Fallo a favor de estudiantes indocumentados

AFP | Nov 16, 2010 | 9:43 AM

Residentes del estado seguirán con tarifas preferenciales

LOS ÁNGELES - La Corte Suprema de California emitió un fallo el lunes que favorece a los estudiantes indocumentados de educación superior, porque les permite seguir beneficiándose de matrículas con tarifas preferenciales como estipula la ley local para los residentes del estado.
En California -y otras partes de Estados Unidos- las universidades públicas y los centros de enseñanza técnica tienen tarifas más bajas para las matrículas de los habitantes del estado ($11,000 al año, por ejemplo), a veces incluso más de la mitad de lo que pagan aquellos que provienen de otra región del país ($23,000 al año), y mucho más baja que para los extranjeros (por encima de los $30,000 al año).
Los precios de las matrículas varían por universidad, por instituto técnico y por carreras.
El presupuesto estimado por un estudiante en el año académico 2010-2011 de la prestigiosa Universidad de Berkeley (norte de California) es de $34,286 por año para estudiantes residentes en California y $49,526 anuales para no residentes.
Prevalece la ley
En el fallo de este lunes -escrito por el juez Ming W. Chin, uno de los miembros más conservadores del panel de magistrados- se indicó que por unanimidad habían decido mantener lo estipulado en la ley de California, que "garantiza tarifas más bajas para estudiantes que asistieron al menos tres años a los liceos públicos del Estado y que se graduaron en ellos".
Por tanto, esta legislación de California "no contradice la prohibición federal de otorgar beneficios a los inmigrantes ilegales en base a la residencia", apuntó el fallo.
Un grupo que se opone a la inmigración indocumentada desafió esta ley de California en nombre de estudiantes estadounidenses que pagan tarifas más altas por venir de otros estados del país.
Doble victoria
El litigio llamado "Martinez VS. UC Regents" comenzó hace un mes en una corte de la ciudad de Fresno, y los demandantes ganaron en primera instancia pero el estado de California a apeló aquel fallo.
Según los demandantes, esta diferencia de matrículas con estudiantes sin papeles pero educados -una mayoría desde el pre escolar- en el sistema público, violaba la ley federal.
En base a la ley federal, los estudiantes sin papeles no pueden acceder a ningún tipo de beca para pagar sus estudios.
Se estima que en California unos 25,000 estudiantes indocumentados pagan tarifas como residentes del estado.
Ahora el Dream Act
Para la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU), el fallo reconoce que "el único interés del Estado es alentar a todos los estudiantes de los liceos de California a graduarse, incluyendo a los estudiantes indocumentados, para continuar en educación superior".
Para el presidente del Fondo Mexicano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF), Thomas A. Saenz, "la decisión del Tribunal significa que en California las instituciones de educación superior seguirán siendo reforzadas por la inclusión de algunos de los estudiantes más brillantes y más exitosos de nuestro estado, que simplemente carecen de estatus legal debido a un fallo en el país para promulgar la ampliamente apoyada Dream Act".
El Dream Act o Acta del Sueño, un proyecto de ley que sale a relucir en las campañas electorales como Reforma Migratoria, facilitaría obtener la ciudadanía estadounidense a estudiantes indocumentados que hayan llegado al país como menores de edad.
©AFP
Commentarios