Las llamadas al 911 por el alud: "Se llevó todo, las casas se fueron"

Univision.com | Mar 26, 2014 | 10:07 AM

SIGUIENTE:

El deslave arrasó con la pequeña población de Oso en Washington. Vecinos llamaban desesperados pidiendo ayuda.

"¡Oh por Dios!"

Voces desgarradoras y hundidas en la desesperación. Cada vez eran más las llamadas frenéticas que pedían socorro por la tragedia: un mortal alud que sorprendía a Washington. Así son los llamados de auxilio que recibió el 911 en el condado de Snohomish, cerca de Oso.
“Hay un deslave, se llevó todo. Se llevó las casas. Vimos centenares de árboles cayendo.”
La primera en reportar la tragedia fue una mujer. Daba cuenta del desastre que comenzaba con esta pesadilla para los habitantes de la zona.
"Había una casa en la carretera 530 y no está más en el camino en el fondo de la colina de Skaglund... Ha habido un derrumbe enorme y ha empujado a una casa hasta el final, a través del camino... La casa no está ocupada. La gente se salió. No puedo creer esto. ¡Oh por Dios!", dice una voz desesperada.

SIGUIENTE:

La cifra de fallecidos es de más de 20 personas en esta tragedia que 'pudo haber sido evitada'.

Poco a poco las llamadas de auxilio fueron en aumento. Conforme el caos avanzaba, las personas se oían cada vez más tensas.
"Hay por lo menos de dos a tres millas bloqueadas. Tenemos, probablemente, unos 15 coches", dice otra mujer.
Minutos después un hombre llamó muy preocupado por la situación de su vecino.
"La casa de mi vecino y la casa de su vecino fueron arrastradas hacia afuera. Se han derrumbado. Varias personas quedaron atrapadas, puedo oírlas golpear. Gritan por ayuda. Hay varios de ellos, en grupo, debajo de los escombros y de la azotea de la casa".

SIGUIENTE:

Las esperanzas se han esfumado pues a tres días del incidente, los socorristas solo hallan más cadáveres.

La tensión de los pobladores de esta comunidad era evidente. Los cuerpos de bomberos y los rescatistas comenzaron a realizar las tareas en una lucha contra el tiempo para tratar de salvar el mayor número de vidas posibles.
"Hay un deslave, se llevó todo. Se llevó las casas. Vimos centenares de árboles cayendo. Hay gente que grita para pedir ayuda. Mucha gente grita por ayuda. Paró a 100 metros de mi casa", alerta otra voz.
Los trabajos de los rescatistas han sido difíciles debido a las condiciones de la tierra y al lodo que dejó este alud. Además la amenaza de nuevas lluvias les ha impedido avanzar.
Otra llamada de un hombre muestra su desesperación por el aviso de su esposa.
"Mi esposa acaba de llamarme. Me dijo que hay un alud, centenares de árboles abajo y que hay un coche enterrado", explica.
Otra mujer describe con sorpresa que varios autos están enterrados.

SIGUIENTE:

Un niño de 13 años de origen puertorriqueño está desaparecido desde el sábado por el deslave en Washington.

Para los habitantes de Snohomish, esta catástrofe no termina. La parte más dura es la de levantar los escombros, en donde uno por uno, van apareciendo más cadáveres enterrados. Las autoridades han indicado que al menos 24 personas han perdido la vida en este incidente.
Sin embargo las víctimas mortales pueden aumentar. Hay más de 100 desaparecidos y conforme van pasando las horas, se va perdiendo la esperanza de encontrarlos con vida.
Decenas de viviendas fueron arrasadas por el alud de barro y piedras cerca de Oso, unas 56 millas al noreste de Seattle.
"La situación es muy desalentadora", dijo Travis Hots, jefe de bomberos de Snohomish.
Y mientras siguen los trabajos bajo los escombros, los habitantes viven entre la angustia y la incertidumbre en el quinto día de búsqueda.
©Univision.com
Comentarios