Decenas de familias intentarán de pedir asilo en la frontera de San Diego, California

Univision.com | Mar 10, 2014 | 8:24 AM

SIGUIENTE:

Decenas de familias con integrantes que han sido deportados de Estados Unidos tratarán de reingresar al país

Movimiento de dreamers volverá a poner en aprietos al gobierno de Obama.

Decenas de familias con integrantes que han sido deportados de Estados Unidos tratarán de reingresar al país masivamente como asilados políticos este lunes.
“Ellos no pueden ser deportados ya que están en espera de una Corte de Inmigración.”
El grupo está integrado por entre 150 y 200 personas, entre niños, jóvenes y padres de familia.
La acción es parte de una estrategia organizada por un movimiento de dreamers que en 2013 en dos ocasiones puso en aprietos a las autoridades de inmigración y al gobierno federal.
El grupo se presentará en el cruce de la Mesa de Otay, en la frontera con San Diego, donde pedirá asilo y visas humanitarias, dijo Mohammad Abdulahi, vocero de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA).
NIYA explicó que el pedido de asilo es el tercer intento del movimiento impulsado por el grupo DreamActivist bajo el lema Bring Them Home (tráiganlos de regreso a casa), que se inició a mediados de 2013.
La primera protesta se llevó a cabo el 22 de julio cuando 9 soñadores -tres de ellos se encontraban en Estados Unidos y salieron del país en la víspera sin permiso para sumarse al grupo- se presentaron en la frontera.
Los nueve pidieron asilo, pero fueron arrestados y trasladados al centro de detención de Eloy, en Tucson, a cago de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
A mediados de agosto el grupo fue liberado y el gobierno anunció que sus peticiones de asilo se encontraban en proceso.
El 30 de septiembre un grupo de 34 dreamers se presentó en el cruce fronterizo de ladero, Texas, con el mismo propósito. Los 34 fueron detenidos y enviados a un centro de detención de ICE en El Paso.
Tras varios días de encierro y la deportación de tres manifestantes, el resto fue liberado en distintas fechas y sus peticiones están siendo procesadas.
De los 34 que integraron el segundo grupo, 25 pasaron años en Estados Unidos a donde los trajeron sin autorización cuando eran niños. Exigen que se les permita regresar y continuar con sus vidas porque se sienten estadounidenses.
NIYA dijo que el grupo que intentará entrar al país el 10 de marzo está integrado por unas 100 familias. “Estamos apostando todo, ¿qué más podemos hacer?”, dijo al diario La Opinión Gustavo Suárez, padre de dos niñas estadounidenses de 10 y 13 años que quieren estudiar arqueología o ser parte de la Armada estadounidense, su país de nacimiento.
Los Juárez regresaron a México después de la deportación del padre en 2010, cuando su patrón en San Luis Missouri lo requirió para legalizarlo por su calidad en la herrería; en lugar de eso,  ICE lo deportó, dijo el diario.
Los dreamers que han participado en el movimiento, fueron arrestados y luego liberados, permanecen en libertad condicional en espera de presentarse ante un juez de inmigración para resolver sus casos de asilo.
“Lo que significa es que ellos pueden esperar el proceso de su asilo o esperar las cortes de inmigración en libertad”, explicó a NoticiasUnivision.com el abogado Ezequiel Hernández.
“Ellos no pueden ser deportados ya que están en espera de una Corte de Inmigración bajo la jurisdicción del Departamento de Justicia. Tampoco pueden viajar afuera de Estados Unidos pero sí podrán trabajar legalmente después de que tramiten un permiso de trabajo sobe la base de que están en espera de su cita en Corte”, agregó.
Hernández también dijo que los nueve dreamers “pueden sacar una licencia de manejar en base al permiso de trabajo”.
De acuerdo con la lista de espera de casos en las cortes de inmigración, los nueve dreamers tendrían una primera audiencia en 2014 “y la última en 2017. Durante todo este tiempo ellos no tendrán estatus, permanecen en proceso de deportación”, señaló Hernández.
Del día en Corte, el abogado dijo: “Este es el reto. Ellos tendrán que demostrar que caben en una clase social especial por la cual, si regresan a sus países natales, sus vidas sufrirían peligro, incluso hasta la muerte”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios