Los cargos que afrontará el responsable de la tragedia en el SXSW

EFE | Mar 14, 2014 | 12:16 PM
El festival multidisciplinar South by Southwest (SXSW) de Austin (Texas, Estados Unidos) encara su segundo y último fin de semana con la organización y los asistentes conmocionados después de que un conductor ebrio arrollara a decenas de personas en la madrugada y dejara dos muertos y 23 heridos.
“El conductor afrontará los cargos de dos delitos capitales”
La calle Red River permaneció parcialmente cerrada a los transeúntes Durante la jornada del jueves, la policía local prosiguió con la investigación.
Una de las arterias del festival, la calle Red River, permaneció parcialmente cerrada a los transeúntes y no fue extraño ver llorar a algunos de los centenares de voluntarios que se vuelcan cada año en el festival.
La tragedia la provocó un conductor de 21 años, censado en la localidad texana de Killeen, que trató de evitar un control de alcoholemia en el centro de la ciudad, pasada la medianoche del miércoles al jueves y en pleno bullicio de las actuaciones musicales nocturnas.
Dos personas murieron en el acto. Una de ellas era un participante del festival, de nacionalidad holandesa, que trabajaba de músico y agente musical,y que iba en bici en el momento del choque. La otra era una vecina de Austin que circulaba en una motocicleta, según informó el diario local "Austin American-Statesman".
Según el diario, que cita al hermano del autor de los hechos, el conductor había participado en una actuación en un local del este de Austin esa misma tarde, en una de las decenas de actividades paralelas al festival.
Delitos capitales
El conductor, que fue tratado por heridas menores en un centro médico universitario de la ciudad, afrontará los cargos de dos delitos capitales y 23 delitos más de asalto agravado, según informó la policía de Austin.
Los organizadores abrirán en la misma sede un centro de apoyo emocional a residentes, visitantes y, especialmente, testigos de la tragedia Un total de 23 personas fueron trasladadas a hospitales de la zona y, a última hora de este jueves, la atención se centraba en tres heridos en situación crítica, especialmente por golpes en la cabeza, y otros tres fuera de peligro, pero con afectaciones en la espina dorsal y en la cabeza.
Una de las portavoces del festival, Kelly Krause, escribió en un comunicado que la dirección del certamen mandaba sus "pensamientos y plegarias por los afectados por la tragedia" y subrayó que toda la programación se mantenía, pese algún cambio de ubicación de algún concierto.
A última hora del jueves, los organizadores anunciaron la colaboración de SXSW con la Cruz Roja y el Ayuntamiento de Austin para activar este viernes y sábado un centro de apoyo emocional a residentes, visitantes y, especialmente, testigos de la tragedia.
El apoyo emocional se hará en el Centro de Convenciones de Austin, epicentro del festival, y por teléfono, además de poner en marcha una recogida de donaciones para los afectados.
"Las investigaciones apuntan a un conductor bebido. Si es así, ese hecho me enfurece", dijo el alcalde de la ciudad, Lee Leffingwell, en un comunicado.
"Conducir bebido es inaceptable en cualquier caso y eso puede llevar a consecuencias mortales".
©EFE
Commentarios