La bandera rusa ya ondea en todas las unidades y navíos ucranianos en Crimea

EFE | Mar 26, 2014 | 7:43 AM

El martes fue tomado el último navío ucraniano

La bandera rusa ya ondea sobre todas las unidades militares ucranianas y navíos de guerra de la Armada de Ucrania emplazados en Crimea, anunció este miércoles el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Gerásimov.
“Los últimos destacamentos, bases y buques de guerra leales a Kiev fueron tomados por Rusia”
"A 26 de marzo, las banderas de la Federación de Rusia han sido izadas en los 193 destacamentos militares y sedes administrativas de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Crimea", dijo el general ruso a los periodistas.
El irreductible dragaminas "Cherkassy", atrapado en aguas del lago Dozuzlav del que no pudo salir a mar abierto después de que los rusos hundieras tres embarcaciones suyas para cerrar esa vía de escape, fue el último navío de guerra ucraniano en caer a última hora del martes tras un asalto que duró más de dos horas.
Tras repeler varios intentos de asalto e intentar incluso atravesar un estrecho corredor entre los barcos rusos sumergidos, el heroico "Cherkassy" fue tomado anoche pese a ofrecer una numantina resistencia a las tropas rusas.
El asaltó al dragaminas empezó con una persecución y hostigamiento de más de una hora por dos helicópteros y tres lanchas rápidas rusas, desde las que se efectuaron disparos de metralleta al agua para intimidar a la tripulación del navío ucraniano.
Rusia expulsará este miércoles a los militares ucranianos
El "Cherkassy" se defendió con bombas de humo para despistar a los asaltantes, paquetes explosivos y mangueras de agua, explicó el marinero mayor del buque, Alexandr Gutnik, que informó vía telefónica en tiempo real de los detalles del asalto al diario digital "Ukraínskaya Pravda".
Los rusos obligaron finalmente a la tripulación, formada por 61 personas, a fondear su navío después de explosionar varias granadas contra el casco, tras lo cual los marineros se encerraron en el puesto de mando.
Los marineros se rindieron poco después, cuando un numeroso grupo de fuerzas especiales de asalto abordó el "Cherkassy" desde las tres lanchas rápidas rusas.
"Se acabó. Nos han tomado. Nadie de la tripulación ha sufrido heridas. No nos han golpeado, estamos todos bien", dijo Gutnik tres horas después del inicio del ataque.
Botado en 1977, el dragaminas tiene 61 metros de eslora, está equipado con cañones, piezas de artillería antiaérea y ametralladoras.

Castañeda opina de las críticas de los conservadores ante la actitud "tibia" de Obama ante la agresión rusa.

Rusia anunció este miércoles que los militares ucranianos emplazados en Crimea empezarán a abandonar la península este miércoles y lo harán en tren y sin su armamento y equipos.
Se apaga el último bastión de Ucrania en Crimea
Ucrania, que ordenó el repliegue de sus tropas de Crimea hace dos días, cuando ya había perdido prácticamente todas sus unidades y navíos en la península, negoció hasta última hora la posibilidad de replegarse con su armamento, vehículos y equipos.
El exministro ucraniano de Defensa Ígor Teniuj aseguró el martes, antes de presentar su dimisión aceptada luego por el Parlamento, que los 4,000 soldados ucranianos que desean seguir al servicio de Ucrania (de un total de casi 19,000) se retirarían de Crimea con todo su equipo.

Tropas rusas entraron por la fuerza a una base aérea ucraniana en Crimea dejando herido a un soldado.

La mayoría de los últimos destacamentos, bases y buques de guerra que seguían leales a Kiev fueron asaltados y tomados por las fuerzas rusas desde el pasado sábado, en medio de una absoluta inoperancia de la cúpula militar y política del país, denunciada como negligente por muchos oficiales ucranianos.
Al menos cinco oficiales ucranianos, entre ellos el comandante adjunto de la Armada de Ucrania para la Defensa del litoral, el general Ígor Voronchenk, han sido detenidos por las autoridades crimeas por resistirse a los rusos.
©EFE
Commentarios