Pelosi se suma a la lista de quienes le piden a Obama que pare las deportaciones

Univision.com | Mar 08, 2014 | 9:05 AM

Crece la presión sobre Barack Obama para que ordene un freno a la expulsión de inmigrantes indocumentados.

Por Jorge Cancino
“El sistema de deportaciones actual es una barbaridad y una tragedia.”
La jefa de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes se sumó a la lista de quienes le piden al presidente Barack Obama que pare las deportaciones, que durante su primera administración rompieron cuatro récords sucesivos.
La congresista Nancy Pelosi (California) dijo el viernes que "se lo hemos dicho desde hace mucho tiempo" al mandatario que pare las deportaciones de inmigrantes. "Si no han infringido la ley, exceptuando las relacionadas con su estatus inmigratorio, no los deberían deportar".
Durante el año fiscal 2013 la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE, por sus siglas en inglés) deportó a 368.644 inmigrantes indocumentados y de ellos, según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el 40% no tenía antecedentes criminales.
Entre 2009 y 2012 la agencia federal deportó un promedio anual de 400.000 con el mismo porcentaje de personas sin récord criminal, según el gobierno. La cifra equivale a 1.220 indocumentados diarios expulsados por ICE.
Pelosi habló del tema durante una conferencia de prensa en Los Angeles, California, luego de reunirse con otros congresistas y activistas que respaldan la reforma migratoria.

Ricardo Arambarri analiza noticias de la semana, entre ellas acusaciones a Obama por deportaciones y Ucrania.

Demócratas nerviosos
El martes, los senadores demócratas Bob Menéndez (Nueva Jersey) y Dick Durbin (Illinois), ambos del Grupo de los Ocho que redactó el proyecto de ley S. 744 que aprobó el pleno del Senado el 27 de junio, alzaron sus voces para protestar por el alto número de deportados y le pidieron a Obama un freno inmediato.
“Mientras seguimos esperando a que la Cámara de Representantes se despierte y pase la reforma migratoria, insto al presidente a tomar medidas hoy para detener deportaciones innecesarias que están separando a nuestras familias y comunidades”, dijo Menéndez durante un acto organizado por el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), la principal organización hispana de Estados Unidos.
El Senador por Nueva Jersey agregó que “el sistema de deportaciones actual es una barbaridad y una tragedia. Y a medida que continuamos nuestra lucha para convertir nuestra meta compartida de una reforma migratoria en realidad, debemos tomar medidas administrativas adicionales para mantener la unidad familiar mediante la concesión de discreción fiscal y un alto a las deportaciones de personas que son familiares de ciudadanos estadounidenses, residentes (legales permanentes) y dreamers”.
Un pedido similar ha venido haciendo el legislador Luis Gutiérrez (D-Illinois), uno de los integrantes del grupo que en la Cámara de Representantes trabajó en un grupo bipartidista que durante meses elaboró de un plan de reforma migratoria que nunca vio la luz del día.

El embajador de México en Washington considera que la captura de Chapo Guzmán es un éxito.

Deportador en jefe
A los pedidos de los congresistas, esta semana se sumó también la presidenta de La Raza, Janet Murguía, quien el martes llamó a Obama el “deportador en jefe” por la cifra de deportados durante su gobierno que se acerca a los 2 millones.
Un alto asesor de Obama llamó por teléfono a Murguía para protestar por el señalamiento.
“Pensamos que el presidente sí ha sido un campeón de la reforma legislativa (en alusión a los esfuerzos por aprobar un plan en ambas cámaras) y lo felicitamos por eso, pero lo que queremos es que también sea el campeón de la reforma administrativa, porque sí pensamos que él puede hacer más y tiene la discreción de hacer más en vitar deportaciones innecesarias”, dijo Murguía al periodista Jorge Ramos en el programa Al Punto, entrevista que será transmitida este domingo por la cadena Univision.
A su vez, el movimiento “Fast for Families”, que lidera la caravana de buses por la reforma migratoria, sigue rumbo a Washington DC para pedirle al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes que destrabe el debate y la Casa Blanca que pare las deportaciones.

El Presidente Obama explicó que la información de inscripciones a ObamaCare no es compartida con inmigración

La caravana recorre unos 100 distritos electorales controlados por los republicanos en los estados de California, Nevada, Arizona, Texas, Illinois, Florida, Utah, Colorado, Oklahoma, Ohio, Georgia, Nueva York, Nueva Jersey, Carlina del Sur y Carolina del Norte, todos ellos con alta concentración de hispanos.
“En cada distrito que estamos visitando dejamos gente que a partir de ahora va a seguir este movimiento. Nuestra meta es que todos sepan que esta cuestión no se acaba, que la reforma migratoria está viva y que en cualquier momento tendrán que reactivar el debate”, dijo a UnivisionNoticias.com el sindicalista Eliseo Medina, uno de los activistas que lidera el movimiento.
Siga aquí el recorrido de la caravana.
Ayuda del Papa
En California, mientras tanto, un grupo integrado por una veintena de activistas, entre ellos tres niños hijos de padres indocumentados, alistan un viaje al Vaticano para pedirle al Papa Francisco que interceda ante Obama para que detenga las deportaciones, y ante el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes para que apruebe un plan de reforma migratoria como el votado por el Senado en junio y que incluye un camino a la ciudadanía.
También le entregarán al Pontífice más 1.000 cartas escritas por niños católicos y no católicos hijos de padres indocumentados, muchos de os cuales han sido deportados por ICE.
El encuentro está previsto para el 26 de marzo, un día antes que el Sumo Pontífice reciba a Obama.
“Nos reuniremos con el Papa Francisco y le pediremos que ayude a empujar la reforma, y al gobierno que pare las deportaciones”, confirmó Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA en Los Angeles, California.
Los senadores Chuck Schumer (Nueva York) y Tom Harkin (Iowa) también le pidieron esta semana al presidente que pare las deportaciones.
La postura de Obama
Pero Obama no cede en su postura. Durante un programa en vivo, el jueves, organizado por la campaña Asegúrate, en asociación con Univision, Telemundo e Imprimedia, encuentro donde se difundió información clave acerca de la nueva ley de salud y su impacto en la comunidad hispana durante el último mes de inscripción abierta, el mandatario dijo que hasta que el Congreso actúe “yo estoy limitado en lo que puedo hacer” sobre las deportaciones, y señaló que su gobierno seguirá concentrándose en la gente vinculada a “acciones criminales”, como las pandillas o personas con antecedentes penales.
Agregó que las autoridades de inmigración también se concentrarán en los “dreamers” para que no sean deportados, y aseguró que en el campo de las deportaciones “he llegado al límite la discrecionalidad de mi cargo”, señalando que en todo momento durante su gobierno ha estado cumpliendo con lo que dice la ley.
“Yo no puedo ignorar la ley. Por eso es tan importante que haya una reforma migratoria amplia”, dijo.
Murguía respondió que “el presidente dice que no tiene otra opción sino de una reforma legislativa para parar esas deportaciones. Y nosotros pensamos que el sí tiene. Nosotros no estamos de acuerdo con esto. Nuestra opinión es que sí puede y tiene más autoridad que no la está usando” para parar las deportaciones de indocumentados. “Nadie le está pidiendo al presidente que ignore la ley o que proteja a criminales”, precisó.
Las organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos La Raza, reiteran que entre seis a siete de cada 10 deportados por el gobierno no tenían antecedentes que pusieran en riesgo la seguridad nacional y calificaban para regularizar sus permanencias con un plan de reforma como el aprobado por el Senado.
La estadía indocumentada en Estados Unidos es una falta de carácter civil no criminal, recuerdan organizaciones de derechos civiles.
©Univision.com
Comentarios