Los Angeles Times cuestiona las altas cifras de deportaciones

Univision.com | Apr 02, 2014 | 11:39 AM

Diario señala que durante el gobierno de Obama las expulsiones de indocumentados disminuyeron.

El diario Los Angeles Times dijo el martes que las altas cifras de deportaciones del gobierno de Barack Obama son engañosas y que los inmigrantes que viven indocumentados lejos de la zona fronteriza son menos propensos a ser deportados.
“El reporte aparece en momentos que el gobierno enfrenta duras criticas de organizaciones que defie”
El reporte aparece en momentos que el gobierno enfrenta duras criticas de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes por el alto número de deportados de acuerdo con cifras entregadas por el propio gobierno.
El número, que sobreasa los 2 millones desde que Obama asumió la presidencia en 2009, llevó a la presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), Janet Murguía, a calificar al presidente como “deportador en jefe”.
El título y el manejo de las cifras desencadenaron protestas que han dañado la reputación de Obama con algunos latinos, un sector clave de votos capaz de inclinar una elección presidencial.
Los Angeles Times advirtió, sin embargo, que el número cada vez mayor de deportados se apoya en estadísticas que ocultan y al mismo tiempo ponen de manifiesto una realidad diferente.

Activistas pro-inmigrantes agradecen la preocupación de Obama pero dicen que las palabras no bastan.

Un examen más detenido de los números, indicó el diario, muestra que los inmigrantes que viven ilegalmente en la mayor parte de Estados Unidos tienen menos probabilidades de ser deportado hoy que antes de que Obama asumiera el cargo, de acuerdo con datos del servicio de inmigración.
Añade que la deportación de personas que trabajan en Estados Unidos ha disminuido en un 40% desde 2009 pero que aumentó el número de inmigrantes deportados en o cerca de la frontera.
También señaló que la mayoría de los que cruzan la frontera, fueron detenidos y regresados antes (en administraciones anteriores a las de Obama) no eran considerados como deportaciones formales. Y que si se contaran todas las deportaciones, incluyendo a los mexicanos regresados en la frontera,  el número total de deportados en las administraciones anteriores sería mucho mayor.
En cambio en la manera de contabilizar la expulsión de indocumentados ayudó a la administración a justificar su política de mano dura en la frontera, pero políticamente las cifras pueden ser políticamente contraproducentes, dijo el diario.

Activistas dicen que cumplieron los objetivos de un largo viaje para buscar ayuda y parar las deportaciones.

La preocupación para los demócratas es distanciarse de sus aliados latinos de las urnas electorales, un tema que inquieta a los estrategas.
Los cambios en la forma de tratar a los inmigrantes en la frontera o lejos de ella se establecieron bajo el gobierno de George W. Bush como parte de las medidas de seguridad implementadas en respuesta a los ataques terroristas del 1 de septiembre de 2001.
La gran mayoría de los mexicanos que ahora cruzan la frontera son detenidos y se les toman huellas digitales. Antes sólo eran  retornados a México.
Las deportaciones de personas detenidas en el interior de Estados Unidos y que la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE, por sus siglas en inglés) define como que se encontraban 100 millas al interior de la frontera, se redujeron de 237.941 en 2009 a 133.551 en 2013.
La agencia agregó que cada vez un mayor de personas detenidas tratando de cruzar la frontera ahora tienen una orden de deportación. Y advierte que entrar en el país sin autorización legal no es un delito, pero que una vez que una persona ha sido deportada no puede ser procesado si vuelve a entrar en el país.
Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes presionan a Obama para que use su autoridad ejecutiva y detenga las deportaciones de inmigrantes con lazos familiares y no tengan antecedentes penales.
La tercera semana de marzo ICE confirmó a UnivisionNoticias.com que en los primeros seis meses del año fiscal 2014 (entre el 1 de octubre del 2013 y el 8 de marzo) deportó a 129,361 indocumentados.
El número de deportados durante el año fiscal 2009, el primero del mandato de Obama, alcanzó los 389.834; en 2010 se registraron 392.862; en 2011 se contaron 396.906; en 2012 la cifra subió a 409.849; y en 2013 bajó ligeramente a 368.644.
El total de deportados en los primeros cinco años fiscales (2009-2013) suman 2.087.456. En los primeros cuatro años fiscales Obama rompió cuatro récords sucesivos.
El DHS señaló que el 60 por ciento de los deportados tenía antecedentes criminales y el 40 por ciento no tenía faltas, excepto no tener permiso de estadía legal en e país.
Las cifras no separan a los deportados capturados en la frontera de aquellos capturados 100 millas dentro del territorio estadounidense.
©Univision.com
Comentarios