lanzó públicamente poco después de la detención de 2009 en Cuba del contratista estadounidense Alan Gross. Fue encarcelado después de viajar varias veces al país en otra misión clandestina de USAID para expandir el acceso a Internet mediante tecnología sensible que sólo los gobiernos utilizan.
USAID dijo en un comunicado que está "orgulloso de su trabajo en Cuba de proporcionar asistencia humanitaria básica, promover los derechos humanos y libertades fundamentales y ayudar a que la información fluya más libremente al pueblo cubano", quien "ha vivido bajo un régimen autoritario" durante 50 años. La agencia dijo que su trabajo era "consistente con la ley de EEUU".
El senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont y presidente del subcomité de Ayuda Externa del Senado, dijo que las revelaciones de ZunZuneo eran preocupantes.
"Existe el riesgo de que los jóvenes, desprevenidos usuarios cubanos de celulares, no tuvieran idea de que esto era una actividad financiada por el gobierno de los EEUU", dijo. "Es la naturaleza clandestina del programa la que no se dio a conocer a los comités apropiados con responsabilidad de supervisión. Y está el hecho de que al parecer (el proyecto) fue activado poco después de que Alan Gross, un subcontratista de USAID que fue enviado a Cuba para ayudar a proporcionar a los ciudadanos acceso a la Internet, fuera detenido" .
La agencia AP obtuvo más de 1,000 páginas de documentos de los contratistas involucrados en ZunZuneo. Verificó de manera independiente el alcance y los detalles en los documentos del proyecto a través de las bases de datos disponibles al público, fuentes del gobierno y entrevistas con personas involucradas en ZunZuneo.
ZunZuneo parece ser una vuelta a la Guerra Fría, y la larga lucha de décadas entre Estados Unidos y Cuba. Llegó en un momento en el que la relación históricamente agria entre los países había mejorado, al menos marginalmente, y cuando Cuba ha dado pasos tentativos hacia una economía más basada en el mercado.
La estrategia de ZunZuneo para crecer en Cuba
El proyecto de medios sociales comenzó a desarrollarse en 2009, después de que Creative Associates Internacional, con base en Washington, obtuviera medio millón de números de teléfonos celulares de Cuba. No está claro para AP cómo se obtuvieron los números, aunque documentos indican que se obtuvieron de manera ilícita de una fuente clave dentro del proveedor estatal del país. Los organizadores del proyecto utilizaron esos números para iniciar una base de suscriptores.
Los organizadores de ZunZuneo deseaban que la red social creciera lentamente para evitar ser detectada por el gobierno cubano. Con el tiempo, según revelaron documentos y entrevistas, esperaban que la red alcanzara una masa crítica para que los disidentes pudieran organizar "smart mobs" -reuniones masivas inteligentes convocadas en cualquier momento- que podrían desencadenar manifestaciones políticas o "renegociar el equilibrio de poder entre el Estado y la sociedad".
El gobierno cubano tiene un estricto control sobre la información, y los líderes del país ven a Internet como a un "potro salvaje" que "debe ser domesticado”. Los líderes de ZunZuneo planeaban empujar a Cuba "fuera del estancamiento a través de iniciativas tácticas y temporales, y lograr el proceso de transición que va hacia un cambio democrático".
En un discurso de 2011 en la Universidad George Washington, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, dijo que EEUU ayuda a las personas en "entornos de Internet opresivos a sortear los filtros". Observando el papel de Túnez en la primavera árabe, dijo que la gente utiliza la tecnología para ayudar a "impulsar un movimiento que ha dado lugar a un cambio revolucionario" .
Suzanne Hall, una funcionaria del Departamento de Estado que trabajaba en los esfuerzos de redes sociales de Clinton, ayudó a encabezar un intento de conseguir al fundador de Twitter, Jack Dorsey, para hacerse cargo del proyecto ZunZuneo. Dorsey no quiso hacer comentarios.
Los usuarios no sospechaban que el financiamiento viniera de Washington
El estimado de 1.6 millones dólares gastados en ZunZuneo se destinaron públicamente a un proyecto no especificado en Pakistán, según datos públicos del gobierno, pero estos documentos no revelan en qué se gastaron los fondos realmente.
Los organizadores de ZunZuneo trabajaron duro para crear una red que parecía un negocio legítimo, incluida la creación de un sitio web complementario -y una campaña de marketing- para que los usuarios pudieran suscribirse y enviar sus propios mensajes de texto a grupos de su elección.
"Banners con avisos simulados darán la apariencia de una empresa comercial", decía una propuesta por escrito obtenida por AP. Detrás de escena, las computadoras de ZunZuneo también estaban almacenando y analizando los mensajes de los suscriptores e información demográfica, incluyendo el género, la edad, la "receptividad" y las "tendencias políticas”. USAID creía que los datos demográficos sobre la disidencia podrían ayudarla a dirigir sus otros programas en Cuba y "maximizar nuestras posibilidades de ampliar nuestro alcance".
"Fue algo tan maravilloso”,  dijo Ernesto Guerra, un usuario cubano que nunca sospechó que su amada red tenía vínculos con Washington.
"Podías loguearte, escribir 140 caractetes y apretar enviar. Era gratis", recordó.
Zaimi Reyes, otro usuario, dijo: "A veces te preguntabas de dónde viene esto, de dónde sale el dinero porque todo esto por nada no es posible".
"¿Cómo se supone que iba a darme cuenta de eso?", se preguntó Guerra en una entrevista en La Habana. "No es que no hubiera un cartel que dijera: Bienvenido a ZunZuneo, auspiciado por USAID".
ZunZuneo alcanzó al menos 40,000 suscriptores
Ejecutivos establecieron una corporación en España y una empresa que opera en las Islas Caimán -un paraíso fiscal británico muy conocido- para pagar las cuentas de la empresa de modo que el "rastro del dinero no lleve a Estados Unidos", decía un memo de estrategia. Eso habría sido un golpe catastrófico, concluyeron, ya que socavaría la credibilidad del servicio con los suscriptores y lograría que fuese cerrada por el gobierno cubano.
Del mismo modo, los mensajes de los suscriptores se canalizaron a través de otros dos países pero nunca a través de servidores informáticos con sede en EEUU.
Accord Mobile, con sede en Denver, consideró al menos una docena de candidatos para dirigir la empresa de fachada europea. Una de los candidatas, Françoise de Valera, dijo a AP que a ella nunca le dijeron nada acerca de Cuba o EEUU.
James Eberhard, CEO de Accord  Mobile y actor clave en el desarrollo del proyecto, se negó a hacer comentarios. Creative Associates refirió las preguntas a USAID.
Por más de dos años, ZunZuneo creció y alcanzó al menos 40,000 suscriptores. Pero los documentos revelan que el equipo encontró pruebas de que oficiales cubanos trataron de rastrear los mensajes de texto y de irrumpir en el sistema ZunZuneo. USAID dijo a la agencia AP que ZunZuneo fue detenido en septiembre de 2012 cuando se puso fin a una subvención del gobierno.
ZunZuneo desapareció abruptamente en 2012, y el Partido Comunista sigue en el poder - sin primavera cubana en el horizonte.
"El momento en que ZunZuneo desapareció , fue como un vacío", dijo Guerra, el usuario ZunZuneo. "Al final, nunca nos enteramos de lo que pasó. Nunca supimos de dónde venía".
Contribuyeron a este informe de Associated Press, la investigadora Monika Mathur en Washington y los redactores de AP Andrea Rodríguez y Peter Orsi en La Habana. Arce informó desde Tegucigalpa, Honduras.
©Univision.com
Commentarios