OTAN fijará fecha de salida de Afganistán

AFP | Nov 17, 2010 | 10:28 AM

Calendario de entregará de soberanía rige entre 2011 y 2014

BRUSELAS - La OTAN prevé fijar el principio del fin de su difícil misión en Afganistán con la transferencia del control de la seguridad a las fuerzas locales entre 2011 y 2014, en una cumbre el viernes y el sábado en Lisboa en la que rediseñará además sus prioridades para la próxima década.
Los dirigentes de la Alianza Atlántica lanzarán un ambicioso plan para traspasar a los afganos la responsabilidad de las operaciones, ahora en manos de unas 150,000 tropas extranjeras, que podrían empezar a dejar el país tan pronto como el año próximo.
Al preparar el cierre del capítulo más doloroso de su historia, con unos 2,200 soldados extranjeros muertos desde el inicio de la guerra contra los talibanes a fines de 2001, la OTAN prevé comprometerse además en Lisboa a aprender de los errores de esa misión, cuyas lecciones se verán reflejadas en el nuevo "concepto estratégico".
La Hoja de Ruta
Este será una hoja de ruta que determinará principalmente las prioridades de la organización durante la próxima década y que estará adaptada a las nuevas amenazas: terrorismo, misiles balísticos o ciberataques.
Los líderes de la OTAN también darán luz verde a un refuerzo del sistema antimisiles en Europa e invitarán a Rusia a unir el suyo, durante una reunión el sábado al margen de la cumbre con el presidente ruso, Dimitri Medvedev, que servirá para reforzar los lazos entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría.
Será una cumbre "histórica", anticipó el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, que se reunirá en Lisboa con los 28 jefes de Estado y de gobierno de los miembros de la organización, además del presidente afgano, Hamid Karzai.
"Vamos a entrar en una fase fundamentalmente nueva en Afganistán" con el lanzamiento del proceso de "transición", que empezará a principios de 2011, en una fecha todavía indeterminada, y que "si las condiciones lo permiten", se completará en 2014, previó Rasmussen.
Calendario de salida
El objetivo es que la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN traspase el control de la seguridad distrito por distrito, con periodos de transición de entre 18 y 24 meses, al ejército y la policía afganos.
El calendario podría permitir la retirada de los primeros contingentes a partir de 2011, mientras que los que permanezcan en el país asiático más allá de 2014 se ocuparán en principio únicamente de apoyar a las fuerzas locales.
No obstante, Rasmussen prevé que hará falta el envío de varios centenares de militares suplementarios para entrenar a las fuerzas locales antes de fines de 2011.
Todos los países de la OTAN y otros 20 participan en la ISAF, si bien dos de cada tres soldados extranjeros presentes en Afganistán son estadounidenses.

Ataques en aumento

La adopción de una estrategia de salida coincide con el recrudecimiento de los ataques insurgentes, en el año más letal para las tropas extranjeras, con casi 650 muertos, pese al refuerzo de la presencia militar estadounidense.
Consciente del riesgo de fracaso y del apoyo menguante de la opinión pública, especialmente europea, a la misión militar en Afganistán, la OTAN prevé lanzar en Lisboa una "asociación a largo plazo" con Kabul, más allá de 2014, una forma de prometer que no abandonará a las autoridades afganas.
Paralelamente, los 28 prevén adoptar su nuevo "concepto estratégico" que reemplazará el anterior de 1999 y prevé hacer de la OTAN un instrumento "más eficaz" frente a las amenazas modernas, según Rasmussen.
Apoyarán además la idea de crear un sistema antimisiles destinado a proteger a la población civil en Europa e invitarán a Rusia a conectar el suyo durante su cumbre con Medvedev.
Finalmente, aprobarán reducir el número de efectivos militares y civiles permanentes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con sede en Bruselas, en tiempos en que la austeridad está al orden del día.Fechas clave
He aquí las principales fechas de la intervención estadounidense en Afganistán desde el 7 de octubre de 2001, comienzo de la ofensiva militar para perseguir a Osama Bin Laden y su red Al Qaeda después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.
En diciembre de 2001, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld afirma que un total de 1,500 a 2,000 soldados estadounidenses están desplegados en el territorio afgano.
En marzo de 2004, el contingente estadounidense alcanza unos 13,500 soldados con la llegada de 2,000 infantes de marina. Los efectivos comienzas a aumentar progresivamente, mientras las fuerzas estadounidenses tratan de extender el control del gobierno afgano más allá de Kabul.
En diciembre de 2005, el Ejército estadounidense cuenta 19,000 soldados en Afganistán.En abril de 2006, al comenzar la ofensiva de primavera (boreal) de los talibanes, el contingente estadounidense llega a 23,300 soldados para disminuir a unos 20,000 después de su traslado desde el sur del país, que pasa bajo mando de la OTAN.En febrero de 2007, el Pentágono anuncia que los efectivos militares van a aumentar a 27,000 soldados con el despliegue de una nueva brigada, destinada a enfrentar una ofensiva de los talibanes que se espera para primavera.
En julio de 2008, el Pentágono, que ya ha enviado unos 3,500 infantes de marina como refuerzo, cuenta 36,000 soldados en el terreno, pero condiciona el envío de tropas suplementarias a una disminución del contingente en Irak.
En agosto de 2008, el Pentágono prolonga hasta noviembre el despliegue de 1,250 infantes de marina, para mantener el ritmo de entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas. Washington ya ha prolongado hasta noviembre la misión de los 2,200 infantes de marina en el sur de Afganistán.
En febrero de 2009, el nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, autoriza el despliegue a partir de la primavera (boreal) de unos 17,000 soldados suplementarios en Afganistán, además de los 38,000 desplegados en el terreno. En marzo, anuncia "una nueva estrategia" que prevé un aumento de la ayuda civil así como el envío de 4,000 soldados suplementarios para ayudar a la formación de las fuerzas de seguridad afganas.
En diciembre de 2009, Barack Obama anuncia el despliegue acelerado de 30,000 soldados suplementarios para comienzos de 2010 calificando el envío de esos refuerzos de "interés nacional vital" para Estados Unidos. También asegura que "después de 18 meses, las tropas comenzarán a volver a casa", es decir a partir de julio de 2011.
En febrero de 2010, 15,000 soldados de la OTAN, en su mayoría estadounidenses, lanzan una ofensiva contra el bastión talibán de Marjah (sur), la más importante desde la caída de los talibanes en 2001.
En junio: El general David Petraeus es nombrado a la cabeza de la coalición internacional y remplaza al general Stanley McChrystal, destituído después de declaraciones contra el ejecutivo estadounidense.
©AFP
Comentarios