Los niños asesinos, ¿por qué lo hacen?

Univision.com | Feb 07, 2014 | 6:05 PM
Niños asesinos: ¿por ... Niños asesinos: ¿por ...
3 Pausar Auto Play

Luego de las masacres escolares muchos se preguntan por qué. Conoce las mentes de los jóvenes asesinos.

En los últimos 20 años se han registrado 500 muertes violentas en escuelas, van 11 tiroteos en 2014

Por: Leonor Suárez
“Una tormenta perfecta.”
Una tormenta perfecta. Devastadora y poderosa. Así puede describirse el momento en el que un joven decide actuar violentamente y arrebatarle la vida a alguien. Quien sea.
Hace casi 15 años en Estados Unidos se registró el peor tiroteo escolar ocurrido hasta ahora. Los hechos conmocionaron a la  nación y al mundo entero. Dos jóvenes de Littleton, Colorado, habían estado planificando una matanza en su escuela y la llevaron a cabo brutalmente, para luego suicidarse. 12 jóvenes murieron y una veintena fueron heridos ese día. Dos años antes, Michael Carneal había entrado a su escuela junto a su hermana cargando armamento que sacaron de su propia casa y la de los padres de un amigo. Disparó a mansalva y en el episodio ni siquiera su hermana lo pudo reconocer. Tan solo corrió. Michael mató a tres integrantes de un grupo de oración en uno de los pasillos de una escuela segundaria de West Paducah, Kentucky.
En 1998 otro par de estudiantes de la escuela media West Side, Arkansas, Mitchell Scott Johnson de 13 años y Andrew Douglas Golden de 11 mataron a cinco personas en un ataque planificado. Fueron arrestados, procesados y sentenciados. Ambos eran conocidos en la escuela por maltratar (bully) a otros estudiantes.Newtown
La mención de Sandy Hook trae memorias trágicas, terribles. El pequeño pueblo de Connecticut nunca volverá a ser el mismo después del 14 de diciembre de 2012. Esa mañana el joven de 20 años, Adam Lanza, entró a una escuela y mató a 20 niños y seis adultos a sangre fría luego de asesinar a su madre en casa. El reporte final de la policía dice que Lanza odiaba a su progenitora y creía que ella amaba más a los estudiantes de la escuela donde era voluntaria que a él. Lanza se suicidó en la escena del segundo tiroteo más grave en la historia de Estados Unidos, el primero sigue siendo el de Virginia Tech. En esa institución, el estudiante Seung-Hui Cho mató a 32 personas en las aulas de esa universidad en 2007. A finales de 2013 todo parece volver a Columbine, recordando que el fantasma de las masacres en las escuelas de Estados Unidos permanece. Un joven de 18 años acudió a su escuela en Arapahoe, Colorado, ubicada a pocas millas de distancia de Columbine. Le disparó a la niña Claire Davies en la cabeza y luego se suicidó.
Tal y como lo habrían hecho Eric Harris y Dylan Klobold en el mismo lugar, Karl Pierson fue a jugar bowling antes de dirigirse a su escuela y matar a Davies. Una coincidencia escalofriante. Desde la primavera de 1999 hay una pregunta que no tiene respuesta: ¿Por qué? La incertidumbre y la duda rondan en las mentes de muchos. Y muchos también andan en busca de la raíz del momento en el que una mente joven se torna oscura y maligna. Después de la matanza de Columbine, un equipo especial fue designado para investigar cómo prevenir este tipo de masacres. A partir de ese momento hasta la fecha, la cantidad de matanzas no ha disminuido. Al menos 37 niños mueren cada año por tiroteos en escuelas de Estados Unidos. Las recomendaciones del Servicio Secreto y el Departamento de Educación para incrementar la seguridad en las escuelas no han dado resultados. Los incidentes siguen repitiéndose, los muertos siguen contándose.
La realidad detrás de... La realidad detrás de...
3 Pausar Auto Play

Van 11 masacres en escuelas en EE UU en lo que va de año. Pero, ¿cuál es la frecuencia real de estos hechos?

La distinción es sutil pero importante. De acuerdo con el Dr. Erik Alonso, psicólogo forense y asesor del Departamento de Policía de Miami Dade (PDMD)  para programas sobre tiroteos masivos, hay tres tipos de personalidades que hay que considerar. Y no todos los niños que comenten masacres tienen las mismas características: Antisociales o psicópatas
Antisocial: el niño no respeta la autoridad o hace lo opuesto a lo que los padres le dicen con comportamientos que no son comunes para su edad. Estos niños pueden, después de la adolescencia, convertirse en criminales, solo piensan en su propio interés y no tienen sensibilidad hacia los demás. Sociopatías: son niños o jóvenes que han desarrollado una aversión a la sociedad por experiencias en el pasado que han marcado su vida. Los niños que han ido a la guerra pueden generara este tipo de personalidad. Psicópata: niños que nacen sin sensibilidad y con una personalidad cínica. El psicópata es cordial ante la sociedad, pero esto es una fachada para cometer crímenes atroces. La persona común no podría detectar las intenciones criminales del psicópata. Los psicópatas no están delirando, tienen claras sus acciones y sus motivaciones de acuerdo con el experto en psicopatías, Robert Hare. Alonso dice que la mayoría de los autores de tiroteos son antisociales que van desarrollando sus planes con el tiempo. Pocos son los casos de psicopatías en general. En algunos casos, y si la premeditación es muy profunda, el ser antisocial podría desarrollar una sociopatía. El diario de Harris empezaba diciendo: “Odio al mundo”. Tanto Harris como Klebold eran considerados agradables a pesar de que formaban parte del grupo o mafia de los abrigos (Trench Coach Mafia), considerados los niños apartados del resto por vestir ropa oscura y tener gustos fuera de lo cotidiano en la escuela. Un artículo publicado por Slate en 2004, describe que la masacre de Columbine no tiene nada que ver con un tiroteo en una escuela. La escuela fue el lugar escogido para infligir terror. Un caos. Los autores tampoco eran iguales Harris es calificado como frío y calculador, más cercano a un psicópata. De familia y educado. Klebold era depresivo y suicida. De acuerdo con expertos, Harris era un psicópata. Este no es el caso general, según explica Alonso. Generalmente los niños que no muestran carecer por completo de empatía. van desarrollando su odio o conducta antisocial con el tiempo. Otras veces la violencia es producto de abuso como el caso de uno de los autores del tiroteo en la escuela media de Westside. Su abogado alegó que Johnson había sido abusado cuando era un niño por un familiar. Johnson pidió disculpas durante el juicio. Hijo de padres divorciados, ya había mostrado signos de oposición a las normas fumando marihuana a corta edad y mutilándose a sí mismo antes del tiroteo. La idea de la masacre fue de su primo Andrew Golden y él pensó que tan solo iban a asustar a algunos niños. Al salir en libertad tuvo varios encuentros con la ley por robo y permanece en la cárcel. Los factores
De acuerdo con el sociólogo criminal Glenn Muschert, hay muchos factores que influyen en las mentes de los jóvenes y que intervienen en el desarrollo del ser antisocial que decide atacar a una comunidad en un tiroteo en una escuela. Algunos de ellos son la incapacidad de algunos niños de expresarse en pueblos rurales o pequeños, el sentido de pérdida y la incapacidad de manejar depresión (apuntado por el FBI en el caso de Klobold y Columbine).  Para Alonso la disfunción familiar, traumas en la niñez, predisposición genética, la violencia en los medios son algunos de los factores que influyen. Si se le pregunta por qué Estados Unidos ha desarrollado este tipo de crímenes, responde que se debe en parte a la gran cantidad de información disponible a los niños, los juegos y las películas violentas que han desensibilizado a los pequeños y disfunciones familiares han contribuido a estos fenómenos en el país. Las señales El único punto de encuentro entre psicólogos y estudiosos del tema parece ser: hay pistas. Alonso dice que “cualquier profesional puede ver las señales de que algo anda mal. Siempre las hay”, afirma. Adam Lanza, el autor de la masacre de Newtown, había escrito un cuento en quinto grado donde se mataban a niños y un joven mataba a su madre,  estaba obsesionado con las matanzas en masa, de acuerdo con reportes de prensa, especialmente con la masacre en Columbine. El pistolero había sido diagnosticado con el síndrome Asperger, aunque éste no está generalmente asociado a violencia.
El etiquetamiento
Las escuelas siguen siendo hoy el lugar más seguro para los niños de acuerdo con datos gubernamentales. En cifras generales es muy poco probable que estos eventos ocurran y por esto es también tan difícil enumerar factores decisivos que llevan a alguien a matar de esta forma. 
Lo más importante, según expertos, es escuchar y ver las señales. Los padres y maestros deben acudir a entrenados en la psique humana para determinar si la conducta que se observa es normal o el inicio de un terrible fin.
©Univision.com
Commentarios