Veteranos cambiaron las armas por computadoras contra depredadores sexuales

Univision.com | Jan 20, 2014 | 6:55 PM
Lucharon en Irak y Afganistán con arrojo y terminaron con heridas de guerra. Pero no se resignan a dejar de servir a la nación. Un grupo  de soldados veteranos enfrentan una nueva batalla: rescatar a niños del abuso sexual y la trata de personas.
“Este proyecto desatará el talento de quienes demuestran un compromiso y valor increíbles”
Se trata del programa piloto  H.E.R.O. Corps, una juego de siglas con la palabra héroe en inglés que en realidad quiere decir Human Exploitation Rescue Operative Child Recue u Operativo de Rescate Infantil de la Explotación Humana.
Los primeros 17 miembros del cuerpo de rescate infantil H.E.R.O están siendo entrenados en el Ciber Centro Transnacional de Investigación para la Seguridad del Territorio Nacional en Fairfax, Virginia. Tras siete semanas de entrenamiento, están listos para cazar abusadores de menores y rescatar a los niños de explotación sexual. Previamente, tuvieron que atravesar un entrenamiento de cuatro semanas en el que les explicaron las leyes penales federales y estatales y donde les presentaron casos de pornografía y abuso sexual infantil.
El equipo está formado por oficiales de todas las filas: Armada, Ejército, Fuerza Aérea, Infantería de Marina y hasta de operaciones especiales de EEUU. Dieciséis de ellos son veteranos que quedaron discapacitados por alguna herida de guerra.
Nathan Cruz es uno de ellos y quedó discapacitado luego de una batalla en Afganistán. Y ahora libra una batalla contra la pornografía infantil.
"Vamos a dedicarnos a tratar de encontrar a las personas que abusan de los niños", dice convencido. Él y sus compañeros son parte de un equipo forense cibernético del departamento de Migración y Aduanas (ICE) que rastrearán en Internet a los criminales que abusan de los más vulnerables.
El proyecto de H.E.R.O corps es un proyecto conjunto de la Asociación Nacional para la Protección de la Infancia (PROTEJA), el departamento de Inmigración y Aduanas de EEUU (ICE, en inglés) y la Coalición  de Operaciones Especiales Comando de Cuidados y el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL).
"Este proyecto desatará el talento y determinación de los hombres y mujeres que han demostrado un compromiso y valor increíble", dijo el sargento veterano Rich Robertson, quien es un ex operador especial que encabezó el reclutamiento del Comando de Operaciones Especiales del H.E.R.O corps.
"Amo los desafíos. Y tengo mi propia familia", dice Oskar Zepeda, otro de los participantes y cuya carrera militar se vio truncada por una granada y las 25 cirugías que le siguieron. "Siento que sirvo a mi país y que protejo a mi familia al mismo tiempo", agrega.
Para Shannon Krieger, quien se desempeñaba en el Ejercito y ahora forma parte del equipo de H.E.R.O en Nueva Orleans, "esta es una nueva batalla en la que puedo meter mis dientes. Y eso es lo que estaba buscando. No iba a buscar un empleo solo para tener un cheque".
En el año fiscal 2013 hasta la fecha, más de 2 mil depredadores sexuales de niños han sido detenidos por el HSI (Homeland Security Investigations)  de ICE por cargos penales relacionados con la explotación sexual de niños en Internet. En la última década, ICE ha detenido a 10,000 personas involucradas en casos de abuso sexual de menores, según informó.
Sin sueldo
Aunque el servicio de inmigración no les paga –se los contrata como becarios- la mayoría de los participantes reciben una compensación por discapacidad física. Muchos además cobran un estipendio del Departamento de Asuntos de Veteranos para gastos de educación.
A cambio, están ganando valiosa experiencia en ciencia forense de computadoras, en gran demanda entre agencias de Seguridad, lo que debe facilitar ofertas de empleo una vez concluyan sus pasantías.
Generalmente, los veteranos trabajan en un laboratorio y examinan computadoras y discos confiscados en órdenes de allanamiento. Tienen dos prioridades: analizar la evidencia para asistir en el enjuiciamiento de un sospechoso y determinar si hay niños aún en peligro que tengan que ser rescatados.
Puede parecer un trabajo completamente diferente a los que han hecho en el campo de batalla, pero no lo es. Después de todo, estos hombres y mujeres están acostumbrados a perseguir el enemigo. En este caso, es el turno del enemigo de los más pequeños.
Con información de la Agencia AP
©Univision.com
Commentarios