Los inmigrantes no se dan por vencido y saldrán a las calles el 22 de febrero

Univision.com | Feb 10, 2014 | 8:32 PM

SIGUIENTE:

Activistas planifican manifestaciones masivas y una visita al Papa para pedir reforma migratoria ya.

Este 22 de febrero se toman las calles de Los Angeles y en marzo se reunirán con el Papa Francisco.

Por Jorge Cancino
“En las últimas dos semanas el escenario de la reforma migratoria registró un vuelco inesperado.”
En las últimas dos semanas el escenario de la reforma migratoria registró un vuelco inesperado. Primero los republicanos dieron a conocer una “lista de principios”, después dijeron que no habrá debate en el 2014, enseguida culparon al presidente Barack Obama del fracaso en la Cámara de Representantes y que no habrá votación sino hasta después de las elecciones de noviembre y, por último, un incluyente senador demócrata pidió aprobarla cuanto antes pero que entre en vigor en 2017.
“Cualquiera de estos escenarios es peor de lo que teníamos a finales de diciembre y comienzos de enero”, dijo a UnivisionNoticias.com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. “No lo esperábamos, pero no nos rendimos”, aseguró.
Enero finalizó con la entrega de una “lista de principios” elaborada durante un cónclave republicano en Maryland. El documento incluyó una dura vía de legalización para indocumentados que carecen de antecedentes criminales, pagan impuestos, cancelen importantes multas, hablen inglés y se declaren culpables de violar las leyes migratorias de Estados Unidos.
Sin calendario
La lista no incluyó, ni fechas ni el tiempo de espera para conseguir la residencia (green card o tarjeta verde). Solo mencionó que, antes de echar andar cualquier clase de beneficio, primero debían cumplirse todos los demás requisitos de seguridad, entre ellos el cierre de la frontera al cruce indocumentado y la activación de un sistema biométrico para rastrear a los extranjeros que entren y salgan del país, entre otras exigencias.
Si bien la lista no mencionó un calendario, fue la congresista Ileana Ros-Lehtinen quien advirtió, en el programa Al Punto de la Cadena Univision, que el debate podía extenderse hasta más allá del 2014.
Ante la pregunta si la lista de principios podía convertirse en “otro cuento” político y al final del día el Congreso no haga nada, Ros-Lehtinen dijo “puede ser otro cuento. Yo no le voy a hacer la promesa de que esto se vaya a realizar”.
Ola de rechazos
Luego de las declaraciones de Ros-Lehtinen líderes republicanos confirmaron que no habrá reforma este año y el Presidente del Congreso, John Boehner (Ohio), dijo citó en una conferencia de prensa “lo difícil que será avanzar en este tema (de la reforma migratoria) este año (2014)”.
“Muchos de los miembros (republicanos de la Cámara) no confían en que la reforma de la que estamos hablando se lleve a cabo, como se decida que sea", agregó.
Horas más tarde, el legislador Raúl Labrador, uno de los republicanos que integró el Grupo de los Ocho -que redactó en secreto un plan para legalizar a los 11 millones de indocumentados que nunca vio la luz del día-, dijo a Univision que la reforma migratoria estaba muerta. “No vamos a tener reforma migratoria”, puntualizó.
“Yo no creo que va a haber reforma migratoria. Realmente no hay suficiente fe (confianza) entre la Cámara de Representantes (controlada por los republicanos) y el presidente de que podamos llegar a un acuerdo”, agregó.
Artículo: Los evangélicos apoyan la lista de principios.

SIGUIENTE:

Una vez más las esperanzas de los inmigrantes sobre la reforma migratoria se ven afectadas.

La respuesta del gobierno
La postura y los señalamientos republicanos fueron respondidos por la Casa Blanca el lunes. Dijo que el rechazo de los republicanos para empujar la reforma en la Cámara de Representantes es ajeno a la confianza que existe sobre el presidente Barack Obama y señaló que el freno es causado por la división interna provocada por el tema.
“No creo que sugerir que los problemas que los republicanos tienen con este tema sea culpa del Presidente, ni que se pueda atribuir a una falta de confianza (hacia el mandatario)”, dijo el Vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.
La semana anterior una fuente de la Casa Blanca dijo que no había razón para no aprobar la reforma migratoria en 2014, y que en el pleno de la Cámara Baja hay 218 votos listos para votarla en cualquier momento.
La marcha del 22
Mientras demócratas y republicanos se acusan mutuamente y esgrimen sus estrategias en un año de elecciones de medio tiempo, los activistas siguen adelante con sus estrategias.
“El 22 de febrero saldremos a las calles para volver a pedir la reforma migratoria y que paren las deportaciones”, dijo Gutiérrez. “Invitamos al presidente para que nos acompañe, pero todavía no nos ha respondido si vendrá con nosotros”.
El movimiento que dirige Gutiérrez le envió al mandatario más de 1,500 cartas pidiéndole que se una a la marcha de presión al liderazgo republicano. “No decimos que no vendrá porque la Casa Blanca no nos ha respondido. Puede que venga y marche con nosotros. Hasta que no nos digan lo contrario, seguiremos esperando”.
Por qué la invitación
La incitación a Obama surgió luego que el presidente pronunciara en noviembre, en la Universidad de Berkeley, San Francisco, un discurso sobre inmigración y mencionara la necesidad urgente de aprobar una reforma migratoria, y que para conseguirlo había que seguir presionando a los republicanos para que apoyen la propuesta de ley ya aprobada por el Senado.
“La salida más fácil es tratar de gritar y pretender que yo puedo hacer algo pasando por encima de las leyes. Y lo que estoy proponiendo es tomar el camino difícil y usar nuestro proceso democrático para alcanzar las mismas metas que ustedes quieren que alcance”, dijo Obama.
Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes y claman por una reforma migratoria comprensiva se tomaron en serio la respuesta sobre “usar nuestro proceso democrático” para torcerle la mano a los republicanos de la Cámara de Representantes.
Lo antes posible
Gutiérrez reiteró que “las manifestaciones son las máximas expresiones de la democracia” y señaló que durante la marcha del 22 de febrero en Los Angeles volverán a pedir un voto en el plano lo antes posible.
“Y también le pediremos al gobierno que pare las deportaciones. Ya sin casi 2 millones los deportados desde el 20 de enero de 2009”, apuntó.
El activista también dio a conocer que el 22 de marzo se reunirán con el Papa Francisco en el Vaticano para entregarle cientos de cartas de niños y jóvenes de California quienes le piden al jefe de la Iglesia Católica que interceda ante la Casa Blanca y el Congreso para que ponga un alto a las deportaciones y se apruebe la reforma migratoria.
“No tenemos el escenario de diciembre pero nuestro movimiento sigue en pie. Esperamos que esta movilización motive a otras organizaciones para que salgan a las calles y usen el proceso democrático, como dijo el presidente, para pedir que los republicanos de la Cámara de Representantes sometan a voto una reforma migratoria comprensiva”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios