¿Se entregó el Chapo Guzmán?

Univision.com | Feb 28, 2014 | 7:36 PM

SIGUIENTE:

Varios analistas están suspicaces porque no hubo disparos ni han mostrado los bienes decomisados al capo.

Tras el operativo en un hotel de Mazatlán, donde no se disparó un solo tiro, crecen las interrogantes.

La captura Joaquín Guzmán Loera el sábado 22 de febrero en un condominio de la ciudad turística de Mazatlán, en una operativo incruento, sin disparar una sola bala y sin la presencia de numerosos guardaespaldas protegiendo al hombre más buscado del planeta, está generando interrogantes y suspicacias entre periodistas y expertos que han seguido de cerca la trayectoria del Capo de Sinaloa.
“El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto quiere agregar elementos de ficción.”
La versión oficial de que un grupo de fuerzas especiales de la Marina Mexicana capturó a Guzmán prácticamente sin resistencia, con un solo guardaespaldas a su lado, resulta poco creíble para periodistas como Alejandro Almazán, un experto en la vida y las aventuras de El Chapo Guzmán.
Almazán, que el año pasado publicó una novela sobre los momentos finales del narcotraficante, cree que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto quiere agregar elementos de ficción a la captura del legendario criminal.
“La versión que está haciendo el gobierno no me convence. Prácticamente todos los cateos, todos los decomisos, se dieron en Culiacán, y la única fue para arrestar a El Chapo y solo tenía un pistolero, cuando Joaquín Guzmán siempre andaba con un ejército”, indicó.
De acuerdo a fuentes de Univision, El Chapo siempre comentaba entre los suyos que no se dejaría atrapar vivo, y que había dado instrucciones a dos escoltas cercanos para que lo mataran si el arresto era inminente. Pero nada de esto ocurrió.
“Un operativo aparentemente limpio, en el que no hubo un solo disparo para capturar a un capo de ese nivel, pues es inverosímil”, estimó el periodista y escritor Javier Valdés, autor de libros sobre el narcotráfico mexicano.
Otros expertos como Robert Bonner, ex director de la Drug Enforcement Agency (DEA), consideran que la captura “pacífica” de Guzmán no debe ser motivo de sorpresa, ya que el despliegue de guardaespaldas en sitios públicos tiende a llamar la atención de la gente.
“Cuando fui director de la DEA perseguimos y localizamos a Pablo Escobar; en ese momento él no tenía seguridad a su alrededor, porque la gente tiende a darse cuenta”.
Otra suspicacia surgió de la larga lista de objetos y bienes incautados durante la operación.
Según la Procuraduría General de México, durante el operativo se decomisaron 97 armas largas, 36 cortas, 2 lanzagranadas, 1 lanzacohetes, 43 vehículos, de los cuales 19 eran blindados; 16 casas y 4 ranchos.
Hasta ahora, ni las armas, cortas o largas, ni los vehículos incautados ha sido mostrado a la prensa.
Por otro lado, testigos presenciales aseguran que fueron por lo menos 6 personas las arrestadas originalmente, entre quienes estaría su esposa, Emma Coronel.
Las contradicciones han abierto interrogantes que sugieren si la operación de captura se trató más bien de una entrega previamente pactada.
Esta hipótesis es defendida por el periodista y novelista de Culiacán, el que más ha escrito sobre el narcotráfico en todo Sinaloa.
“Es una organización con mucha composición política en sus decisiones. Creo que más bien es una entrega, un ensayo de culminación “digna”, pacífica del imperio de Guzmán”, dijo Almazan.
Según otras fuentes consultadas por Univision, ese supuesto acuerdo entre el Chapo y el gobierno de México sería para garantizar que el narcotraficante se quede en su país y no sea enviado a una prisión en Estados Unidos.
©Univision.com
Commentarios