El poder de las endorfinas

EFE | Aug 24, 2005 | 12:00 AM
Según los investigadores de la Universidad de Michigan, ésta es la primera prueba de que los analgésicos del cerebro, llamados endorfinas, desempeñan un papel importante en el llamado "efecto de placebo".
El placebo es una sustancia inocua que, supuestamente, no debería tener efectos de ningún tipo.
Sin embargo, se ha descubierto que muchas personas tienen una reacción fisiológica al placebo que consiste, en la mayoría de los casos, en una reducción del dolor.
Según Jon-Kar Zubieta, profesor de psiquiatría y radiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, éste es el primer estudio que se concentra en un mecanismo químico cerebral específico vinculado al "efecto placebo".
En el informe del estudio, publicado en la revista Journal of Neuroscience, Zubieta señala que "éste es un duro golpe para la idea de que el efecto placebo es un fenómeno puramente psicológico, no físico".
"Hemos visto que el sistema de las endorfinas se activó en las zonas del cerebro vinculadas al dolor. Esa actividad aumentó cuando se le dijo a alguien que recibía un analgésico y después dijo que el dolor se le había reducido", manifestó.
Según Zubieta, el estudio demuestra que existe una conexión entre el cuerpo y la mente, y que ésta es "bastante clara".
La conclusión se basa en el escaneo cerebral de 15 jóvenes que accedieron a que los investigadores les inyectaran en los músculos de la mandíbula una solución concentrada que les causaría dolor.
Durante el escaneo, se dijo a los participantes que recibirían una medicina que les aliviaría el dolor, la cual era, en realidad, un placebo.
Su actividad cerebral reveló una mayor secreción de endorfinas y una reducción del dolor, según dijeron los investigadores.
©EFE
Commentarios