Indicio de resistencia a la insulina

EFE | Jun 20, 2006 | 12:00 AM
Un grupo internacional de investigadores, encabezado por médicos del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Massachusetts, señaló que el descubrimiento de la molécula, identificada como RBP4, podría ayudar en el desarrollo de terapias contra la diabetes.
Los científicos indicaron que el análisis de esos mayores niveles de proteína también podría ayudar a identificar a personas más propensas a las diabetes y a enfermedades cardiovasculares, antes de que éstas se manifiesten.
"La diabetes tipo 2 es cada vez más epidémica en el mundo occidental", según señala Barbara Kahn, directora de la División de Diabetes, Endocrinología y Metabolismo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.
La resistencia a la insulina se desarrolla cuando las células pierden la capacidad de responder a la insulina.
La diabetes de tipo 1, o insulinodependiente, ocurre en pacientes cuyo organismo no produce la insulina y ataca en una edad temprana de la vida, incluso en niños.
Por otro lado la diabetes del adulto, o tipo 2, afecta a mayores de 40 años y en general se puede manejar con fármacos, pero en ciertos casos incontrolables también hay que recurrir a las inyecciones de insulina.
Debido a que esa sustancia hormonal es necesaria para que el sistema extraiga el azúcar de la sangre y la convierta en energía, el problema provoca una saturación de glucosa en el torrente sanguíneo.
"La resistencia a la insulina no sólo predispone al individuo a la diabetes tipo 2 sino que también es un importante factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares", según Timothy Graham, uno de los investigadores.
En su estudio con ratas de laboratorio, los científicos determinaron que los niveles de RBP4 eran más altos en todos los casos de resistencia a la insulina y que existía una estrecha relación entre esos niveles y otros factores, incluyendo un mayor índice de masa corporal o peso excesivo.
"Colectivamente, estas conclusiones nos señalan que la molécula RBP4 es un marcador útil para el mejoramiento terapéutico y que esta proteína podría desempeñar una función causal en la resistencia en seres humanos, como ha quedado demostrado en las pruebas con los roedores", señaló Kahn.
Actualmente, en Estados Unidos, hay unos 18 millones de diabéticos. Cada año, la diabetes cobra la vida de 200 mil personas y es la sexta causa de muerte en el país.
©EFE
Commentarios