La niña que le regaló un pañuelo al Papa espera que su padre no sea deportado

Univision.com | Mar 28, 2014 | 11:02 AM

SIGUIENTE:

Jersey de 10 años pide que su padre no sea deportado de EEUU y solicita la ayuda de Francisco.

Viajó más de 10 mil kilómetros para pedirle a Francisco que frene la deportación de su papá, un indocumentado mexicano.

Por Jorge Cancino
“Mi papá trabajó en construcción y nunca para de trabajar porque él nos mantiene.”
Con apenas 10 años de edad, la niña Jersey Vargas, una ciudadana estadounidense, recorrió más de 10 mil kilómetros para ver al Papa y pedirle que la ayude a detener la deportación de su padre, un inmigrante mexicano preso desde hace casi seis meses.
“Le pedí que me ayudara”, dijo Jersey a UnivisionNoticias.com vía telefónica desde Roma, donde se encuentra junto a una delegación de otros 15 activistas, entre ellos otra niña hija de padres indocumentados.
El padre de Jersey Vargas fue arrestado en un camino del valle de San Fernando, California, por conducir sin una licencia de manejar. Los indocumentados no pueden gestionar un carné de conducir porque no tienen papeles de estadía legal en Estados Unidos a pesar que, en California, recientemente fue aprobada una ley que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.
Pero para el día en que la División de Vehículos de Motor (DMV) comience a emitir los permisos, el padre de Jersey podría estar de regreso en México, separado de su familia.
“Le pedí que nos ayude con la reforma migratoria y que paren las deportaciones”, dijo la niña. “Me sentí muy feliz ayer porque por fin ya conocí al Papa Francisco. Me dio como un honor. Es un honor estar cerca de un hombre que está cerca de Dios”.

SIGUIENTE:

El Sumo Pontífice se reunió con el Presidente de los Estados Unidos para platicar de diversos temas.

Dos minutos
El encuentro del Papa con la delegación de activistas e inmigrantes se registró el miércoles a eso de las 10 de la mañana cerca de la puerta principal de la Basílica de San Pedro, durante la audiencia pública de los días miércoles.
Francisco se acercó al grupo y dedicó un par de minutos para escuchar a Vargas y las voces de los activistas, quienes a viva voz le pidieron su intervención para parar las deportaciones y que se apruebe la reforma migratoria.
“Hoy habló el Papa con el Señor Presidente Barack Obama y yo tengo la esperanza de que mi papá pueda salir libre”, dijo Jersey.
La pequeña contó que en el breve encuentro con el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica “le regalé un pañuelo que bordó mi mamá. Tiene dos aves y un nido roto. Los pájaros significan a mi padres y el nido está destruido porque mi papá no está con nosotros, lo quieren deportar”.
“Por eso le pedí ayuda y también para todas las personas que sufren lo mismo”.

SIGUIENTE:

Activistas dicen que cumplieron los objetivos de un largo viaje para buscar ayuda y parar las deportaciones.

Cartas de niños
El martes, en vísperas del breve encuentro en la Plaza de San Pedro, el grupo entregó a los secretarios del Papa unas 1,500 cartas escritas por niños ciudadanos estadounidenses, hijos de padres deportados o en proceso de deportación.
Una de las misivas fue escrita por Jersey y fechada el 9 de enero. “Querido padre Francisco” reza el encabezado. “Mi nombre es Jersey y hoy es mi cumpleaños. Mi deseo de cumpleaños es que yo quisiera que mi padre esté en mi cumpleaños, porque ese día es muy especial para mí. Mi papá es muy importante y ha sido lo ha sido desde que ha estado conmigo en estos dos cumpleaños, el año pasado y hoy”.
“Gracias a mi papa tengo una vida, gracias a mi papa tengo comida y ropa y gracias a mi papa tengo un techo donde vivir y una maravillosa familia”, agregó.
“Mi papá trabajó en construcción y nunca para de trabajar porque él nos mantiene. Cada día que viene del trabajo, el viene cansado, lo que estoy pasando es muy triste. Mi papá está en la cárcel y está con inmigración. Yo pienso que es injusto que los policías juzguen a mi papá por el color que tiene y de dónde viene. La policía lo va a deportar y me pregunto que si eso pasara como afectará mi vida. Yo estoy tratando con mi mamá y mis hermanos tratando de encontrar un trabajo”.

SIGUIENTE:

Grupo de inmigrantes viajó a El Vaticano para pedirle a Jorge Vergoglio abogue por ellos ante Obama.

“Hacer algo”
El Papa Francisco le dijo a los activistas, el miércoles, que “haría algo” con las peticiones.
El jueves se reunió con el presidente Barack Obama en el Vaticano. Al término del encuentro, la Santa Sede aseguró que ambos dignatarios hablaron sobre la reforma migratoria.
“Hemos cumplido con nuestras metas”, dijo a UnivisionNoticias.com el activista Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles, uno de los miembros de la delegación.
“Nos regresamos con esperanzas”, señaló Francisco Moreno, director del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), quien también viajó a Roma. “Estamos muy agradecidos”.
El padre de Vargas, de 43 años de edad, ingresó a Estados Unidos cuando tenía 16. La madre, originaria de Hidalgo, vive en Panorama City y su única fuente de ingresos es la venta de tamales.
©Univision.com
Comentarios