Obispos católicos de EEUU y México visitan la frontera y claman por la reforma migratoria

Univision.com | Mar 30, 2014 | 10:49 PM

SIGUIENTE:

En una misa que oficiarán en la frontera, religiosos hacen un llamado para una reforma migratoria justa.

Religiosos de Estados Unidos y México también rezarán por las almas de unos 6 mil inmigrantes muertos en el desierto.

Una delegación de obispos católicos de Estados Unidos y México visitarán la frontera el lunes y martes para resaltar las consecuencias humanas del fallido sistema de inmigración estadounidense. También oficiarán una misa por el alma de miles de inmigrantes muertos desde que se construyó un muro para dividir ambos países.
“Lo que fallamos en recordar en este debate es el aspecto humano de la inmigración.”
El viaje “sigue el ejemplo del Papa Francisco en Lampedusa, Italia” y se une al llamado de millones de voces que claman una “reforma migratoria comprensiva”, dijo la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) en un comunicado.
Francisco viajó a Lampedusa en julio del año pasado para rezar por el alma de los inmigrantes africanos muertos en el mar en el intento por llegar a Europa.
Tres meses después, a comienzos de octubre, 92 inmigrantes murieron luego que la embarcación que los transportaba se hundió en el mediterráneo. El Papa calificó de “vergüenza" la tragedia y pidió a los creyentes que recen por ellos y por "todos los refugiados" del mundo.
Los obispos recordaron además que durante ese viaje el Papa habló sobre la “globalización de la indiferencia” hacia los migrantes y condenó la “cultura del descarte” que sacrifica a seres humanos en búsqueda de riquezas.
“La frontera entre Estados Unidos y México es nuestra Lampedusa”, dijo Monseñor Elizondo. “Migrantes en este hemisferio tratan de alcanzarla pero frecuentemente mueren en el intento”.
La agenda
Este lunes y martes los obispos de ambos países estarán en Nogales, Arizona, para realizar “una caminata en la frontera” y para “celebrar una Misa” en memoria de los cerca de 6,000 migrantes que han perdido la vida en el desierto desde 1998.
El propósito de la peregrinación, puntualizaron, es resaltar el sufrimiento humano causado por un sistema migratorio fallido, un aspecto del debate nacional sobre inmigración que es frecuentemente pasado por desapercibido.
“Lo que fallamos en recordar en este debate es el aspecto humano de la inmigración, que la inmigración es primordialmente sobre seres humanos y no sobre temas económicos o sociales”, dijo el Obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del Comité sobre Migración de USCCB. “Quienes han perdido la vida y quienes son deportados diariamente, tienen el mismo valor y la dignidad innata que Dios le ha dado a todas las personas, pero aun así, no vemos sus sufrimientos y sus muertes”, añadió.
El religioso dijo además que “demostramos nuestra indiferencia cuando minimizamos o pasamos por alto ese sufrimiento y esas muertes, como si esas personas no merecen nuestra atención. Nos rebaja como nación”.
La atención del Papa
La visita de los obispos a la frontera ocurre pocos días después que una delegación de activistas viajó al Vaticano para pedirle al Papa que interceda ante el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes para que se active el debate de la reforma migratoria, y al presidente Barack Obama que pare las deportaciones.
El miércoles, la niña Jersey Vargas se acercó al Papa durante la audiencia pública para pedirle ayuda y detuviera la deportación de su padre, Mario Vargas, un trabajador indocumentado mexicano que se encontraba preso desde hacía meses en un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).
El Papa le dijo a la pequeña, de 10 años y nacida en Estados Unidos, que “haría algo” sobre el tema.
El jueves Francisco y Obama se reunieron en El Vaticano. Al término del encuentro, la Santa Sede anunció que ambos dignatarios hablaron de la reforma migratoria.
El viernes el padre de Jersey recobró la libertad tras el pago de una multa de $5 mil.
Las deportaciones
En cuando a las deportaciones, a comienzos de marzo Obama ordenó al jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, “que le presente un inventario de nuestras prácticas actuales para ver cómo podemos realizar la aplicación de la ley de una forma más humana dentro de los límites de la ley”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.
La orden surgió por presión de organizaciones nacionales, activistas y los demócratas para que el mandatario frene las deportaciones mientras la Cámara de Representante decide debatir la reforma migratoria.
En lo que va de la administración de Obama ICE ha deportado a más de 2 millones de indocumentados.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reconoce que el 40% de los deportados no tenía antecedentes criminales. Pero las organizaciones pro inmigrantes insisten que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenían antecedentes criminales que pusieran en riesgo la seguridad nacional y calificaban para una reforma migratoria como la aprobada por el Senado el 27 de junio del año pasado, proyecto que se encuentra estancado en la Cámara de Representantes.
El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), el principal grupo hispano de Estados Unidos, tildó a Obama como “deportador en jefe) por el récord histórico de deportados durante su gobierno.
Qué esperan
La USCCB dijo que junto a los obispos del Comité sobre Migración también participarán el Cardenal Seán O’Malley, de Boston, y varios obispos de la frontera. Y que el Obispo Gerald Kicanas, de Tucson, Arizona, será el anfitrión de la delegación.
“Esperamos que al resaltar el fuerte impacto que el sistema tiene en estas personas, nuestros oficiales electos se conmoverán a reformarlo” (la reforma migratoria), dijo Monseñor Elizondo.
La Misa oficiada por los obispos de ambos países se celebrará el 1 de abril a las 9 a.m. seguida por una conferencia de prensa a las 10:30 a.m. en Nogales.
©Univision.com
Comentarios