Quién se queda ahora con el cártel de Sinaloa

Univision.com | Feb 24, 2014 | 1:01 AM
El futuro del Cártel ... El futuro del Cártel ...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

El heredero natural sería El Mayo Zambada, quien compartía con El Chapo Guzmán el liderato del cartel.

Por María Arce. En Twitter @maria_arce
El Mayo Zambada es la otra cabeza del binomio que dirigía hasta ayer el cártel y heredero natural”
 
El Mayo, El M-Z, El M Grande, El Padrino, El Quinto Mes o El Mes Cinco. Los apodos y el poder le sobran a Ismael Mario Zambada García. Tras la caída de El Chapo Guzmán, este mexicano nacido el 1 de enero de 1948, se vuelve el líder natural del cártel de Sinaloa. Pero mantener el poder no le será sencillo. Especialistas auguran que deberá enfrentar una carnicería para quedar al mando.
Anabel Hernández es experta en narcotráfico y autora del libro Los señores del narco. “En automático –la caída de El Chapo- significa que El Mayo Zambada se queda con el cártel de Sinaloa. Una sola persona tenía el mismo rango y el mismo poder que Guzmán y ese es El Mayo Zambada”, le dijo a UnivisionNoticias.com.
El Mayo Zambada es la otra cabeza del binomio que dirigía hasta ayer el cártel. Tiene 66 años recién cumplidos. En los 90 emergió como uno de los narcos más poderosos de México como miembro de la organización de Amado Carrillo-Fuentes. Coordinaba las actividades de varias organizaciones narcotraficantes. Se encarga de la cocaína que llega desde Colombia por vía marítima. Su gente transporta la droga a través de la frontera y la distribuye en Arizona, California, Chicago y Nueva York. Aunque opera principalmente en Sinaloa y Nayarit, tiene influencia en el Pacifico mexicano, así como en Quintana Roo, Cancún y Monterrey. Fue acusado en enero de 2003 por un Gran Jurado Federal en Washington DC y se emitió una orden de arresto en su contra.  Se lo conoce por su perfil bajo y por su habilidad para escabullirse de las autoridades.
“La detención de El Chapo Guzmán es muy importante. Pero con su caída no cae el cártel de Sinaloa. El que lo interprete de esta manera está totalmente equivocado. El cártel de Sinaloa es algo mucho más importante que El Chapo Guzmán. Incluye a muchos funcionarios públicos, a muchos narcotraficantes y a una red de corrupción que es mucho más importante que El Chapo Guzmán”, señaló Hernández.
“El tema con los carteles mexicanos, y está probado con Los Zetas, con el cártel de Juárez y del Golfo, es que no importa que caigan los capos porque la organización criminal y todos los demás que la integran están intactos y siguen funcionando. La empresa criminal lleva décadas establecida. Quitar a El Chapo Guzmán no es un golpe mortal”, dijo.
José Marulanda, analista internacional y especialista en seguridad y narcotráfico, coincide con Anabel: “La captura de El Chapo no va a cambiar en nada toda la dinámica de narcotráfico que actualmente se está viendo en América latina y el mundo”.
“Lo que va a generar es una lucha por el poder por la sucesión. Y vamos a ver en el Triangulo Dorado (una zona entre las entidades de Durango, Sinaloa y Chihuahua con increíble producción de amapola), una serie de asesinatos colectivos, selectivos y masacres por quedarse con el poder. Esa es la constante del narcotráfico cuando desaparece uno de sus cabecillas. El cártel de Sinaloa no va a ser una excepción”, explicó Marulanda.
Felix Jiménez, exinspector general de la DEA ahora retirado, también está de acuerdo: “El cártel va a seguir operando de la misma forma que operaba ayer y antes de ayer. Estas son estructuras que están muy establecidas. Lo que va a ocurrir es una batalla por el liderazgo del cártel, pero el trafico de la droga hacia México y a EEUU va a seguir operando impunemente”.
Los narcos lo tienen más que claro.  “Si me atrapan o me matan, nada cambia", le dijo el propio Zambada al periodista Julio Scherer de la revista Poder en una entrevista de 2010 . "El narco está en la sociedad, arraigado como la corrupción (...) En cuanto a los capos, encerrados, muertos o extraditados, sus reemplazos ya andan por ahí", agregó Zambada.
¿Quiénes son, entonces, los hombres en los que deberá confiar –o no- El Chapo desde la prisión del Altiplano?
Además de El Mayo, el cártel de Sinaloa tiene fuertes dirigentes como Juan José El Azul Esparragoza Moreno, a quien El Chapo conoce desde los años 80 y es uno de sus principales aliados. El Azul era jefe de la Policía Judicial Federal de México. Se convirtió en narcotraficante y pasó a ocupar el lugar de Miguel Ángel Félix Gallardo, jefe del cártel de Guadalajara, tras su captura en 1989. Es conocido como un hombre discreto, de maneras educadas y conversador. También tiene fama de negociar acuerdos de paz entre cárteles rivales. Tras la fuga de El Chapo de la prisión de Puente Grande, El Azul se unió al cártel de Sinaloa. De acuerdo a la Procuraduría General de la República de México, El Azul se encarga de estrategias, alianzas y contactos en la frontera con los Estados Unidos.
Dámaso El Licenciado López Núñez es otro de los operadores de El Chapo que podría disputarle el poder a El Mayo. Es abogado sinaloense. Tiene 47 años. Y entre sus funciones se encarga de sobornar a funcionarios públicos. Trabajaba como director de vigilancia y custodia del penal de Puente Grande y fue uno de los que ayudó a El Chapo a escapar. Guzmán está en deuda don él de por vida. Fue acusado por la Corte Este del Distrito de Virginia en 2011 de narcotráfico en México, Perú, Panamá y Estados Unidos. En enero de 2013, el Departamento del Tesoro lo incluyó en la lista de narcotraficantes y lo identificó como un alto lugarteniente del cártel de Sinaloa. Se dice que le gusta vestirse de Versace, Gucci y Armani y que hasta usa portafolios como los ejecutivos. Y que siempre se mueve con su AK-47 bañado en oro.
Otros de los operadores que pondrán ahora su lealtad son José Antonio Cueto López, encargado de contactar a funcionarlos y sobornarlos y Francisco Javier Jiménez Sánchez, un exagente federal acusado de ayudar y ser una pieza clave de la organización que dirige El Chapo.
El Mayo Zambada tiene por delante días difíciles. Si las autoridades mexicanas, como señala Anabel Hernández, realmente quieren asestarle un duro golpe al cártel de Sinaloa uno de los próximos pasos será ir detrás de él hasta encontrarlo.
Su familia ya ha sufrido varios golpes. En 2008, había caído su hermano Jesús Reynaldo Zambada García, quien fue extraditado a Estados Unidos.  Un año más tarde, detuvieron a Vicente Zambada Niebla, uno de sus hijos. Sus sobrinos Omar Ismael Zambada y Sergio Rodolfo Cázares Zambada fueron detenidos en 2012. Serafín Zambada, otro de sus hijos fue detenido en Nogales, Arizona, cuando intentaba ingresar al país a finales del año pasado.
Aunque ahora se desate una caza de brujas por asegurar la sucesión en el cártel de Sinaloa, es ingenuo pensar que El Chapo no seguirá teniendo control sobre el cártel. Sus hijos Iván Archivaldo El Chapito y Jesús Alfredo Guzmán Salazar estarán bien cerca para proteger los intereses de su padre.
©Univision.com
Commentarios