Protestas, el dolor de cabeza de Brasil a 80 días del Mundial

Univision.com | Mar 24, 2014 | 2:37 AM
Una marcha que comenzó por un aumento de 10 centavos en la tarifa del autobús y el tren subterráneo en San Pablo, desató la mayor ola de protestas en Brasil de los últimos 20 años, y a 80 dias de que comience el Mundial de Futbol, no existe certeza de que puedan apaciguase.
“El pueblo está insatisfecho con varias cosas: con la educación, con la salud y con el transporte ”
Miles de brasileños han expresado su inconformidad por el excesivo gasto público destinado a los preparativos del evento futbolístico más importante, así como los retrasos e inconvenientes al construir y remodelar los estadios donde 32 países se disputarán la Copa, y por si fuera poco, una significativa alza en los índices delicitivos acecha al país.
En junio de 2013, ante las masivas protestas, la Policía respondió de forma contundente lanzando gases lacrimógenos y disparando balas de goma, además de golpear a los manifestantes con sus bastones. La represión motivó a participar a más gente.
Han pasado más de nueve meses desde entonces y las protestas, que han sido intermitentes pero constantes, han provocado reiterados enfrentamientos con la policía brasileña.
Pero pese a las multitudinarias marchas, los aumentos no cesan pues en febrero de este año, la tarifa de autobús subió de 2.75 reales (unos 1.15 dólares) a 3 reales (unos 1.26 dólares).
El rosto de los protestantes
Los inconformes son, en su mayoría, jóvenes de clase media, quienes han denunciado constantemente la represión policial en Brasilia, en Rio, y especialmente en Sao Paulo, donde la lista de detenidos y heridos se ha contado por centenares.
"El pueblo está insatisfecho con varias cosas: con la educación, con la salud y con el transporte públicos", dijo a la AFP Rogerio, un arquitecto de 25 años.

La rivalidad entre las escuelas de Samba le dará brillo y un mayor nivel al espectáculo en torno a la cita deportiva.

Cabe destaca que las protestas ocurren en un momento de magro crecimiento económico en Brasil (0.6% en el primer trimestre) y una inflación en alza (6.5% anual en mayo, el techo de la meta oficial).
No obstante recientes encuestas señalaron por primera vez una caída en la aprobación del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, sobre todo entre los más jóvenes y más ricos.
Para la antropóloga Alba Zaluar, experta en violencia de la Universidad Estatal de Rio de Janeiro, las protestas muestran "una cierta conciencia de que es necesario hacer reformas en las instituciones, en la policía y también en servicios como salud, transporte o vivienda".
"Todas esas son cuestiones mucho más cruciales que ese aumento de los pasajes", estimó en declaraciones para la agencia AFP.
Contra la corupción en Brasil
Si bien es cierto que las protestas engloban inconformidades en diversos sectores del gobierno brasileño, una de las prinicpales es por el sobrecoste en los gastos previstos en la organización del Mundial y el aumento del presupuesto debido a la corrupción en las instituciones responsables de la construcción de los nuevos estadios que están siendo edificados para el Mundial.
El Gobierno brasileño ha admitido que el presupuesto del Mundial de 2014 se le ha disparado a casi 13,000 millones de dólares e informaciones locales apuntan que junto a los Juegos Olímpicos de Río de 2016 el gasto público se elevará hacia los 25,000 millones de dólares.

Conoce las ciudades en donde se jugarán los partidos del mundial Brasil 2014.

Y es que a menos de tres meses de la inauguración, tres de los 2 estadios en los que serán disputados los partidos del Mundial Brasil 2014 aún no han sido concluidos.
El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, ha garantizado que estos tres estadios estarán terminados sin problemas antes de que el balón empiece a rodar.
"Estamos bastante seguros que los estadios estarán terminados a tiempo. Es una celebración y un evento donde se reunirán las grandes estrellas del fútbol mundial".
En abril estarán finalizadas las obras en los estadios de Sao Paulo y Curitiba y en mayo le llegará el turno al último, el de Cuiabá.
Si embargo la FIFA había establecido diciembre de 2013 como fecha final para la entrega de todos los estadios brasileños.
"Es la primera vez que un país tiene tanto tiempo para organizar un Mundial y va con retraso", aseguró el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en una entrevista.
Ante los retrasos, el coste de los estadios subió hasta unos 3.712 millones de dólares, cifra tres veces superior al presupuesto inicial presentado en 2007 ante la FIFA.
El cuaderno técnico para la reforma de los escenarios y la construcción de nuevos estadios entregado a la FIFA en octubre de 2007 apuntaba un costo de 1.100 millones de dólares, un presupuesto que en la época fue considerado como "bien preparado" y no dejaba "dudas".
Garantizar seguridad, el mayor reto
Pero eso no es todo, uno de los mayores retos que enfrenta el gobierno a raíz de las crecientes protestas, es garantizar la seguridad de los miles de turistas que acudirán apresenciar el Mundial.
Por ello, las autoridades de Brasil informaron este viernes que por razones de seguridad se declarará zona de exclusión aérea sobre los estadios del Mundial de Fútbol.
El cierre parcial del espacio aéreo será efectivo durante los partidos en las 12 ciudades que fungirán como sedes de la Copa Mundial.
Se trata de una medida preventiva para evitar ataques. Estará en vigor una hora antes del inicio de los partidos y se levantará cuatro horas después de finalizados.
Asimismo, el ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, garantizó la seguridad durante el Mundial de fútbol tras la ola de violencia que se ha registrado en las últimas semanas en diferentes favelas “pacificadas” de Río de Janeiro, palco de la final del torneo.
Al margen de las revueltas, En Río de Janeiro se cometieron 965 homicidios desde enero hasta abril, según datos de O Globo, muy por encima de los datos de todo 2012: 1,628.
La “pacificación” es el nombre con que el gobierno regional se refiere al proceso de instalación de puestos permanentes de policía en barriadas pobres que durante décadas fueron controladas por bandas de narcotraficantes.
Las favelas, treinta de las cuales ya cuenta con UPP, fueron ocupadas con el apoyo de soldados y blindados militares, que ayudaron a expulsar a las bandas de pistoleros que las dominaban.
©Univision.com
Comentarios