¿Quién protege a los niños?

Univision.com | Feb 13, 2006 | 12:00 AM
Cómo fue a dar la niña al lago es todavía motivo de investigación, la madre dice que entregó la pequeña a unos desamparados porque no podía mantenerla. De inmediato miles de personas se ofrecieron para adoptarla. La bebé fue afortunada. Por lo menos sobrevivió la odisea.
Se ha visto últimamente un alarmante incremento en las noticias de niños víctimas de negligencia, abusos, torturas e incluso asesinatos. Y más alarmante aun es el hecho de que en la mayoría de los casos estos niños son víctimas de los que no sólo deben darles amor y atención sino protegerlos del peligro: Adultos, personas que los cuidan o hasta sus propios padres.
Algunos de los casos más notorios han sucedido en el área de Nueva York. En un período de dos meses cinco niños murieron en sus hogares, entre ellos Nixzmary Brown de 7 años de edad quien fue muerta a golpes supuestamente por su padrastro Cesar Rodríguez el 11 de enero por comer un yogur sin permiso.
Así como Nixzmary docenas de niños han muerto a manos de un padrastro o el novio de su madre. Y en la mayoría de los casos las madres no han hecho nada para evitarlo. También en Nueva York Quachon Brown, de 4 años, murió de fracturas en el cráneo y desgarres severos en el hígado. Fue golpeado supuestamente por José Calderón, el novio de su madre, por haber tumbado un televisor. En Indianápolis Andrea González, también de 4 años, murió de un trauma masivo en la cabeza después que su padrastro supuestamente golpeara su cabeza contra el piso por hacerse en sus calzoncillos.
Mientras tanto en Nevada otros dos casos de abuso asombran a la población. En Las Vegas la policía trataba de identificar a una niña de origen hispano cuyo cuerpo golpeado fue hallado en un basurero. Cerca de allí, en Carson City, una menor de 16 años y su hermano de 11 eran mantenidos encerrados en un baño. Cuando fueron descubiertos ella pesaba 40 libras y su hermano 30, y aparentemente no habían ido a las escuela durante los últimos cinco años.
La severa depresión que le dio al enterarse que su esposo quería el divorcio aparentemente fue lo que llevó a Eleazar Paula Méndez a asfixiar a sus tres niños en De Queen, Arkansas. Ella trató de suicidarse tomando veneno para hormigas. La mujer dice que sus niños -- uno de 8 años y gemelos de 6 -- le pidieron que acabara también con sus vidas.
Por supuesto, en su caso no había manera de saber que la desesperación la llevaría a cometer tan horrible crimen. Méndez la ha sido descrita, aún por su esposo, como una madre extraordinaria. Pero en muchos casos existen señales de alerta que son ignorados por otros miembros de la familia, por trabajadores sociales, administradores escolares o vecinos que los ignoran o simplemente no se quieren meter.
En Nueva York, el aumento de muertes de niños ha llevado a las autoridades a analizar la eficacia de los Servicios para Niños de la ciudad. En todos los casos recientes la agencia de protección de menores había estado investigando casos de abuso y descuido y dejaron que los niños se quedaran en ambientes peligrosos que eventualmente cobraron sus vidas.
Una semana después de la muerte de Nixzmay, de 7 años, la oficina de protección de menores recibió cerca de 2 mil informes de niños abusados. Por lo menos 200 de ellos fueron puestos en casad de crianza. El senado estatal en Nueva York aprobó un proyecto de ley que castigaría con cadena perpetua sin posibilidad de fianza a quienes causaran la muerte intencional de niños menores de 14 años. Demasiado tarde para cinco jóvenes víctimas.
Aunque el sistema les haya fallado a estos niños, no es la burocracia la que los mató. Algunas personas simplemente no están capacitadas para ser padres y algunas madres solteras no tienen la conciencia suficiente para poner la seguridad de sus niños por encima de sus intereses amorosos.
Existen miles de adultos responsables, muchos que no pueden tener hijos propios, que pueden cuidar, bajo adopción, a niños no aceptados por sus padres. Alguien tiene que empezar a hacerse cargo de los niños.
©Univision.com
Commentarios