Corea del Norte: un informe de la ONU revela crímenes horrendos

Univision.com | Feb 17, 2014 | 3:55 PM

SIGUIENTE:

Esclavitud, ejecuciones sumarias, torturas y violencia sexual son algunos de los abusos que se han denunciado.

Mamás obligadas a ahogar a sus propios hijos, esclavitud, ejecuciones sumarias, torturas y violencia sexual. Son algunos de los horrendos crímenes que lleva a cabo el régimen de Corea del Norte, según revela hoy un informe de Naciones Unidas.
“Kirby comparó los crímenes que documentaron con los de la Era nazi.”
“La gravedad, escala y naturaleza de estas violaciones (a los derechos humanos) revela un Estado que no tiene parangón en el mundo contemporáneo”, dijo la Comisión de Investigación en su reporte, durísimo con el líder norcoreano Kim Jong-un.
La ONU presentó hoy las evidencias de "masivas y sistemáticas" violaciones de derechos humanos en Corea del Norte, que alcanzan el grado de crímenes contra la humanidad, en un extenso informe que aporta pruebas suficientes para presentar el caso a la Corte Penal Internacional (CPI).
"Hacemos un llamamiento a la comunidad global para que, con estas pruebas sobre la mesa, lleve el caso al tribunal de La Haya", afirmó en la presentación del informe el presidente de la Comisión de Investigación de la ONU para ese país, Michael Kirby.
“Puedo ver varios paralelismos entre la historia de Corea del Norte y la historia de las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial”, dijo Kirby al comparar los crímenes que documentaron con los de la Era nazi.
"Uno de los testigos de unos de los campos, contó cómo, entre sus tareas, estaba la de recoger los cuerpos de quienes habían muerto de hambre y colocarlos en una marmita e incinerarlos", agregó.
Como Corea del Norte no es país signatario del Estatuto de Roma, documento fundacional de la CPI, este tribunal no puede iniciar una investigación, sino que debe esperar a que sea requerida por el Consejo de Seguridad de la ONU, una opción poco realista ante el previsible veto de China.
Entre los crímenes contra la humanidad documentados de manera precisa y exhaustiva, figuran "exterminio, asesinato, esclavitud, desaparición forzosa, ejecuciones sumarias, torturas, violencia sexual, abortos forzosos, privación de alimento, desplazamiento forzoso de poblaciones y persecución por motivos políticos, religiosos, racionales o de género".
Una carta inusual
Junto con el informe, Kirby ha remitido una carta al líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, en la que le advierte que como máximo responsable de todas las instituciones del Estado, debe asumir su responsabilidad sobre esos crímenes, incluso si no ha participado directamente en ellos.
Es inusual que un informe de la ONU implique directamente al líder de una nación. Sin embargo, Kirby le envió una carta a Kim en la que le advirtió que como líder supremo de su país podría tener que enfrentar cargos ante la Corte Penal Internacional. “Aunque no esté directamente involucrado en crímenes de lesa humanidad, un comandante en jefe debe ser responsable por los crímenes cometidos por sus Fuerzas bajo el comando efectivo y control de su comandante”, le escribió Kirby.  
El presidente de la Comisión indicó que más de un centenar de personas vinculadas al aparato estatal de Corea del Norte podrían estar implicadas en estas "atrocidades indescriptibles".
"La gravedad, escala y naturaleza de esas violaciones de derechos revela que este Estado no tiene parangón en todo el mundo contemporáneo", señaló el presidente de la comisión, establecida por el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2013.
“Los crímenes de lesa humanidad suceden en la Republica Popular Democrática de Corea (su nombre oficial) debido a las políticas, instituciones y patrones de impunidad que yacen en el corazón y permanecen en el lugar”, dice el reporte.
Aunque no ha conseguido entrar en el país para examinar la situación de primera mano, han contado con 240 testimonios directos de víctimas y testigos, entre ellos 80 supervivientes de campos de trabajo, conocidos como "kwanliso".
Según este detallado informe, entre 80,000 y 120,000 prisioneros políticos están en estos momentos retenidos en cuatro grandes campos de trabajo, donde son privados deliberadamente de alimentos como forma de control y castigo y sometidos a trabajos forzosos.
La peor época de hambruna fue la década de los 90, cuando la gente llegó a alimentarse de cortezas de árboles, césped y raíces, y en el mejor de los casos, de ratas y serpientes.
Sólo en los cuatro años que van de 1996 a 2000, murieron de hambre en el país entre 600,000 y un millón de personas.
"El Estado siempre ha dado prioridad al gasto en armamento militar y a su programa nuclear, incluso en estos periodos de graves hambrunas", afirma el informe de 372 páginas.
El reporte también constata que el país se estructura en una suerte de sistema de castas, conocido como "songbun", en función de la lealtad al régimen, que condiciona aspectos como dónde vivir, las oportunidades de recibir alimento, educación, encontrar un trabajo o sencillamente, gozar de una vida digna e, incluso, sobrevivir.
Además de ser una forma de discriminación por motivos políticos y religiosos, este sistema es una "clara violación" de la libertad de movimiento y residencia, destaca el reporte de la ONU.
Las mujeres, también víctimas
El informe también llama la atención sobre la situación de mujeres y niñas víctimas de tráfico y explotadas sexualmente en el extranjero.
Muchas de ellas asumen el riesgo de huir, principalmente a China, a pesar de las altas probabilidades de que sean repatriadas a su país, donde son sometidas a torturas, detenciones arbitrarias prolongadas, e incluso violencia sexual.
"Las mujeres repatriadas embarazadas son obligadas a abortar y si tienen hijos, éstos son asesinados", establece el documento. El motivo es la posibilidad de que esos hijos sean descendientes de chinos, aunque a las mujeres no se les pregunta por el origen de los hombres que las embarazaron.
Según el reporte, un testigo vio cómo siete mujeres recibieron inyecciones para inducir abortos. En la mayoría de los casos, los guardias de los centros de detención "obligan a la madre o una tercera persona a matar al bebé ahogándolo en agua o sofocándolo con un paño o poniendo al bebé boca abajo para que no pueda respirar ", dice el informe.
"Deberíamos estar avergonzados si no actuamos ante este informe", dijo Kirby al presentar el trabajo en Ginebra.
“Muchas veces en este edificio hay reportes y no hay acción”, dijo Kirby sobre las Naciones Unidas. “Pues es tiempo de acción. No podemos decir que no sabíamos”, recriminó este exjuez de origen australiano que reclamó al Consejo de Seguridad su intervención.
La Comisión, formada por tres juristas que presentarán su informe ante el Consejo de Derechos Humanos el 17 de marzo, también aporta pruebas de la "total negación" de los derechos de libertad de pensamiento, conciencia, religión, expresión, información y asociación.
En su lugar, existe un potente aparato propagandístico y de adoctrinamiento que garantiza la obediencia ciega al líder e incita al odio nacionalista hacia otros Estados y sus nacionales, especialmente hacia Corea del Sur.
EEUU reclama acción
Tras la presentación del informe, Estados Unidos urgió a Corea del Norte a que "dé pasos concretos" para mejorar la situación de los derechos humanos en el país.
En un comunicado, Marie Harf, portavoz adjunta del Departamento de Estado, aseguró que el informe "aporta pruebas convincentes de masivas, sistemáticas y graves violaciones de los derechos humanos" en Corea del Norte.
"La investigación del Comité de Investigación documenta de manera inequívoca la realidad brutal de los abusos de derechos humanos” en Corea del Norte, indica Harf quien sostiene que la situación es la situación "está entre las peores del mundo".
Corea del Norte negó categóricamente las acusaciones y en especial la existencia de los campos de exterminio, Kirby destacó que las “imágenes satelitales muestran los campos de prisioneros y tenemos un testimonio, citado en el reporte, que cuenta las historias en los campos de prisioneros en los que matan a los prisioneros de hambre”. El exterminio de prisioneros políticos en el país puede equipararse con un genocidio, sostiene el informe.
Con información de EFE y AP
©Univision.com
Commentarios