¡A comprar cúrcuma!

EFE | Aug 16, 2005 | 12:00 AM
De todos los tumores que afectan la piel, el melanoma es el más agresivo, ya que tiene como característica su propagación temprana (las llamadas colonizaciones a distancia o metástasis) hacia otras regiones, como por ejemplo, los ganglios linfáticos, el cerebro, los pulmones o el hígado.
Según las estadísticas, algunos de los tumores malignos que atacan al ser humano están en retroceso, no obstante otros siguen una curva ascendente, como el caso del melanoma.
Se calcula que actualmente 1 de cada 70 ciudadanos de Estados Unidos lo padece y la proporción va en aumento.
Pero para contrarrestarlo, parece ser que la cúrcuma y sus derivados inducen lo que se llama "apoptosis" o muerte celular programada, que es un proceso en el que se impulsa a las células cancerosas al "suicidio".
Además, la cúrcuma y sus derivados serían de gran utilidad para tratar otras enfermedades, como las reumáticas y otros tipos de cáncer que no son el melanoma.
Este estudio, uno de los más recientes en el área, revela pues que la cúrcuma tiene excelentes y potentes propiedades anticancerígenas, según lo afirma Bharat Aggarwal, profesor de medicina en el Departamento de Terapéutica Experimental.
Ese hallazgo lo comparten las investigaciones realizadas en el Centro Anderson de Texas y en otros centros internacionales.
Y ya se está probando con buen resultado el tratamiento a base de polvo de cúrcuma para el cáncer de páncreas y el mieloma múltiple, un tumor maligno.
La cúrcuma es una planta que está emparentada con el jengibre. Y desde la antigüedad se utiliza en la India y otras regiones asiáticas para múltiples aplicaciones: para aliñar los alimentos, como conservante de los mismos, de agente colorante y también se usa popularmente para limpiar el cuerpo.
Los investigadores destacan asimismo la relación entre un componente inflamatorio muy importante en el desarrollo del cáncer y los poderes antiinflamatorios y antioxidantes de la cúrcuma.
A ese respecto, señalan que los cuatro tumores más frecuentes de la población de Estados Unidos: el cáncer de mama, de próstata, de pulmón y de colon, son 10 veces más frecuentes que en la India y que en países asiáticos, donde se consumen alimentos y condimentos a base de la cúrcuma.
Los investigadores indicaron también que la cúrcuma inhibe el crecimiento de los vasos sanguíneos que alimentan al tumor, lo que limita el crecimiento de estos tipos de cáncer.
Los estudios apuntan que el bloqueo de los cánceres ocurre independientemente de la cantidad de cúrcuma que se consuma. En apariencia, sería tan efectiva tanto en pequeñas como en grandes dosis.
Otro aspecto fundamental es la falta de toxicidad de la cúrcuma, lo que permite una amplia utilización, no importando la condición de los pacientes, ya que se tolera bien.
Es como para pensar que, tal vez, en la próxima salida a comer, sería bueno pedir una buena porción de pollo con bastante curry. EFE
*El doctor Daniel Carpman es especialista en Medicina Interna y Dermatología
©EFE
Commentarios