Obama reafirma su apuesta por reforma migratoria y aumento del salario mínimo

EFE | Feb 01, 2014 | 1:10 PM
Por Miriam Burgués
“El presidente de EEUU, Barack Obama, rearfirmó sus compromisos con lograr este año una reforma mig”
El presidente de EEUU, Barack Obama, rearfirmó sus compromisos con lograr este año una reforma migratoria y un aumento del salario mínimo, durante una sesión de preguntas ciudadanas en la que también habló del espionaje de la NSA y se deshizo en halagos hacia su esposa, Michelle, y sus dos hijas.
Obama respondió ayer a preguntas de ciudadanos anónimos en un foro por internet a través de la plataforma Google+ y aprovechó sobre todo para reiterar algunas de las ideas que defendió el pasado martes en su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.
La primera pregunta, hecha por una residente de San Francisco, tuvo que ver con el sistema de inmigración y Obama se declaró "modestamente optimista" acerca de que el Congreso actúe para aprobar una reforma en este 2014.
El mandatario quiso aclarar también que, a su juicio, "en cualquier escenario" los inmigrantes indocumentados deben poder acceder a la ciudadanía, porque no quiere una situación en la que haya "dos categorías" diferentes de personas en el país.
Obama habló así después de haber sugerido, en una entrevista con CNN, que podría aceptar un acuerdo sobre la reforma migratoria que no incluya una vía especial a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados siempre y cuando, una vez legalizado su estatus, puedan optar a ella por los caminos usuales.
En cuanto a los principios para una reforma migratoria presentados el jueves por los republicanos, que solo contemplan una garantía de ciudadanía para los "soñadores" (jóvenes estudiantes o miembros de las Fuerzas Armadas que llegaron irregularmente a EEUU siendo niños), el mandatario admitió que hay "algunas diferencias" con los que él viene apoyando.
"Obviamente, el diablo está en los detalles. Pero mi firme creencia es que podemos conseguir una reforma migratoria este año", subrayó Obama.
En cuanto a su propuesta para aumentar el salario mínimo, actualmente en 7.25 dólares la hora, el presidente indicó que espera que el Congreso se dé cuenta de que "es lo correcto", aunque admitió que por ahora no tiene el apoyo de los republicanos para lograrlo.
"Si trabajas a tiempo completo en este país no deberías estar en la pobreza", remarcó Obama, repitiendo una de las frases que usó en su discurso sobre el Estado de la Unión y en la gira por cuatro estados que realizó entre miércoles y jueves para explicar sus propuestas.
En un intento por convencer al Congreso de la necesidad de elevar el salario mínimo, Obama dio el primer paso y anunció esta semana que su Gobierno lo aumentará para algunos trabajadores federales hasta 10.10 dólares la hora.
Por otro lado, y ante las inquietudes de uno de los ciudadanos que participó en la sesión de preguntas, el presidente recordó sus recientes anuncios para reformar los polémicos programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) revelados por Edward Snowden.
"Vamos a proteger el derecho a la privacidad no solo de los ciudadanos aquí en Estados Unidos, sino en todas partes", prometió.
La única mención a la política exterior tuvo que ver con Ucrania y Obama recordó que EEUU rechaza las medidas "que restrinjan las protestas y la libertad de expresión" porque son "contraproducentes".
Según Obama, las multitudinarias protestas que vive ese país desde noviembre se explican en parte porque "el pueblo de Ucrania claramente está mirando hacia Europa y Occidente como socios de una economía más basada en el libre mercado", aunque los lazos históricos y relaciones comerciales con Rusia "no tienen que ser sacrificados" en ese contexto.
El presidente dedicó la última parte de la sesión a comentar que es "bastante feliz", al responder a un ciudadano que le preguntó "de hombre a hombre, de padre a padre", por cómo se sentía.
"La razón principal es que tengo una mujer increíble y dos hijas increíblemente estupendas que están creciendo demasiado rápido", reveló Obama.
Esa familia "mantiene mi vida en perspectiva", agregó. "Y mi mujer, al menos, todavía cree que soy bastante guapo, incluso con el pelo lleno de canas".
©EFE
Comentarios