Perdió 80 mil dólares por la indiscreción de su hija en Facebook

Univision.com | Mar 04, 2014 | 9:40 AM
Patrick Snay, de 69 años, trabajaba como director de la escuela preparatoria Gulliver. Pero esos años de estabilidad se terminaron cuando presentó una denuncia por discriminación laboral. ¿La causa? Por su edad no le fue renovado su contrato.
“En Gullliver habían tomado represalias contra la pequeña. Ella estaba muy preocupada al respecto”
Todo comenzó en noviembre del 2011 cuando la escuela y Snay llegaron a un acuerdo: el hombre recibiría 10 mil dólares como salario retroactivo y además 80 mil dólares en compensación. Esto no fue todo. El grupo de Gulliver Schools aceptó que le extendería un cheque de 60 mil dólares para para pagar los gastos de sus abogados.
Snay estaba satisfecho con lo que había logrado, pero con lo que no contaba era que su hija publicaría toda la historia en la red social Facebook: "Mamá y papá ganaron el caso contra Gulliver. Ahora Gulliver pagará oficialmente mis vacaciones en Europa este verano".
La joven tiene alrededor de 1,200 seguidores, entre los que se encuentran exestudiantes y actuales estudiantes de la escuela. Como era de esperarse, la noticia se esparció rápidamente hasta que las autoridades de la escuela se enteraron.
La molestia y la inconformidad del grupo Gulliver no se hizo esperar. A los pocos días enviaron una carta a los abogados de Snay para indicar que éste había violado el acuerdo de confidencialidad y que por consecuencia no iban a darles los 80 mil dólares en compensación.
Este acuerdo establecía que ni Snay ni su esposa podían hablar sobre esta situación, excepto con sus abogados y otros consejeros profesionales.
Snay hizo lo posible para que el argumento del grupo no fuera válido. Incluso presentó una moción para hacer cumplir el convenio pero Gulliver apeló.
"Lo que ocurrió es que después del convenio, mi esposa y  yo fuimos al estacionamiento, y teníamos que tomar algunas decisiones respecto a qué le íbamos a decir a mi hija, porque es muy importante entender que ella era una parte intrincada de lo que estaba sucediendo", explicó Snay.
Snay comentó que en Gullliver habían tomado represalias contra la pequeña y que ella estaba muy preocupada por esto.
"Ella había tenido bastantes cicatrices psicológicas que me llevaron a ponerla en terapia. Así que hubo un período de aislamiento sin resolver para mi esposa y para mí. Era muy importante para ella. Entendíamos la confidencialidad, sabíamos cuáles eran las restricciones pero teníamos que decirle algo", dijo Snay en los documentos que presentó ante el tribunal.
Sin embargo el Tercer Tribunal de  Distrito de Apelaciones para el estado de Florida falló a favor de la escuela y coincidió que habían violado el acuerdo de confidencialidad.
Fue así como Snay y su familia perdieron un jugoso acuerdo. Ahora Snay trabaja como Director de la Escuela Preparatoria Riviera en Coral Glabes, Florida.
©Univision.com
Comentarios