Sólo dos miembros del grupo que pidió asilo en la frontera de San Diego están libre

Univision.com | Mar 21, 2014 | 1:05 PM

El resto de integrantes del #BringThemHome permanecen en centros de detención de ICE en California, Arizona y Pensilvania.

Por Jorge Cancino
““Ellos no pueden ser deportados, ya que están en espera de una Corte de Inmigración.”
De los 130 inmigrantes que se presentaron en la frontera de La Mesa de Otay en San Diego, California, sólo dos están libres con una visa humanitaria, Elvira Arellano y Mónica Mejía. Un tercero, Dolores Lara, fue deportado a México a las pocas horas de pedir asilo.
“El resto permanece detenido”, dijo a UnivisionNoticias.com Dulce Guerrero, del National Immigrant Youth Aliance (NIYA), grupo que organizó el movimiento de protesta.
En total unos 130 inmigrantes participaron en los pedidos masivos de asilo que comenzaron el 10 de marzo. El grupo lo integran “80 adultos y 30 niños”, reportó el diario Chicago Tribune. Guerrero dijo que “no tenemos el dato exacto, pero se trata de 100 familias”.
La activista dijo además que los detenidos fueron trasladados a centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) “en California, Arizona y uno familiar en Pensilvania” y que “todavía estamos esperando una respuesta para saber qué sucederá con ellos”.
“Fueron aproximadamente 150 los que se presentaron al puesto fronterizo”, dijo Enrique Morones, fundador del grupo Angeles de la Frontera, que respalda el movimiento #BringThemHome (Tráiganlos de regreso a casa) coordinado por NIYA y DreamActivist. “No nos han entregado todos los números, pero vamos a seguir presionando hasta que sean puestos en libertad”.

La activista recibió el permiso de ingreso humanitario y cumplió el sueño de reunirse con su familia.

#BringThemHome lanzó la ofensiva 2014 el pasado 10 de marzo, cuando un primer grupo de 35 dreamers y niños llegaron al puesto fronterizo y solicitó asilo político y visas humanitarias para regresar al país y reunificarse con sus familias.
La mayoría de los dreamers habían sido deportados con anterioridad.
En junio y septiembre del año pasado el movimiento llevó a cabo dos manifestaciones similares, una en Arizona y otra en Texas, con el mismo propósito. En el primer cruce se presentaron nueve soñadores y en el segundo 34. La mayoría fueron liberados luego que el gobierno aceptó revisar sus peticiones de asilo.
“El servicio de inmigración tiene la discreción de dejarlos libres. Nosotros estamos esperando que el gobierno haga lo correcto”, dijo Guerrero.
Por “lo correcto” NIYA entiende que la totalidad de las peticiones de asilo sean cursadas y que un juez de inmigración les permita quedarse en Estados Unidos.
Acerca de planes futuros, NIYA dijo que “hasta ahora nos enfocamos con este grupo de familias. Veremos que continuará en los próximos meses”.
Los dreamers y familiares que han participado en el movimiento #BringThemHome y fueron liberados “permanecen en libertad condicional en espera de presentarse ante un juez de inmigración para resolver sus casos", dijo el abogado Ezequiel Hernández.
“Ellos no pueden ser deportados, ya que están en espera de una Corte de Inmigración bajo la jurisdicción del Departamento de Justicia. Tampoco pueden viajar afuera del país, pero sí pueden trabajar legalmente después de que tramiten un permiso de trabajo sobe la base de que están en espera de su cita en Corte”, agregó.
También “pueden sacar una licencia de manejar en base al permiso de trabajo”, añadió.
De acuerdo con la lista de espera de casos en las cortes de inmigración, los dreamers tendrían una primera audiencia en 2014 “y la última en 2017. Durante todo este tiempo ellos no tendrán estatus, permanecen en proceso de deportación”, señaló.
Del día en Corte, Hernández dijo que “tendrán que demostrar que caben en una clase social especial por la cual, si regresan a sus países natales, sus vidas sufrirían peligro, incluso hasta la muerte”.
©Univision.com
Comentarios