La caravana Fast for Families llega a Miami

Univision.com | Mar 21, 2014 | 10:53 AM

Activistas por la reforma migratoria no se detienen a pesar que en Washington DC nadie habla del tema.

La caravana Fast for families, que recorre más de 70 distritos electorales republicanos en una treintena de estados para exigir un voto por la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, arribó a Miami el jueves.
“A bordo de uno de los autobuses, que partió de Los Angeles el 24 de febrero, viaja un grupo de act”
A bordo de uno de los autobuses, que partió de Los Angeles el 24 de febrero, viaja un grupo de activistas encabezado por el sindicalista Eliseo Medina. Los activistas se dirigen a Washington DC para presionar “en casa” al Congreso y pedirle al presidente Barack Obama que frene las deportaciones.
El grupo se reunirá el viernes en sede de la facultad de Derecho de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés), para participar en un foro junto a los congresistas Nancy Pelosi (California, líder de la minoría demócrata en la Cámara) y Joe García (D-Florida).
También estarán presentes representantes de organizaciones pro inmigrantes del sur del Estado, quienes claman por una reforma migratoria en el curso del 2014 que saque de las sombras a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.
El foro estará enfocado en “las perspectivas de una reforma migratoria” este año en el Congreso, dijeron los organizadores de la reunión.

Activistas como Eliseo Medina, ex secretario de SEIU, están luchando para que la ley pro-migrantes sea aprobada cuanto antes en el Congreso.

El autobús que llegó a Miami ha recorrido desde finales de febrero 25 distritos electorales controlados por republicanos en la Cámara de Representantes. Un segundo autobús, que salió en la misma fecha del norte de Los Angeles, se dirige rumbo Washington DC por estados den centro norte del país con alta presencia hispana.
En los lugares donde se detiene la caravana los activistas se reúnen con electores y funcionarios electos, incluyendo a los miembros del Congreso y los legisladores, para empujar la reforma migratoria este año.
La reunión de este viernes se lleva a cabo en momentos que el debate sigue estancado en la Cámara de Representantes y el gobierno del presidente Barack Obama revisa la política de deportaciones.
"Tenemos una crisis moral en nuestras manos que nuestros líderes electos no pueden seguir ignorando", comentó Eliseo Medina. "Es hora de que traigan una solución duradera y de que acaben con el sufrimiento de nuestras comunidades de una vez por todas".
El movimiento llevó a cabo una huelga de hambre de casi cuatro semanas en la explanada del Capitolio entre noviembre y diciembre del año pasado en apoyo a la reforma migratoria y en demanda de un freno a las deportaciones.
“Vamos a seguir empujando todo el tiempo por la reforma migratoria”, dijo Medina, quien hasta octubre ocupó el cago de secretario-tesorero del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU) y renunció para dedicarse por completo la lucha por la legalización de los indocumentados.
“Parte de esto es el juego político”, agregó en referencia al clima de incertidumbre reinante. “Se desanima la gente, claro que sí, pero así es la lucha por conseguir nuestros derechos. Hay altos y bajos, momentos como este, pero es ahí donde surge el valor y las ganas de no rendirse. Seguimos como siempre. Es una lucha reñida”, dijo.
Los congresistas Pelosi y García patrocinaron a comienzos de octubre del año pasado el proyecto de ley HR15, una propuesta de reforma migratoria basada en la iniciativa S. 744 que el Senado aprobó el 27 de junio y que incluye un camino a la ciudadanía para los indocumentados.
El HR15 modificó una polémica enmienda republicana de seguridad que agrega $30 mil millones al presupuesto para la seguridad fronteriza. Los fondos serían empleados en la construcción de muros, la contratación de 20 mil nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza y la instalación de un complejo y moderno sistema de vigilancia digital en la frontera con México, entre otras medidas.
Según la Casa Blanca y los demócratas, el HR15 cuenta con los votos necesarios (218) para ser aprobado en la Cámara de Representantes, pero el liderazgo republicano sostiene que para ser llevado al pleno debe primero cumplir con la regla Hastert, que exige tener el apoyo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos republicanos.
“No hay los votos en la Cámara de Representantes para pasar lo que pasó en el Senado”, dijo recientemente el congresista republicano de Idaho Raúl Labrador al programa Al Punto de la cadena Univision. “Hay dos o tres republicanos que votarían por eso”, agregó.
Fuentes demócratas han asegurado que 195 de los 201 asientos que ocupan en la Cámara respaldan el proyecto de Pelosi y García. Sumados a los votos que dice Labrador, se llega a 204, una cifra menor a los 218 mínimos que se requieren para conseguir la mayoría simple y convertir la reforma migratoria en ley.
Medina dijo que el movimiento Fast for Families no se detendrá y que hasta ahora con la caravana se ha unido “mucha gente nueva que antes no estaba participando. Lo hacen por primera vez”, y que entre ellos destaca el papel de los evangelistas latinos.
En total la caravana recorrerá 30 estados, entre ellos California, Nevada, Arizona, Texas, Illinois, Florida, Utah, Colorado, Oklahoma, Ohio, Georgia, Nueva York, Nueva Jersey, Carlina del Sur y Carolina del Norte, todos ellos con alta concentración de hispanos.
“En cada distrito que estamos visitando dejamos gente que a partir de ahora va a seguir este movimiento. Nuestra meta es que todos sepan que esta cuestión no se acaba, que la reforma migratoria está viva y que en cualquier momento tendrán que reactivar el debate”, indicó el activista.
“Según vamos caminando vamos a ver más apertura”, dijo Medina en alusión al poder del voto latino, que en las últimas elecciones fue determinante para decidir al inquilino de la Casa Blanca.
Los republicanos “saben que nosotros (los latinos) no nos vamos a detener”, dijo Medina.
©Univision.com
Comentarios