Mitos y verdades de El Chapo

Univision.com | Feb 24, 2014 | 1:04 AM
La captura de Joaquín El Chapo Guzmán a manos de autoridades mexicanas acaparó los titulares de medios nacionales e internacionales, los cuales lo definieron como el narcotraficante más poderoso del mundo.
“El Chapo fue protagonista de varias historias que quizá fueron reales o pudieron ser sólo un mito”
Ya sea por su poder corruptor, los millones de dólares que generó gracias a sus actividades derivadas del narcotráfico, o los miles de crímenes que se le atribuyen en varios países, Guzmán Loera ganó fama mundial como uno de los delincuentes más peligrosos.
Y como todo personaje famoso, durante los años que permaneció prófugo surgieron detalles sobre su vida personal, su familia, su dinero, y hasta sus romances. Todas estas historias comenzaron ya sea de investigaciones periodísticas, reportes oficiales o bien de rumores por parte de personas que lo conocieron o dijeron conocerlo.
Lo cierto es que El Chapo fue protagonista de varias historias que quizá fueron reales o pudieron ser sólo un mito creado en torno a su figura.
Una de las más conocidas y retomada por la prensa nacional e internacional fue su boda celebrada en 2007 con una joven de 18 años identificada como Emma Coronel Aispuro.
El baile en honor a Emma
Según versiones periodísticas basadas en testimonios de habitantes del municipio de Canelas, Durango, para ganarse el cariño de la novia El Chapo prácticamente secuestró esa localidad por un día.
Todo ocurrió en enero de 2007, cuando Emma era una de las candidatas para reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba. Para atraer simpatizantes y poder ganar la elección, el narcotraficante le organizó a su joven novia una gran fiesta en Canelas.
Alrededor de las 11 de la mañana unas 200 motocicletas con hombres armados, vestidos de negor y pasamontañas, arribaron al pueblo para resguardar cada una de sus entradas.
Luego llegaron en una avioneta los integrantes del grupo musical Los Canelos de Durango con la misión de amenizar el baile. Pero según los pobladores sus integrantes también iban armados y presumían sus pistolas con cachas de oro.
Horas más arribarían seis avionetas, y de una de ellas bajó El Chapo. Después de él bajó de la misma aeronave su brazo derecho, Nacho Coronel, originario de Canelas y abatido hace unos años por las autoridades mexicanas.
En seguida se desplegó el resto del cuerpo de seguridad del narcotraficante. De otras tres avionetas bajaron hombres vestidos con uniforme verde, semejante al de los militares.
En las otras dos avionetas iba el armamento: granadas, cuernos de chivo, metralletas y pistolas. También incontables cajas de whisky.
Según indicó el semanario Proceso en una edición de 2007, la orgullosa joven paseaba por la plaza mezclándose con la gente y debidamente cuidada. Los hombres de su galán le abrían paso cuando éste quería bailar.
Los objetivos del baile se cumplieron: Emma quedó a la cabeza del concurso para reina de la Feria del Café y la Guayaba 2007 y Joaquín Guzmán afianzó su relación con ella.
Siempre protegido
Tras su fama adquirida a lo largo de los años y luego de su fuga del penal de Puente, Guzmán Loera se convirtió en una leyenda urbana, en donde cientos de personas afirmaron haberlo visto en diversos lugares del país como en Chiapas, Morelos, Chihuahua, Sinaloa y Baja California.
La historia que más se cuenta en Juárez es sobre la vez que Guzmán comió el 24 de mayo del 2008 en un restaurante.
De acuerdo con testimonios de personas que presenciaron el hecho, alrededor de 100 hombres que lo escoltaban al capo ingresaron minutos antes al local, donde retiraron los dispositivos celulares a todos los comensales, quienes tras el arribo del Chapo no pudieron salir.
Todos los testigos estuvieron ahí durante dos horas aproximadamente, y al final, El Chapo pagó la cuenta de todos.
Se dijo que una vez fue a cenar a un restaurante de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, donde sus escoltas realizaron el mismo procedimiento para que su jefe pudiera comer sin temor a una emboscada.
El hombre seductor
Previo a su boda con Emma Coronel, Joaquín Guzmán tuvo otros dos matrimonios, uno con Alejandrina María Salazar Hernández y Griselda López Pérez.
Griselda López fue detenida durante un operativo implementado por autoridades federales en Sinaloa.
La mujer, madre de Edgar Guzmán López, asesinado hace unos años, fue trasladada a la ciudad de México, sin embargo fue liberada el mismo día.
Guzmán se convirtió en un hombre tan implacable con sus enemigos como seductor con las mujeres. Según investigaciones sobre su pasado publicadas por Reuters, El Chapo metía a las mujeres que se le antojaba en la cárcel, donde amenizaba fiestas con mariachis.
Otro de sus romances fue el que tuvo con Zulema Yulia Hernández, quien sostuvo una relación con el capo mientras ambos estuvieron encarcelados en la década de los noventa.
Una vez libre, Hernández trabajó para la banda de El Chapo, pero años más tarde cometió el error de dar una entrevista al semanario Proceso en la que dio a conocer su romance con el narcotraficante.
Posteriormente fue asesinada y su cadáver abandonado en un automóvil cerca de la ciudad de México.
Ya sean verdaderas o sólo un mito, historias como estas hicieron de El Chapo un personaje famoso, quien sin embargo siempre será recordado como un criminal que durante años mantuvo en jaque a las autoridades de varios países.
©Univision.com
Commentarios