Los próximos hispanos que serán ejecutados este año

Univision.com | Jan 23, 2014 | 2:53 PM
Tras la ejecución de Edgar Tamayo Arias, el Departamento de Justicia Penal de Texas ya tiene programadas para los próximos cuatro meses otras tres ejecuciones de presos de origen hispano.
“La sentencia de muerte más próxima es para el mexicano Ramiro Hernández.”
La sentencia de muerte más próxima es para el mexicano Ramiro Hernández, quien se encuentra en la antesala de la muerte por el asesinato del propietario de un rancho para el que trabajaba y por violar a su esposa. Sería el 9 de abril de este año cuando lo ejecuten.
En la lista le sigue el hondureño Edgardo Rafael Cubas, de 35 años, quien fue condenado a muerte luego de ser acusado por secuestrar, violar y asesinar a una chica de 15 años.
La ejecución de Cubas fue pospuesta para el 29 de mayo de este año, anteriormente programada para el 16 de enero de 2014.
El tercer hispano se trata de Jose Luis Villegas, quien lleva doce años en la cárcel tras haber sido acusado de apuñalar más de 20 veces a tres víctimas: su madre, su hija de tres años y una mujer de 24 años.
Villegas,  de 39 años está sentenciado a muerte para el 16 de abril de este año.

Édgar Tamayo, el mexicano ejecutado este miércoles en Texas fue acusado por la muerte de un oficial en 1994.

La historia de Ramiro Hernández
La preocupación y el dolor se cierne en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sobre la madre y familiares de Ramiro Hernández Llanas, quién es el siguiente mexicano condenado a muerte.
"Pido clemencia, que tomen en cuenta los problemas que mi hijo tiene desde pequeño", suplica entre sollozos la madre del mexicano Ramiro Hernández, condenado a muerte por asesinato y violación en Estados Unidos y cuya ejecución está prevista para abril en Texas.
En 1997, en la Corte de Distrito 216 de Banderas, Texas, un jurado declaró al neolaredense culpable del asesinato de Glen H. Leich, abogado y profesor universitario de la comunidad de Kerreville.
La viuda de la víctima Lera Leich, identificó a Hernández Llanas como el asesino de su esposo en un rancho de su propiedad, en donde construían una casa y el mexicano había sido contratado como peón.
Desde su casa, construida a base de la venta de basura, Martha Llanas viuda de Hernández, pide al Gobierno de Estados Unidos, se haga justicia en el caso de su hijo, Hernández Llanas, sentenciado a muerte y uno de los reclusos, cuyos casos integran el Caso Avena.
Ese caso aglutina los expedientes de 51 mexicanos condenados a la pena capital a los que no se les respetó el derecho a la asistencia consular.
Llanas tiene dos años de no verlo, al no contar con medios para trasladarse al penal donde se encuentra su viajar.
De acuerdo a la explicación Hernández Llanas desde los 4 meses de edad sufre de desmayos, además una ocasión se le cayó en la escuela, a la que solo acudió 3 años y se pegó en la cabeza.
Los problemas de Ramiro
“Nada más se ponía moradito y le salía espumita por la boca, fue lo que le dije hace años a las personas (del consulado Mexicano) que vinieron conmigo”, puntualizó la afligida mujer.
Ramiro Hernández Llanas tenía 27 años cuando fue arrestado y a sus 44 años espera la hora de ser ejecutado con inyección letal.
La última vez que Marth vio a su hijo, este le dijo: "Mire madre, aquí estoy y si me dan un castigo, como me lo van a dar, yo nomás lo que pido a Dios es que la bendiga porque mis deseos eran venirme para acá para que usted no volviera a trabajar", relata Martha antes de romper en llanto.
La vida de la familia Hernández Llanas no fue fácil. Recolectaban basura, madera, plástico, vidrio, que vendían en las ladrilleras, donde como pago recibían blocks, con los que construyeron su casa.
Martha ya enterró a su esposo, a una de sus hijas y ahora, solo espera el la fecha en que Ramiro podría ser ejecutado.
De cumplirse su pena el 9 de abril, Hernández se sumaría a los tres mexicanos del caso "Avena" que han sido ejecutados en Estados Unidos desde 2004.
La CIJ en 2004, ordeno a Estados Unidos revisar los casos de los 51 reos mexicanos, luego de confirmarse la violación de sus derechos al ser arrestados y procesados sin dar aviso al Consulado Mexicano.
Aunque el Congreso del vecino país aprobó una ley para que se diera cumplimiento a la determinación de la CIJ, el estado de Texas no ha aceptado dar marcha atrás en los casos que tiene y las ordenes de ejecución de la pena de muerte continúan vigentes.
Con información de EFE
 
 
 
©Univision.com
Commentarios