La tormenta que azota 22 estados del sur y el noreste de EEUU deja una estela de muerte

EFE | Feb 13, 2014 | 7:04 AM

SIGUIENTE:

La ola invernal está dando latigazos ahora al noreste, que ni bien sale de una nevada y ya tiene otra detrás.

En Washington DC y Nueva York se esperan grandes acumulaciones de nieve y posibles cortes de energía eléctrica.

La poderosa tormenta que azotó el sur del país y ahora se dirige al noreste, ha dejado un saldo hasta ahora de al menos 11 muertos, la cancelación de 7 mil vuelos, clases suspendidas, oficinas gubernamentales cerradas y grandes acumulaciones de nieve.
“Se esperan apagones por daños en el tendido eléctrico a causa de las bajas temperaturas.”
La mayoría de las muertes ocurrieron debido a accidentes automovilísticos atribuidos a las condiciones climáticas generadas por la tormenta.
El frente de mal tiempo golpea 22 estados y se mueve por una de las zonas más pobladas del país, conocido como el corredor de la I-95, por la autopista que recorre la costa este de Estados Unidos.

SIGUIENTE:

Una nueva helada paraliza a 16 estados y hay más de medio millón de personas están sin electricidad.

Los primeros días de enero la misma zona fue azotada por un temporal similar que trajo frío extremo y los termómetros registrados récords históricos.
Las oficinas del gobierno federal en Washington DC amanecieron cerradas el jueves como medida de prevención por las enormes cantidades de nieve acumuladas y las gélidas temperaturas.
Filadelfia, Baltimore, Washington DC, Nueva York, y Boston se mantienen bajo estado de alerta por las adversas condiciones meteorológicas que, según los meteorólogos, se mantendrán por lo menos hasta el viernes por la mañana.
En total de nueve estados han declarado ya la situación de emergencia debido al temporal: Nueva Jersey, Maryland, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Georgia, Alabama, Misisipi y Luisiana.
En Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Sur, y Virginia, al menos 1 millón de hogares y comercios amanecieron sin suministro de energía eléctrica.
En la capital y sus alrededores se registraron acumulaciones de nieve de hasta 25 centímetros. Las autoridades indicaron que se esperan apagones por daños en el tendido eléctrico a causa de las bajas temperaturas y las acumulaciones de hielo.
El jueves el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió a la población en el sur de Pensilvania de que se prepare para recibir hasta 30 centímetros de nieve, y a la de Nueva York que espera hasta 38 centímetros.
"La misma tormenta que causó hoy fuertes nevadas y acumulaciones significativas de hielo en áreas del sudeste empezará a extenderse por el este el viernes", señaló el boletín más reciente del SMN.
En Virginia, el Departamento de Transporte indicó que 2,500 de sus empleados y más de 12 mil vehículos equipados con palas mecánicas trabajan en la limpieza de las autopistas interestatales y las calles principales.
Varios estados permanecen bajo estado de emergencia. Esto permite el desembolso más rápido de ayuda federal para paliar los daños, que aún no han sido cuantificados.
El SMN ha calificado el sistema invernal de "catastrófico" y lo ha comparado con un fenómeno similar que afectó a la costa este del país en el 2000 y que dejó a miles de personas sin energía eléctrica durante días.
Hasta el jueves en la mañana 7 mil vuelos han sido cancelados. El sitio especializado flightaware.com reportó que más de 4,100 vuelos fueron cancelados para este jueves.
El Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, en Atlanta, Georgia, el más grande del mundo en términos de tráfico, canceló el miércoles casi la totalidad de sus 2,500 vuelos diarios, informó el Atlanta Herald Constitution.
La tormenta obligó el miércoles al Senado adelantar una votación decisiva sobre el techo de la deuda ante la amenaza del cierre de las conexiones de transporte de la capital. La iniciativa suspende el tope de deuda por un año, hasta 2015, con lo que puso fin a una nueva cuenta atrás para evitar que la Administración federal llegara a suspender pagos.
©EFE
Comentarios