Peña Nieto revela detalles desconocidos de la caída de El Chapo

Univision.com | Feb 26, 2014 | 5:55 PM
Enrique Peña Nieto ha... Enrique Peña Nieto ha...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

En una entrevista exclusiva, el presidente mexicano habla sobre la posibilidad de extradición de El Chapo.

" ¿Y ahora qué pasó?". Eso fue lo primero que pensó en la mañana del sábado 22 de febrero pasado el presidente de México, Enrique Peña Nieto, cuando recibió una llamada del secretario de la Gobernación. El mandatario sabía que algo fuera de lo común estaba pasando. Hasta hacía pocas horas había estado reunido con Miguel Ángel Osorio Chong. Si el funcionario lo estaba llamando, era porque algo grande tenía que informarle.
“Para la detención de todos, es valiosa la información de EEUU”
Así, y en entrevista exclusiva con Univision, el mandatario reveló detalles desconocidos del día en que cayó el narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín El Chapo Guzmán Loera.
Peña Nieto estaba descansando en su mansión de Ixtapán de la Sal, en el Estado de México, cuando recibió la llamada de Osorio Chong que le informaba que El Chapo había sido capturado.
"Estaba en ropa de deporte porque me iba a correr. Me alteró todos los planes de ese día. Por lo menos de esa mañana", contó el Presidente de México al periodista León Krauze.
Sobre cómo se sintió al recibir la noticia, el mandatario confesó: "Muy contento. Evidentemente muy contento por el logro. Yo estaba al tanto de que en días previos prácticamente habíamos logrado su aprehensión. Sobre todo, cuando catearon las casas y encontraron una persona muy cercana, un espacio que era sin duda un escondite de él. Eso significaba que estábamos ya muy cerca. Que realmente se estaban ya cercando los espacios y yo esperaba que de un momento a otro pudiéramos lograr la aprehensión. ¿Cuándo iba a ocurrir? Realmente incierto. Por eso para mí fue un despertar muy temprano y enterarme de esto con gran alegría y satisfacción".
Aunque Peña Nieto contó a Univision que no pudo ocultar su satisfacción, aseguró que, en todo momento, insistió a sus colaboradores que confirmaran la identidad antes de dar cualquier declaración.
"Denme una grata sorpresa", alentaba el mandatario a sus funcionarios. Se la dieron. Después de extraerle sangre y de cotejar las huellas dactilares de El Chapo, las autoridades le confirmaron que se trataba del capo de Sinaloa.
Sobre la posible extradición de El Chapo a Estados Unidos, señaló que el proceso puede tomar tiempo y que aunque no se ha formalizado nada, se valorará.Minutos después, a la 1.42 pm, hora de México,, el presidente envió el famoso tuit que dio la certeza a los mexicanos y al mundo que el capo más buscado había caído después de 13 años de estar prófugo.
"Es una ponderación que tendrán que hacer la propia Procuraduría General de la República a partir de las averiguaciones y de los procesos que se le han iniciado a este delincuente. No solo por la reaprehensión y en consecuencia por la pena a la que ya había sido sentenciado sino también por los nuevos procesos que tendrá que seguirse, esto no riñe con que eventualmente haya una solicitud de extradición", sostuvo Peña Nieto.
"Si los términos de la solicitud se ajustan al convenio de extradición, eventualmente, podrá (evaluarse). Pero ahora se juzgará ante la Justicia mexicana", dijo a Univision.
Otra de las cuestiones que abordó Peña Nieto fue la participación de la DEA y funcionarios de EEUU en el procedimiento de captura. Aunque reconoció que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) mantiene una estrecha colaboración con los servicios de Inteligencia norteamericana y destacó la importancia del intercambio binacional de información, negó que haya habido agentes estadounidenses en el operativo.
"No había agentes (estadounidenses). Había habido intercambio de información y cooperación. El operativo en concreto fue realizado por gente de la Marina", señaló.
Asimismo dijo que cree El Chapo puede convertirse en una gran fuente de información para capturar a otros miembros de la delincuencia organizada.
Al ser cuestionado sobre qué tan probable es que Joaquín Guzmán vuelva a escapar, aseguró que es una obligación del Estado mantenerlo en prisión y se procederá en contra de cualquier funcionario o autoridad que haya sido o sea cómplice del capo.
A pesar del logro que significa para su mandato, Peña Nieto reconoció ser consciente de que con el arresto de El Chapo no acaba la delincuencia ni el problema de narcotráfico en México.
©Univision.com
Commentarios