El DHS cancela plan de rastrear a indocumentados con las placas de sus vehículos

Univision.com | Feb 19, 2014 | 4:43 PM

De ser activado, el programa podría almacenar hasta 1,000 millones de datos de placas de automóviles.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció el miércoles que ha cancelado un controvertido plan nacional para rastrear las placas de los vehículos.
“Agentes de policía podrán tomar fotos con teléfonos celulares y enviarlos a la base de datos.”
La información había sido dada a conocer por el diario The Washington Post quien afirmó que el presidente Obama quería poner en vigor un programa federal que podría rastrear y detener a indocumentados fugitivos.
Según el rotativo, el sistema consistiría en un lector electrónico de placas o chapas de vehículos que estaría a cargo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
La agencia encargada de la seguridad del país buscaría crear un nuevo banco de datos nacional de reconocimiento de placas de autos con información provista tanto por agencias oficiales como entidades privadas.
A pocas horas de darse a conocer el plan se topó con las críticas de diversos grupos cívicos que lo tacharon como una invasión indebida de la vida privada de personas sin justificación alguna. Por ello, el propio secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson ordenó la cancelación inmediata del plan, reportó el diario estadounidense La Prensa.

En CA aumentan los casos de quienes acuden a pagar multas de tránsito y son detenidos por inmigración.

En una declaración escrita enviada a la prensa, la portavoz de ICE, Gillian Christensen, explicó que la solicitación se hizo “sin el conocimiento del liderazgo” de la agencia federal y “ha sido cancelada”.
“Mientras continuamos apoyando un rango de tecnologías para ayudar a cumplir nuestra misión policial, esta solicitación será revisada para asegurar que en adelante, se cumpla apropiadamente con nuestras necesidades operacionales”, puntualizó Christensen.
La cancelación del plan fue elogiada por líderes del Congreso y activistas defensores de los derechos civiles. Estas aconsejaron a ICE a que, en un asunto tan sensible como es la privacidad en EEUU, realice consultas con expertos en la materia en el futuro.
Algunos grupos pro-inmigrantes condenaron lo que consideraron como una inaceptable cacería de indocumentados.
¿Que opinaba ICE sobre el controvertido plan?
Una vocera de ICE citada por el diario hizo hincapié en que a la base de datos sólo se podría acceder en caso de una investigación en curso o para localizar a individuos buscados por el DHS.
La agencia también dijo que la base de datos mejoraría la directriz a los agentes e incrementaría la capacidad de ubicar a sospechosos que podrían representar una amenaza para la seguridad pública.
También reduciría los tiempos de vigilancia y seguimiento de sospechosos, dijo al diario Gillian Christensen, portavoz de ICE.
El funcionario agregó que la base de datos estaría a cargo de una empresa comercial, y que los datos serían recopilados y almacenados por una empresa privada.
Surgieron los temores de abusos
Grupos de libertades civiles habían advertido que la base de datos podría generar investigaciones de por vida.
La semana pasada ICE publicó un anuncio para buscar empresas que construyan la base de datos desde una variedad de fuentes, incluyendo agencias de la ley y las placas o patentes de los automóviles.
Entre los detalles del programa se señaló que agentes de la policía podrían tomar fotografías con teléfonos celulares y enviarlos a la base de datos. El programa funcionaría 24 horas diarias los siete días de la semana.
Junto con la placa del vehículo, el sistema almacenaría mapas, ubicación del carro, información del registro, así como la marca y el modelo.
Los temores de la ACLU
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) mencionó que no tenía objeción en que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley verificaran las placas de los vehículos para ver si estaban asociados con un coche, un robo o una fuga durante un arresto.
Pero advirtió que el acceso del gobierno a grandes cantidades de datos sobre los ciudadanos respetuosos de la ley plantea preocupaciones sobre posibles abusos.
La búsqueda, arresto y deportación de indocumentados marcó cuatro récords sucesivos durante la primera administración del presidente Barack Obama.
Entre 2009 y 2014 el DHS expulsó un promedio anual de 400 mil (1,220 diarios). En el año discal 2013 la cifra bajó ligeramente a 368,644.
Las cifras inquietan a las organizaciones pro inmigrantes que le piden al gobierno que pare las deportaciones hasta que el Congreso apruebe una reforma migratoria que permita legalizar la permanencia de millones de indocumentados.
©Univision.com
Commentarios