Activistas no se oponen a la reforma migratoria en el 2017

The Associated Press | Feb 10, 2014 | 6:51 PM

Pero se preguntan qué ocurrirá, mientras esperan, con los 11 millones de indocumentados.

Varios activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes, al conocer las declaraciones en las cuales el senador demócrata por Nueva York Charles Schumer sugería que la reforma migratoria entre en vigor en 2017, se preguntaron qué pasaría con los inmigrantes sin autorización hasta ese año.
“Digamos a nuestros colegas republicanos, '¿no confías en Obama? Aprueba la ley ahora'.”
"Creo que no deberíamos ignorar ninguna opción, incluida la que presentó ayer (domingo) Schumer, pero los detalles de la política (migratoria) serían complicados", dijo Don Lyster, director de la oficina de Washington del National Immigration Law Center, una organización defensora de los derechos de inmigrantes de bajos ingresos. "Si esto ocurriera, el gobierno debería ofrecer asistencia o ayuda temporal a familias para aliviarlas de la política actual de deportaciones".
Schumer dijo el domingo a la cadena de televisión NBC que si los republicanos no confían en que el presidente Barack Obama pueda poner en práctica la ley de reforma migratoria, ésta debería ser aprobada ahora, para entrar en vigor en 2017, cuando Obama ya no ocupe la Casa Blanca.
"Creo que la reputación que tiene (Obama) de que no hace cumplir la ley es falsa. Ha deportado a más gente que cualquier otro presidente. Pero se podría hacer que la ley empiece en el 2017 sin cambiarla mucho", dijo el senador.
"Es muy sencillo. Digamos a nuestros colegas republicanos, '¿no confías en Obama? Aprueba la ley ahora pero que entre en vigor en el 2017 y podemos lograr algo real para América'”, agregó Schumer.
El senador es uno de los principales defensores en el Congreso de una reforma migratoria que abra un camino a la ciudadanía a los aproximadamente 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en el país. Schumer formó parte de un grupo de ocho congresistas que en 2013 presentó un proyecto de ley de reforma que fue aprobado en el Senado pero nunca votado en la Cámara de Representantes.
El presidente de la Cámara Baja, el congresista republicano de Ohio John Boehner, dijo la semana pasada que no cree que la reforma pueda sea aprobada este año "porque hay una duda generalizada sobre si se puede confiar en que esta administración haga cumplir nuestras leyes".
Varios activistas dijeron el lunes que implementar el proyecto de ley que aprobó el Senado igualmente supondría esperar un par de años, ya que antes de ofrecer cualquier tipo de legalización el gobierno impondría primero medidas para reforzar la seguridad fronteriza.
Entonces, aseguró Lyster, la reforma no vería la luz hasta aproximadamente el 2017, que es justo lo que propone Schumer.
César Vargas, del grupo Dream Action Coalition, dijo que no está en contra de las declaraciones del senador demócrata pero se pregunta qué pasaría entonces con millones de inmigrantes sin autorización ahora.
"Si posponen hasta el 2017 el proyecto de ley, incluida la legalización, ¿eso va a frenar las deportaciones?", dijo Vargas. "Creo que Schumer no cae en la trampa de los republicanos pero la preocupación es si Schumer y Obama van a proteger a la gente que se beneficiaría del proyecto de ley".
Vargas es conocido en Estados Unidos como uno de los líderes de los llamados dreamers, jóvenes que fueron traídos a Estados Unidos ilegalmente por sus padres cuando eran niños.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reaccionó a las declaraciones de Schumer el lunes diciendo simplemente que el gobierno está esperando a que la Cámara de Representantes presente su propia propuesta de reforma migratoria.
©The Associated Press
Commentarios