Un senador del Grupo de los Ocho le pide a Obama que pare las deportaciones

Univision.com | Mar 05, 2014 | 4:23 PM

Asegura que en la Cámara de Representantes hay voluntad y votos para aprobar un plan integral.

Uno de los senadores que integró el Grupo de los Ocho que el año pasado redactó el plan de reforma migratoria S. 744 aprobado por el pleno en junio, le pidió al presidente Barack Obama que ponga un freno a las deportaciones.
“Que nadie se equivoque, todavía tenemos un amplio consenso bipartidista a favor de la reforma.”
Durante un discurso ante el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el principal grupo hispano de Estados Unidos, Bob Menéndez (demócrata por Nueva Jersey), instó al mandatario a suministrar alivio de deportaciones a las familias de estatus mixto que continúan siendo separadas.
Menéndez especificó que el gobierno debe poner en vigor “un cese a las deportaciones de los familiares inmediatos de ciudadanos americanos, DREAMers y residentes permanentes legales” (LPR, por sus siglas en ingles).
Durante la primera administración de Obama (2009-2012) la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó un promedio de 400 mil indocumentados cada año, unos 1.220 diarios. De ellos, aseguró la agencia, el 40% no tenía antecedentes criminales.

El presidente Obama pierde el apoyo de organizaciones latinas gracias al gran número de deportaciones.

Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos La Raza, reiteran que entre seis y siete de cada 10 deportados por Obama no tenían antecedentes que pudieran en riesgo la seguridad nacional y calificaban para regularizar sus estados de permanencia si el Congreso aprueba el proyecto S. 744.
No más separaciones
"Mientras seguimos esperando a que la Cámara de Representantes se despierte y pase la reforma migratoria, insto al Presidente a tomar medidas hoy para detener deportaciones innecesarias que están separando a nuestras familias y comunidades", dijo Menéndez.
El senador por Nueva Jersey agregó que "el sistema de deportaciones actual es una barbaridad y una tragedia. Y a medida que continuamos nuestra lucha para convertir nuestra meta compartida de una reforma migratoria en realidad, debemos tomar medidas administrativas adicionales para mantener la unidad familiar, mediante la concesión de discreción fiscal y un alto a las deportaciones de personas que son familiares de ciudadanos americanos, residentes y DREAMers”.
“Que nadie se equivoque, todavía tenemos un amplio consenso bipartidista a favor de una reforma migratoria integral, y la verdadera responsabilidad de una solución permanente sigue en manos del Presidente de la Cámara de Representantes John Boehner”, apuntó.
La postura republicana
En vísperas de la aprobación en el Senado del plan S. 744, el 27 de junio del año pasado, el liderazgo republicano encabezado por Boehner (Ohio) advirtió que debatiría un plan propio y que lo haría por partes sin que ninguna de ellas garantice la ciudadanía.
Siete meses después a finales de enero, Boehner entregó una lista de principios de la reforma migratoria. El documento enfatizó en la seguridad fronteriza e incluyó un duro camino a la legalización para indocumentados sin antecedentes criminales y que paguen importantes multas.
Una semana después Boehner dijo que había serias dudas de debatir la reforma en el 2014. El anuncio cerró las probabilidades de un voto este año, a pesar que la Casa Blanca y los demócratas sostienen que cuentan con el respaldo bipartidista necesario para aprobar la reforma migratoria en cualquier momento.
Solución temporal
Mientras los republicanos toman una decisión en ese sentido, Menéndez dijo que Obama puede adoptar una decisión temporal donde las agencias federales darían “dar prioridad a la deportación de criminales serios sobre las familias, una política que el Departamento de Seguridad había sugerido que iba a hacer, pero no lo ha implementado de una manera efectiva”.
Menéndez también dijo que apoya “las reformas adicionales a nuestro sistema de detención, como la construcción de una mayor discreción en el sistema para que personas detenidas puedan ser liberadas si no representan un peligro para la comunidad".
“Hace apenas dos semanas mi oficina tuvo que pedirle a ICE que reconsiderara la deportación injusta de un hombre de Nueva Jersey sin antecedentes penales y tres niños con ciudadanía de los Estados Unidos, uno de los cuales está muy enfermo y en necesidad médica de su padre. ¿Alguien piensa que un ciudadano honrado como Carlos debería de ser deportado antes de que se deporte a un criminal? No, nadie piensa eso, sin embargo, eso es lo que está sucediendo”, protestó el congresista.
Carlos Oliva-Guillén fue liberado y podrá quedarse en el país para atender a su familia y su hijo enfermo. El inmigrante entró a Estados Unidos a los 16 años de edad y carece de antecedentes criminales.
Proyecto sobre la mesa
El plan S.744 que aprobó el Senado en junio incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y no tienen antecedentes penales.
Quienes califiquen deberán pagar multas para entrar en un estado de residencia provisional (RPI) por espacio de 10 años al término de los cuales podrán pedir la residencia. Tres años después estarán facultados para gestionar la ciudadanía.
Menéndez no pierde la esperanza en que la Cámara de Representantes al final del día aprobará un plan similar.
En octubre un grupo de demócratas presentó en la Cámara el proyecto HR 15 basado en el plan del Senado pero con cambios en una dura enmienda de seguridad requerida por los republicanos que agregaba $30 mil millones al presupuesto de seguridad.
Los republicanos frenaron el plan e insisten en que debatirán un proyecto propio, pero no dan garantías de que lo hagan este año.
©Univision.com
Commentarios