Chris Christie jura al cargo rodeado de interrogantes

The Associated Press | Jan 21, 2014 | 6:59 AM

Christie es el gobernador 55 de Nueva Jesey

TRENTON.-  Las celebraciones del martes, el comienzo del segundo período de Chris Christie como gobernador de Nueva Jersey, arrancan bajo la sombra de varias investigaciones sobre un embotellamientos de tráfico que parecen haber sido ordenados por su personal como venganza política y una alegación de que su gobierno vinculó la asistencia por la supertormenta Sandy a la aprobación de un proyecto de bienes raíces.
“La Fiscalía Federal y dos comisiones legislativas estatales están investigando.”
Pero el 55to gobernador de Nueva Jersey tiene un día completo de actividades.
La agenda debe comenzar con un servicio en la Iglesia Bautista Nueva Esperanza de Newark antes de jurar el cargo y pronunciar un discurso en Trenton, y una fiesta por la noche en Ellis Island, un símbolo del futuro prometedor en Estados Unidos. Unos 12 millones de inmigrantes llegaron a Estados Unidos esta isla, ubicada entre Nueva York y Nueva Jersey, pero la fiesta se celebrará en un salón en la parte neoyorquina.
La vicegobernadora Kim Guadagno, quien el fin de semana cayó en la controversia que rodea a Christie, también jurará el cargo a un segundo período.

El gobernador Christie, investigado por desvío de fondos, es ahora acusado de chantaje por una alcaldesa del estado.

¿Sigue en la pelea por la candidatura a la presidencia?
Christie ganó la reelección en noviembre por un margen de 22 puntos sobre la senadora estatal Barbara Buono, que es demócrata.
El gobernador republicano ganó fama nacional por su hablar directo y a veces cómico, un político que trató de mostrar que podía cooperar con los demócratas en asuntos clave, como la reforma del programa de pensiones de los empleados estatales y facilitar del despido de maestros que no hagan bien su trabajo.
Christie se convirtió en objeto permanente de especulación sobre una posible nominación presidencial en 2016 con su liderazgo en el caos que siguió a la supertormenta Sandy, que afectó buena parte de Nueva Jersey en octubre de 2012.

Una alcaldesa acusa a Chris Christie de ejercer presión política con los fondos destinados a la recuperación por Sandy.

También trabajó con el presidente Barack Obama y criticó a legisladores federales republicanos que se mostraron renuentes a aprobar ayuda para los damnificados de la tormenta, lo que le hizo ganar aplausos de sus electores y una enorme atención a nivel nacional.
Alcaldesa le echa más leña al fuego
Pero su reputación ha sido golpeada desde las revelaciones este mes de que una miembro de su personal ordenó el cierre de dos de las tres carrileras de acceso al Puente George Washington Bridge desde Fort Lee durante cuatro días en septiembre en una aparente venganza política contra la alcaldesa de esa ciudad, quizás por no apoyar la reelección de Christie.
La Fiscalía Federal y dos comisiones legislativas estatales están investigando los hechos.
Christie se ha disculpado, ha negado haber participado o haber tenido conocimiento de los hechos y despidió a una vicesecretaria del gabinete en el centro de la controversia. Pero las interrogantes no se han acallado.
El gobierno de Christie también enfrenta una alegación de la alcaldesa demócrata de Hoboken de que vinculó la entrega de asistencia por la supertormenta Sandy a esta ciudad de 50.000 habitantes al otro lado de Manhattan al apoyo a un proyecto de bienes raíces de lujo.
Chris Chistie se defiende
La alcaldesa Dawn Zimmer dijo que la vicegobernadora Guadagno le dijo que el ultimátum vino directamente de Christie. Guadagno rechazó con fuerza esas alegaciones el lunes y las describió de "falsas" e "ilógicas".
"Cualquier sugerencia de que los fondos de asistencia a las víctimas de Sandy estaban vinculados con la aprobación de un proyecto en Nueva Jersey es completamente falsa", dijo.
Pero la semana pasada en una actividad con algunas víctimas de la tormenta en Manahawkin, Christie subrayó sus raíces en Nueva Jersey y las tareas que enfrenta como gobernador.
"Vengan el próximo martes, sólo me quedan 1,400 días como gobernador. Tenemos tiempo suficiente para hacer nuestro trabajo", dijo. "Ustedes me pidieron, y yo acepté la tarea de liderar al estado durante ocho años, no cuatro".
Los boletos de 500 dólares para participar en las celebraciones de la toma de posesión y otras contribuciones se usarán para ayudar a tres organizaciones caritativas: Save Ellis Island, la Iglesia Bautista Nueva Esperanza y New Jersey Heroes, creada por la primera dama Mary Pat Christie.
©The Associated Press
Commentarios