Un catedrático hispano propone una reforma migratoria a nivel universitario

EFE | Feb 07, 2014 | 1:40 AM

Buscan que se conozca en Nebraska la dificultades que enfrentan los inmigrantes

Las políticas migratorias deben debatirse también a nivel universitario para que los centros de estudios superiores acepten a indocumentados, según el catedrático de la Universidad de Nebraska en Kearny (UNK) William Avilés.
“En Nebraska, los universitarios indocumentados gozan de aranceles reducidos desde 2006”
Avilés, profesor de ciencias políticas, expondría su propuesta el jueves por la noche durante un panel sobre inmigración en UNK, organizado por Stephany Tejada Castillo, presidente de la Liga de Justicia Social de UNK y alumna de esa universidad.
"Este tipo de conversación (sobre temas inmigratorios en el marco universitario) es necesaria, porque mucha gente en Nebraska desconoce las dificultades que enfrentan los inmigrantes indocumentados", dijo Avilés a Efe.
"Muchos de los inmigrantes indocumentados que ahora quieren seguir una carrera universitaria han estado en este país desde que eran niños y para ellos Nebraska es su hogar", agregó.
Avilés, de antepasados puertorriqueños y criado en Miami, dicta clases de ciencias políticas en UNK desde 2002 y se especializa en política comparativa y política en América Latina.
6.2% de los habitantes de Nebraska son extranjeros
El catedrático enfatizó que "existen muchos inmigrantes indocumentados en Estados Unidos que han hecho de este país su hogar y se trata de inmigrantes que están listos para contribuir a nuestra sociedad y a nuestra economía con la ayuda de un título universitario".
En el caso específico de Nebraska, el 6.2 % (111,000 personas) de los 1.8 millones de habitantes en ese estado son extranjeros, según datos del censo. De ellos, la gran mayoría son inmigrantes hispanos, y, según estimaciones del Pew Hispanic Research Center, hasta 45,000 de esos inmigrantes serían indocumentados.
Hasta agosto de 2013 (mes más reciente con datos completos), casi 2,400 jóvenes de Nebraska habían pedido beneficiarse del programa federal Acción Diferida por haber llegado a Estados Unidos de niños, y 1,849 de esos pedidos habían sido aceptados, según el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, en inglés.)
Además, en Nebraska, los universitarios indocumentados gozan de aranceles reducidos desde 2006, si estudiaron por lo menos durante tres años en ese estado y si completaron sus estudios secundarios en una escuela local.
Todo ello, dijo Avilés, refuerza la necesidad de tener "una conversación productiva e interesante" sobre cómo facilitar la llegada a la universidad de indocumentados que viven y que estudiaron en Estados Unidos, incluyendo, por ejemplo, ayudarlos a acceder a recursos financieros para pagar sus estudios, ya que no califican para la ayuda federal.
©EFE
Comentarios