Obama insiste en la reforma migratoria en discurso sobre el Estado de la Unión

Univision.com | Jan 28, 2014 | 9:37 PM
Obama: "Logremos la r... Obama: "Logremos la r...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Obama hace un llamado ser serios sobre la reforma migratoria y aprobarla este año porque ayudará a la economía.

Con menos citaciones que el año pasado y de manera escueta, el presidente Barack Obama insistió el martes, durante la rendición del 5to. Informe sobre el Estado de a Unión, que la Cámara de Representantes apruebe una reforma migratoria que legalice a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.
“Los economistas independientes dicen que la reforma migratoria ayudará a nuestra economía.”
Ante senadores y representantes, el gabinete en pleno, los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, el cuerpo diplomático e invitados especiales, Obama dedicó algunas palabras para tratar el tema de los indocumentados resaltando primero los logros conseguidos por su administración y luego indicando que, "si hablamos en serio sobre el crecimiento económico, es hora de responder al llamamiento de nuestros líderes empresariales, líderes laborales, líderes espirituales y de cumplimiento del orden público, y arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona".
"Los republicanos y los demócratas en el Senado se han movilizado. Sé que los miembros de ambos partidos en la Cámara de Representantes quieren hacer lo mismo. Los economistas independientes dicen que la reforma migratoria ayudará a nuestra economía a crecer y reducirá nuestro déficit en casi $1 billón en las próximas dos décadas", agregó.
Obama también dijo que "cuando las personas viene aquí a hacer realidad sus sueños (estudiar, inventar y contribuir a nuestra cultura), hacen que nuestro país sea un lugar más atractivo para las empresas para encontrar y crear trabajos para todos. Consigamos este año aprobar una reforma migratoria".
En los informes de los años 2010, 2011 y 2012 Obama mencionó dos veces la reforma migratoria y cuatro veces en el 2013.
Dreamers invitados
Entre los invitados se encontraba un grupo de dreamers amparados por una Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) que en agosto de 2012 detuvo temporalmente sus deportaciones y les otorgó un permiso de trabajo.
El programa ampara a 1.7 millones de jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos (antes de cumplir los 16 años de edad) y carecen de antecedentes criminales.
Uno de los visitantes fue la mexicana Estefanía García, quien fue invitada por el representante demócrata de Illinois, Brad Schneider. García nació en México y vive en el estado de Illinois. El año pasado se graduó del Lake Forest College con una doble licenciatura en psicología y español, y un diplomado en pequeños negocios.
García le dijo a un corresponsal de la agencia Notimex, poco antes de la ceremonia, que se sentía honrada de asistir al pensaje presidencial y “hacer que mis pares se sientan orgullosos de mi”.
La joven trabaja para la organización "Mano a Mano", una organización sin fines de lucro que ofrece servicios sociales y asiste a inmigrantes indocumentados.
Este fue el segundo año en que indocumentados dreamers asisten al Congreso a la entrega del informe presidencial.
Otros dos indocumentados acompañaron asistieron a la ceremonia, María Torres y Ameya Pawar, de origen indio,  quienes al igual que García fueron invitadas por congresistas demócratas.
Reforma comprensiva
Obama no solo respalda la legalización y la ciudadanía para los dreamers, sino que pide al Congreso una reforma migratoria amplia que otorgue los mismos beneficios a los 11 millones de indocumentados que viven en el país.
El debate de la reforma migratoria se estancó en la Cámara de Representantes a finales de en junio, después que el Senado aprobó el plan S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
El liderazgo republicano había advertido que no debatiría el plan del senado y que discutiría una versión por pedazos con énfasis en la seguridad fronteriza.
El domingo, dos días antes del informe, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo al programa This Weeek de la cadena ABC que la Administración era “realmente optimista” acerca de que 2014 será el año en que el Congreso “enviará al escritorio del presidente un proyecto de ley".
Obama le ha pedido en varias ocasiones al liderazgo republicano de la Cámara, encabezado por el presidente del Congreso, John Boehner (Ohio), que envíe al pleno el proyecto HR 15 que entregó un grupo de demócratas a comienzos de octubre y que se basa en el plan del Senado con cambios en una dura enmienda de seguridad.
El proyecto, que cuenta con apoyo bipartidista, tiene los 218 votos necesarios para que pase en la Cámara, pero una regla republicana (Hastert) vigente exige que sólo pueden ser enviados al pleno aquellos proyectos que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría (118 de los 234 votos republicanos).
El HR 15 cuenta con al menos 195 votos demócratas y entre 30 y 40 apoyos republicanos, pero el número que no cumple con la exigencia de la regla Hastert.
Lista de principios
Mientras la Casa Blanca sigue presionando para destrabar el debate, los republicanos se reunirán esta semana en un retiro de tres días al sur de Maryland donde finalizarán la redacción de una “lista de principios” de la reforma migratoria que Boehnr anunció la semana pasada.
El diario The New York Times anticipó que el proyecto incluirá una vía de legalización amplia pero no la ciudadanía para todos los indocumentados, sino solo para algunos dreamers, jóvenes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos (antes de cumplir los 16 años de edad).
Agregó que el ala ultraconservadora republicana trata de detener el debate sobre el futuro de los indocumentados para evitar una división interna. Simultáneamente el sector moderado insiste en llevar el debate hasta el final para reconquistar el voto hispano perdido en las elecciones 2008 y 2012 a causa del rechazo al debate de una reforma migratoria.
Un día antes del informe, el movimiento Fast and Families que entre noviembre y diciembre llevó a cabo una huelga de hambre en una carpa instalada en la explanada del Congreso, anunció el inicio de una nueva jornada de ayunos, esta vez en dos fases que cubrirán 100 distritos electorales.
Las manifestaciones tienen por objetivo presionar a los republicanos en sus territorios para convencerlos que debatan y aprueben una reforma migratoria con ciudadanía. También le piden a Obama que pare las deportaciones.
Separación de familias
Durante la primera administración de Obama (2009-2012) el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a más de 1.5 millones de indocumentados, un promedio de 400 mil anuales. De ellos, más del 40 por ciento no tenía antecedentes criminales.
Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes insisten en que entre seis y siete de cada deportados no tenía antecedentes que representaran una amenaza para la seguridad nacional y que calificaban para legalizar sus permanencias con un plan de reforma como el aprobado por el Senado en junio.
En el año fiscal 2013 ICE deportó 388,644 inmigrantes y de ellos el 40 por ciento no tenía registro criminal.
El gobierno de Obama señala que las deportaciones se detendrán cuando el Congreso apruebe una reforma migratoria con sentido común.
©Univision.com
Commentarios