El Salvador elegirá a su próximo presidente en segunda vuelta

Univision.com | Feb 02, 2014 | 9:11 AM

Miembros del FMLN confían en que triunfarán

El izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) quedó cerca de retener el poder tras las elecciones celebradas en El Salvador con el triunfo parcial de su candidato, Salvador Sánchez Cerén, que no ha evitado una segunda vuelta. Con el 83.20 % de los votos escrutados, Sánchez Cerén suma el 48.96 % y Norman Quijano, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), el 38.96 %, según datos preliminares divulgados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en su sitio web.
“La única vez que las elecciones salvadoreñas se definieron en una segunda vuelta fue en 1994”
¿Esperabas estos resultados electorales en El Salvador? Sánchez Cerén proclamó su triunfo en primera vuelta, pero reconoció que irá a una segunda ronda con Quijano porque no logró la mitad más uno de los votos para alcanzar la Presidencia salvadoreña. Los miembros del FMLN están "felices, victoriosos", porque los salvadoreños "nos dieron el triunfo en primera vuelta", manifestó Sánchez Cerén en un acto con dirigentes y activistas de su partido. "Estamos seguros que en la segunda (vuelta) no van a ser 10 puntos, van a ser más de 10 puntos", la ventaja sobre Quijano, pronosticó, de acuerdo con Efe.
El TSE anunciará la segunda vuelta cuando se contabilicen la totalidad de los votos
Quijano ya se había adelantado a anunciar a través de su cuenta de Twitter: "Este es el momento, hermanos nacionalistas, en que estamos en una inminente batalla de segunda vuelta". Sin embargo, el TSE no anunció si habrá o no una segunda vuelta a pesar de lo que reflejan sus datos preliminares. El presidente del TSE, Eugenio Chicas, dijo que "estos datos en sí mismos expresan un tendencia y sólo serán corroborados en el escrutinio definitivo", que comenzará el martes próximo. Quijano no sólo aseguró que habrá segunda vuelta, sino que afirmó que en esa oportunidad sí derrotará a Sánchez Cerén.
"Vamos a redoblar esfuerzos y tengan la plena certeza de que vamos a triunfar", aseveró el candidato opositor en un discurso ante miembros de su partido en una plaza de San Salvador, donde celebraban lo que para ellos es una victoria. "Esta noche comienza una nueva lucha; esta noche, en que las fuerzas democráticas no pudieron ser derrotadas, damos inicio a una indetenible victoria" en segunda ronda, añadió Quijano.
Los candidatos que obtuvieron menos votos En un lejano tercer puesto en los resultados de este domingo, con el 11,41 %, aparece el expresidente Elías Antonio Saca (2014-2019), candidato del movimiento Unidad, quien reconoció ante la prensa este "resultado adverso". "Estos resultados han dejado prácticamente una segunda vuelta electoral", reafirmó Saca. Los otros dos candidatos, Oscar Lemus, del partido Fraternidad Patriota Salvadoreña, y René Rodríguez, del Partido Salvadoreño Progresista, ambos minoritarios, no suman ni el 1%, según el TSE. Estos resultados oficiales confirmaron la tendencia marcada por las últimas encuestas, que dieron la ventaja a Sánchez Cerén sobre Quijano en la intención de voto, unas con amplio margen y en otras tan estrecho que rozó en el empate técnico, mientras que sólo una favoreció al candidato opositor. Sin embargo, las encuestas también anticiparon que podría haber segunda vuelta porque ni Sánchez Cerén ni Quijano alcanzarían la mitad más uno de los votos para ganar este domingo.
El FMLN llegó al poder en 2009 Hasta ahora, la única vez que las elecciones salvadoreñas se definieron en una segunda vuelta fue en 1994, las primeras tras los Acuerdos de Paz (1992), cuando Armando Calderón Sol, de ARENA, derrotó a Rubén Zamora, que encabezaba una coalición de izquierda que incluía al FMLN y ahora es embajador en Estados Unidos. El FMLN, la antigua guerrilla izquierdista que se enfrentó al Ejército salvadoreño durante el conflicto armado (1980-1992), llegó al poder por primera vez en 2009 con el actual presidente, Mauricio Funes, como candidato.

SIGUIENTE:

Se expresaron esperanzados de que habrá un real cambio y un presidente justo.

El partido de izquierda acabó así con los 20 años consecutivos en que ARENA estuvo en el poder, desde 1989. Un total de 4,955,107 salvadoreños fueron convocados a los comicios de este domingo para elegir al nuevo presidente de su país para el mandato 2014-2019. Tras una jornada de votaciones que transcurrió con tranquilidad, el presidente del TSE hizo un llamamiento "a cada uno de los contendientes a aceptar la voluntad" de los votantes. Chicas destacó que las votaciones fueron una "gran jornada" que se celebró en "orden, respeto y seguridad" a nivel nacional, y que fue "ejemplar a nivel internacional". Consideró que la participación en estas elecciones podría haber superado el 50%. Más de 6,000 observadores nacionales e internacionales verificaron las elecciones salvadoreñas, según el órgano electoral.
Sin embargo, France Press destacó que las mesas electorales abrieron a las 7:00 de la mañana (hora local) bajo un fuerte despliegue de policías y militares, y que tuvo lugar un acto oficial en el que el presidente Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas, exhortó: "vamos todos a votar, la transparencia está garantizada".
Profundos desafíos
Lejos de la versión oficial, las agencia de noticias reportaron que se vivió tensión por el caso del expresidente Francisco Flores (1999-2009), quien asesoraba la campaña de Arena y al que una comisión del Congreso investiga en relación con el paradero de $10 millones donados por Taiwán entre 2003 y 2004.
Al futuro mandatario, que asumirá el 1 de junio para un periodo de cinco años, le espera el desafío de lidiar con las pandillas, que pese a que mantienen desde marzo de 2012 una tregua que redujo los homicidios de 14 a 6.8 por día, extorsionan y controlan barrios enteros. Unos 10 mil están en las cárceles y otros 50 mil en las calles.
Para atacar el problema de la violencia de las pandillas, Sánchez Cerén propone programas de reinserción a la sociedad a cambio de que dejen los crímenes; mientras que Quijano, que acusa al gobierno del FMLN de haber "pactado" la tregua con las pandillas, promete "mano dura".
El nuevo mandatario deberá, para sostener programas sociales, elevar la recaudación fiscal y atenuar la deuda que desde 1998, según Funes, tiene el Estado con las administradoras privadas de fondos de pensiones, de 1,883 millones de dólares y que cada año suma intereses por 400 millones.
El país, que vive de las exportaciones de maquila textil, café y azúcar y otros productos no tradicionales, tiene pocas posibilidades de contraer nuevos empréstitos, con una deuda externa que a setiembre de 2013 sumaba unos 13,800 millones de dólares, el 55.3 % del PIB, según cifras oficiales.
Además, el próximo gobierno deberá encarar un país cuya economía apenas creció 1.9 % en 2013, donde el 40.7 por ciento de los 6.2 millones de salvadoreños vive en la pobreza, y con niveles de subempleo del 30 %.
 
¿Quiénes son los candidatos presidenciales de El Salvador?
Hasta ahora el FMLN logró gobernar mediante un acuerdo con los partidos minoritarios de derecha que apoyan al expresidente Saca.
En estos comicios, vigilados por 62 observadores de la OEA y de unos 1,800 extranjeros de diferentes instituciones, se implementa por primera vez el llamado "voto residencial", en colegios donde viven los ciudadanos. Unos 10,000 salvadoreños votaron en el exterior desde diciembre y enviaron el sufragio vía postal.
Los 1,591 centros que albergan las 10,424 juntas receptoras de votos, cerrarán a las 17:00 locales (23:00 locales). El TSE prevé divulgar los primeros resultados hacia las 22:00 horas locales.
Acostumbrado a la violencia
Por su parte, The Associated Press destaca que en un país acostumbrado a la violencia, que soportó una sangrienta guerra civil de 12 años y luego la irrupción feroz de los pandilleros, la inseguridad sigue en el primer lugar de la discusión pública y es el principal tema de las elecciones presidenciales, pues sigue teniendo en ascuas a la población, víctima indiscriminada de las extorsiones y testigo de asesinatos en las calles.
El desespero es tal que algunos candidatos, que el domingo 2 de febrero se enfrentaron en la primera vuelta en la disputa por suceder al presidente de izquierda Mauricio Funes, han propuesto soluciones radicales.
La violencia tal vez no llegue a los niveles de 2012, cuando se registraba un promedio de 14 homicidios diarios, según la policía, y cuando los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18 acordaron una tregua para dejarse de matar entre ellos.
Tras el pacto de no agresión, hubo una caída de más del 40% en los homicidios de 2011 a 2012, de acuerdo con un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
El candidato oficialista Salvador Sánchez Cerén, exguerrillero del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el ganador de esta primera vuelta, plantea combatir la delincuencia apoyando a las familias con inversión en las comunidades, una mejor educación, y con una policía "ampliada, fortalecida y depurada". Depurada de corruptos o negligentes, dijo.

SIGUIENTE:

Las elecciones en El Salvador tiene a los ciudadanos divididos.

Sus propuestas no son nuevas y prefiere la vía conciliatoria, a diferencia de varios de sus oponentes que plantean el camino de la represión. Su más cercano competidor en la segunda ronda, será el alcalde capitalino Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que ha prometido acabar con las pandillas militarizando las ciudades.
"Estoy decidido a hacer uso de los poderes de la Constitución para militarizar la seguridad pública y establecer granjas militares", dijo Quijano.
Otro de los candidatos, Oscar Lemus, abogado y empresario avícola del partido derechista Fraternidad Patriota Salvadoreña, a quien no le fue muy bien en esta primera ronda, planteó decretar "toques de queda" y usar francotiradores con veteranos del ejército para luchar contra los pandilleros.
No ha ofrecido más detalles sobre la propuesta.
"Espero que no estén hablando de planes de exterminio", dijo el director ejecutivo de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, Miguel Montenegro, aludiendo a las propuestas de Quijano y de Lemus.
Montenegro cree que la solución es "combatir el problema de la pobreza, la falta de empleo, una atención más integral de la niñez y la adolescencia. Hay que apostarle a la educación".
"Esto no termina y tengo muchas dudas que termine. Hablan y hablan, pero no escucho que alguien tenga la solución", dijo a la AP Manuel Tejada, un pequeño comerciante que dice ser extorsionado por las pandillas. "Ya se probó con la mano dura (en los gobiernos de Arena). Tuvimos la tregua y nadie cambió".
©Univision.com
Commentarios