Continúan hallando restos luego del trágico deslave en Washington

The Associated Press | Mar 31, 2014 | 10:08 PM
Los rescatistas que trabajan removiendo tierra y escombros entre la devastación que dejó un mortífero alud de lodo en el estado de Washington, encontraron más restos humanos en el lado oriental del deslave, cerca de la ciudad de Darrington.
“Los investigadores están encontrando restos humanos entre cuatro y seis veces por día”
Hasta el momento el número de muertos confirmados es de 24, pero 30 personas siguen desaparecidas.
Al respecto, la oficina del médico legista del condado de Snohomish dijo este lunes que ha recibido restos de 24 víctimas y que 17 de ellas han sido identificadas. Previamente la cifra de muertes era de 21 víctimas con 15 identificadas.
Además, la cantidad de muertes va aumentando lentamente cada día, a medida que el médico forense identifica más cadáveres.
"Es muy difícil hacer identificaciones en algunos de los hallazgos", dijo.

Mientras los cuerpos de rescate siguen trabajando, se agotan las esperanzas de hallar a alguien más con vida.

Steve Harris, un supervisor de los esfuerzos de búsqueda, dijo que los equipos se han enterado más sobre la fuerza del movimiento de tierra del 22 de marzo, lo que les está ayudando a localizar mejor a las víctimas entre los escombros, a veces a 70 pies de profundidad en algunos puntos.
"Hubo una tremenda cantidad de fuerza y energía detrás de esto", dijo Harris sobre el deslave. No dio más detalles.
Corren riesgos durante la búsqueda
Harris dijo que los perros de búsqueda son la herramienta principal para la búsqueda de restos en la pequeña comunidad de montaña a unas 55 millas al noreste de Seattle. Dijo que los investigadores están encontrando restos humanos entre cuatro y seis veces por día.
Los rescatistas han tenido que lidiar con situaciones peligrosas, como sustancias químicas de uso doméstico, fosas sépticas, gasolina y contenedores de gas propano. Cuando los equipos de rescate y los perros abandonan el sitio para descansar, son limpiados con agua para retirarles posibles sustancias peligrosas.
Por su parte, el gobernador Jay Inslee pidió este lunes al presidente Barack Obama que emita una declaración de desastre mayor para el condado de Snohomish, a fin de que las personas, familias y empresas de la zona puedan tener acceso a programas especiales de ayuda.
©The Associated Press
Commentarios