Inicia huelga de hambre de dos semanas por la reforma migratoria

EFE | Feb 18, 2014 | 3:12 AM

Piden frenar la separación de familias

Un grupo de activistas en favor de la reforma migratoria inició el lunes una huelga de hambre de dos semanas con el propósito de pedir una solución que alivie la situación de los inmigrantes y ponga fin a la separación de las familias.
“Varios de los inmigrantes en los centros de detención se han unido a la huelga de hambre”
"Este esfuerzo lo estaré haciendo por mi hija, por todos aquellos que están detenidos y que también tienen derecho a estar con sus familias", dijo a Efe Herminia Gallegos, una de las personas que participará en la huelga de hambre frente a las Oficinas del Servicio de Inmigración (ICE) en Phoenix.
Hasta el momento seis personas participan en la huelga de hambre.
La hija de Gallegos se encuentra detenida desde hace cinco meses, después de que se presentara en el puerto de entrada de Nogales, Arizona, pidiendo se le permitiera reingresar a los EEUU.
Rosy Griselda Rojas es una "soñadora" de 20 años que vivió en este país desde que tenía nueve años, pero decidió regresar a México después de que a su padre lo arrestaran.
Varios inmigrantes en los centros de detención se unen a la protesta
La joven asegura haber sufrido abuso físico y mental en México, por lo que decidió tratar de regresar a los EEUU.
"Mi esposo ya tiene siete meses detenido en Texas y hasta ahora no sé nada de él, mi hija ya tiene cinco meses detenida aquí en Arizona, es mucho sufrimiento, estoy segura de que si los políticos pasan por lo menos un día por lo que pasamos nosotros, aprobarían de inmediato una reforma", aseguró Gallegos.
Otro de los activistas que también participará en la huelga de hambre es José Luis Valdez, originario del estado mexicano de Michoacán, y cuyo hijo ya lleva 13 meses detenido en el Centro de Detenciones de Eloy en Arizona.
"Somos muchos los que estamos luchando para parar las deportaciones, para que no sufra tanta gente y tantas familias de todos los que están detenidos, el costo humano es muy caro", dijo Valdez.
Carlos García, vocero de la organización Puente, dijo a Efe que varios de los inmigrantes detenidos en los centros de detención se han unido también a la huelga de hambre a pesar de los posibles castigos que pueden enfrentar.
©EFE
Comentarios