La huelga de hambre en cárceles de ICE muestra la rebelión de los indocumentados presos

Univision.com | Mar 22, 2014 | 10:01 PM

Cientos de sin papeles piden detener las deportaciones y mejor trato en los centros de detención.

Por Jorge Cancino
“Estamos alentados por la voluntad de ICE para investigar estas demandas.”
Las huelgas de hambre que llevan a cabo indocumentados en Washington y Texas han puesto en aprietos a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).
La primera protesta comenzó el 6 de marzo, en Tacoma, Washington, cuando más de 750 internos del Centro de Detención del Noroeste dejaron de ingerir alimentos.  “Se trata de un acto de desobediencia y resistencia civil pacífica”, dicen los organizadores en una carta que se ha viralizado en las redes sociales.
El 17 de marzo comenzó una segunda huelga de hambre, esta vez en el Centro de Detención Joe Corley, Texas. A través de familiares los detenidos se enteraron de lo que ocurría en Tacoma y se organizaron para repetir la protesta.
Al igual que en el movimiento del norte, escribieron una carta donde explican por qué lo hacen y le piden a las autoridades, entre otras demandas, que paren las deportaciones, que no sigan separando familias y que los pongan en libertad mientras se resuelven sus casos en las cortes de inmigración.
“Mi esposo lleva casi un año detenido en Corley”, dijo a UnivisionNoticias.com Adelina Cáceres. “El es salvadoreño y tiene la residencia desde hace 10 años”.
Vea: La carta de los inmigrantes del centro de detención en Texas.

Piden a Obama pare las deportaciones y que el servicio de inmigración los libere mientras resuelvan sus casos.

Según el testimonio de Cáceres, David Vásquez cometió una falta años atrás y ya pagó la deuda con la sociedad. “Pero lo vinieron a buscar y aquí está. Lo están juzgando por segunda vez”.
Cáceres vive en Spring, Texas. “El está en la huelga desde el primer día. Son como 500 los que la iniciaron, pero muchos la han dejado por las presiones”, contó. “Los obligan a que coman, les dicen que si no comen agregarán más cargos a sus expedientes. ‘Tu caso será peor’, les dicen. Se dan por vencidos y entonces se asustan”.
Además de pedirle al gobierno que detenga las deportaciones, los indocumentados detenidos en Tacoma denunciaron duras y difíciles condiciones en las que viven.
El testimonio de Moreno
Uno de los líderes del movimiento de Tacoma, José Moreno, fue liberado el pasado fin de semana. El miércoles dio una conferencia de prensa, en Seattle, para hablar de la carta fechada el 6 de marzo por internos de la cárcel.
“La escribieron en el sector donde permanece Cipriano Ríos”, dijo Maru Mora, vocera del movimiento Latino Advocacy, en Seattle, que apoya la huelga desde los primeros días. “Ese fue el grupo que la firmó. Con Ríos hablé por teléfono esta semana en dos ocasiones y me contó detalles”.
La carta citada por Moreno y Mora fue firmada por 24 inmigrantes. Aseguran que la huelga se trata de una “lucha noble” y que la llevan a cabo “aunque no nos toque el beneficio”. Le piden al presidente Barack Obama que “utilice su facultad presidencial y ordene el alto total de las injustas deportaciones que separan familias, destruyen hogares y traen incertidumbre, inseguridad e infeliz futuro de nuestros hijos, nuestros seres queridos”.
También piden que no sean tratados como “delincuentes de lo peor” y señalan que han sido privados de sus libertades “en nombre de leyes que no tienen sustento moral” porque fueron creadas “en momentos de terror y confusión”.
“Somos gente honrada, trabajadora y pacífica que, si bien se han cometido faltas menores o administrativas, lejos están de que merezcamos el calificativo de delincuentes”, puntualizan.
La permanencia indocumentada en Estados Unidos es una falta de carácter civil no criminal, advierten abogados consultados por UnivisionNoticias.com.
La carta de Corley
En Corley las demandas son similares. Solicitan al gobierno que paren las deportaciones, que a los detenidos se les de “un trato justo” y que se les provea “con información fidedigna y transparente en cuanto a cada caso debido a que, muchos de los detenidos son obligados a firmar la deportación bajo presión y mentiras”, y muchos llevan “más de un año sin definir sus casos”.
También piden que se reduzca el numero de detenidos por celda y que los inmigrantes presos “no sean juzgados por cosas anteriores que fueron absueltos en los diferentes  condados y cortes estatales debido a que, muchos de los casos fueron ya juzgados en su momento, cerrados hace varios años, incluso 15 o 20 años atrás”.
“Muchos de los detenidos vienen de pagar condenas en las cárceles locales, estatales y federales y son remitidos a inmigración para que sean procesados”, señalan.
En la última petición piden “que la policía local y estatal deje de cooperar con el departamento de inmigración”, en referencia al programa federal Comunidades Seguras (Secure Communities), que opera bajo el mando de ICE.
“Sólo los abogados o los pastores y sacerdotes autorizados pueden ir a verlos y estar un momento con ellos”, dijo Cáceres. “Necesito que mi esposo salga. Me dijeron que él no hizo un trámite para pedir perdón por un caso anterior y que por eso se lo llevaron. Ya lleva un año”.
Visita a puertas cerradas
El jueves, en el día 14 de la huelga de hambre en Tacoma, el congresista demócrata Adam Smith (Washington), visitó el Centro de Detención del Noroeste de ICE en Tacoma y habló con algunos de los detenidos que realizan la huelga de hambre, reportó The News Tribune en su página digital.
El diario dijo que Smith se reunió con tres detenidos y que la visita fue cerrada a los periodistas.
"Creo que hay preocupaciones legítimas sobre las condiciones en las instalaciones", declaró el congresista al término del encuentro. “Creo que ellos plantearon algunas cuestiones legítimas. Mi mayor preocupación es que no existen normas legislativas para garantizar las condiciones que deberían darse” en los centros de detención de inmigrantes de ICE.
Smith mencionó una de las denuncias de los huelguistas, que ganan un salario de $1 la hora por trabajos “voluntarios”, y los altos precios del economato que los abastece de productos esenciales tales como artículos de aseo personal, agregó el diario.
El miércoles ICE dijo que dos detenidos permanecieron bajo observación médica y que, de vez en cuando, estaban ingiriendo alimentos.
Alarma por las deportaciones
Smith también mencionó la preocupación por el alto número de deportaciones que lleva a cabo el gobierno federal. "Un poco más de discreción en este asunto es algo que creo que tendría sentido”, señaló. “Para mantener a las familias juntas y no destruirlas”.
La semana pasada la Casa Blanca anunció que Obama le pidió al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, un informe para revisar la política de deportaciones y hacerla más humana. El viernes ICE confirmó a Univision que en los primeros 159 días del año fiscal 2014 ha deportado a 129.361 indocumentados.
Al 8 de marzo, en lo que va del gobierno de Obama han sido deportados 2.087.456 indocumentados y el 40% no tenía ningún tipo de antecedentes criminales.
El congresista demócrata también dijo que el siguiente paso será revisar las auditorías de las instalaciones del Centro de Detención Noroeste de ICE en Tacoma, que es administrado por GEO Group.
A través de un correo electrónico despachado el miércoles, GEO Group dijo que “todas las instalaciones bajo contrato directo con ICE son auditadas e inspeccionadas de forma rutinaria y sin previo aviso”. Y que también son auditados de manera independiente por la Asociación Americana de Correccionales, la principal agencia de acreditación independiente de centros de detención en Estados Unidos, reportó el diario.
Mesa redonda
El viernes, un grupo de activistas fue invitado por funcionarios de ICE y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para asistir a una mesa redonda donde se presentaron las denuncias de los internos.
“Esta reunión ocurrió por presión nuestra. Y en vez de llamarle negociaciones, ellos (el gobierno federal) le denominó mesa redonda y trajeron su propia agenda”, dijo Mora.
Agregó que “se expusieron las exigencias de la huelga de hambre, incluyendo la mejora de las condiciones en el centro de detención, mayor acceso a fianzas para obtener la libertad, y el fin de las deportaciones”.
También se habló de teléfonos para que los internos puedan comunicarse con el exterior del recinto y los precios del economato.
Latino Advocacy dijo que en la reunión participaron los líderes del movimiento, Ramón Méndez Pascual y Jesús Gaspar Navarro, quienes al viernes llevaban 15 días en huelga de hambre.
“Estamos alentados por la voluntad de ICE para investigar estas demandas”, dijo Mora. “Esperamos que en un plazo prudencial haya respuestas. Cada día que pasa, sin que se vean los cambios, se pone aún más en riesgo la salud de los huelguistas de hambre”, apuntó.
ICE confirmó la celebración de la mesa redonda el viernes en Seattle, un día después de la visita del congresista Smith.
©Univision.com
Comentarios