Roma blindada está lista para recibir a Barack Obama

EFE | Mar 26, 2014 | 3:15 PM
Roma se prepara para recibir al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien llega a la capital italiana, con un imponente despliegue de medidas de seguridad que amenaza con paralizar la vida de la ciudad.
“El espacio aéreo será cerrado durante la llegada del "Air Force One" presidencial”
El cortejo presidencial que escoltará a Obama, desde que llegue al aeropuerto romano de Ciampino esta noche hasta que abandone Roma el viernes por la mañana y formado por veintiséis coches blindados y ocho motocicletas, provocará retenciones y cortes en el tráfico en los lugares por donde se mueva el líder estadounidense.
El espacio aéreo será cerrado durante la llegada del "Air Force One" presidencial esta noche, en algunos intervalos de tiempo de mañana jueves y durante su marcha el viernes por la mañana, según informan medios locales.
También se pondrá en marcha el sistema "Jammer", inhibidor de frecuencias que puede causar fallos en el normal funcionamiento de los dispositivos móviles.
El día crítico será mañana, cuando Obama tiene previsto reunirse con los tres grandes mandatarios con residencia en la ciudad: el papa Francisco, el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, y el primer ministro del país, Matteo Renzi.
El mismo jueves por la tarde, el considerado "hombre más poderoso del mundo" hará turismo y visitará el emblemático anfiteatro donde disfrutaban miles de años atrás los emperadores romanos, el Coliseo, que permanecerá cerrado al resto del público durante toda la jornada.
Todo está preparado desde hace varios días, cuando agentes del FBI, de la CIA y del equipo de seguridad personal del presidente se instalaron en Roma para estudiar cada esquina de la ciudad y poner en marcha el protocolo de actuación con todas las garantías posibles.
En total, un pequeño "ejército" de al menos mil efectivos vigilarán cada rincón de la Ciudad Eterna mientras que diversos colectivos civiles anunciaron al menos dos protestas, por la mañana del jueves en la Plaza de San
Pedro del Vaticano y por la tarde frente a la Embajada norteamericana, por diferentes y variopintos motivos.
Para preparar la visita llegó a Roma, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.
©EFE
Commentarios