Autodefensas mexicanos desfilan armados en su primer aniversario

AFP | Feb 24, 2014 | 11:27 PM

SIGUIENTE:

Cientos de miembros de los grupos de autodefensas se reúnen a celebrar en el estado de Michoacán, México.

Centenares de miembros de las autodefensas mexicanas celebraron su primer aniversario el lunes con misas y desfiles armados en al menos dos de sus comunidades rurales en Michoacán, donde hace un año se inició el movimiento civil contra el narcotráfico.
“Es momento de recordar a nuestros amigos caídos en la lucha”
"Hoy se cumple un año de que se inició la lucha para acabar con el yugo con el que fueron sometidos los habitantes de ese lugar, con las humillaciones, desapariciones, extorsiones, secuestros y vejaciones", dijo el sacerdote José Luis Segura en la ceremonia religiosa, celebrada en la comunidad de La Ruana.
"También es momento de recordar a nuestros amigos caídos en la lucha", continuó el párroco, quien recordó en voz alta a los 16 miembros de autodefensas muertos este año y a los 40 que están detenidos por su actividad.
La misa, a la que asistieron unas 800 personas, se celebró en un lugar especialmente simbólico: un antiguo santuario de la doctrina pseudoreligiosa que emplea el cártel Los Caballeros Templarios, el gran enemigo de las milicias denominadas autodefensas.

SIGUIENTE:

Conoce a habitantes de Michoacán que tomaron las armas para combatir al crimen organizado.

El santuario fue destruido por los defensores comunitarios y ahora reina en él una imagen de la popular Virgen de Guadalupe.
La Ruana, con el productor limonero Hipólito Mora a la cabeza, fue junto a la comunidad de Tepalcatepec la primera de Michoacán en la que sus habitantes se organizaron para enfrentar armados a los Templarios y tratar de expulsarlos de Michoacán.
Con escopetas de caza pero también con armas de alto poder como fusiles AK-47 y AR-15, los milicianos desfilaron por las calles de La Ruana, donde también se reunieron decenas de mujeres y niños que no tuvieron clases por los festejos, vestidos con trajes tradicionales.
"Con seguridad puedo decir que vamos a llegar a los 113 municipios (de Michoacán), vamos a limpiar los pueblos de la presencia de los Caballeros Templarios y vamos más unidos que nunca", se comprometió Estanislao Beltrán, vocero de las autodefensas, luciendo su espesa barba blanca.
El avance de las autodefensas fue resistido en meses anteriores por el narcotráfico, lo que provocó varios enfrentamientos y el despliegue a principios de año de un amplio operativo del gobierno para pacificar la zona.

SIGUIENTE:

Conoce a habitantes de Michoacán que tomaron las armas para combatir al crimen organizado.

El pasado 14 de enero, el gobierno -que había exigido a las autodefensas que se desarmaran- y los milicianos llegaron a un frágil acuerdo para que éstos trabajen de forma coordinada con fuerzas federales y se incorporen a los cuerpos legales de "defensas rurales", previo registro y revisión de licencias de sus armas.
Al primer mes del pacto, el gobierno aseguró que decomisó 169 armas en Tierra Caliente, de las cuales al menos 118 eran armas largas.
Sobre el pacto, Beltrán dijo a la AFP que cree que hasta el momento ha funcionado pero que aún está a prueba.
"Estamos a prueba todavía. Si vemos que esta nueva estrategia es beneficiosa para el movimiento, adelante, y si no tendremos que buscar una alternativa", afirmó.
 Entretanto, José Manuel Mireles, un cirujano de Tepalcatepec que hasta enero era la cara más visible del movimiento de las autodefensas, reapareció en su comunidad tras casi dos meses de ausencia por un accidente en una avioneta y luego de que las autodefensas le retirarán la vocería del consejo general.
En la plaza de este pueblo, Mireles anunció que retomará la vocería de la autodefensa de su pueblo y descartó una división en el movimiento, incluso dijo que las autodefensas vigilarán que se realicen en el futuro "elecciones libres" y "no a punta de metralla" en Michoacán.
©AFP
Commentarios