Matrícula consular: México no se rinde

Univision.com* | Oct 18, 2004 | 12:00 AM
Según Juan José Gutiérrez, director del Centro de Educación y Servicios de Inmigrantes, para los mexicanos vivir "sin matrícula [consular] y sin licencia [de conducir] es como poner la cabeza en una guillotina, y que en cualquier momento, nos corten la cabeza".
La matricula consular es un documento que emiten las autoridades mexicanas para registrar el número de sus nacionales que residen en el extranjero. En Estados Unidos, sobre todo, son utilizadas como una forma de identificación.
No obstante, entre las recomendaciones de la Cámara Baja del Congreso, aprobadas por 282 votos a favor y 134 en contra, se determinó que las matriculas sean prohibidas en resguardo de la seguridad nacional.
Nuevas restricciones
La H.R. 10 (Ley de Implementación de las Recomendaciones del 9/11) es la propuesta para reformar a todos los servicios de inteligencia y de espionaje de Estados Unidos. Para que se convierta en ley todavía falta que sea aprobada por una mayoría en el Senado, y luego ratificada por el presidente George W. Bush.
La propuesta, además de no permitir el uso de la matricula consular como forma de identificación en Estados Unidos, le daría poderes extraordinarios al gobierno para:
Expulsar extranjeros sin que tengan derecho a una revisión administrativa o judicial de sus casos.
Restringir aún más el derecho a asilo.
Autorizar deportaciones mientras está pendiente el proceso de apelación en una corte de inmigración.
Ordenar la emisión de una licencia nacional de conducir.
Eliminar las exigencias para enviar a extranjeros a países donde podrían ser sujetos de tortura. (Por ejemplo de personas cuyas solicitudes de asilo o protección sean rechazadas).
"Son amenazas muy serias en contra de nuestra comunidad", dijo Gutiérrez a Univision.com en una entrevista telefónica desde Los Angeles. "Cuando fueron aprobadas causaron pavor. Miles de mexicanos perdieron la seguridad en el futuro".
Dos días después de aprobada la H.R.10, el presidente de México, Vicente Fox, respondió que los millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos "ni son delincuentes ni terroristas". El mandatario mexicano denunció una nueva campaña de "cuestionamiento" a la matrícula y prometió que defenderá "a capa y espada" el popular documento.
Diferentes expertos, tanto de entidades privadas como gubernamentales, estiman que en Estados Unidos viven entre 8 y 12 millones de indocumentados y que la mayoría son de México.
"El presidente [Fox] dijo que los mexicanos que portan la matrícula son gente con dignidad, trabajadores que en mucho contribuyen a la economía de este país", precisó Alfonso Nieto, agregado de prensa de la Embajada de México en Washington.
La postura de Fox recibió el inmediato respaldo de grupos que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) y la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).
La Raza está enojada
"Estamos indignados" por la decisión de la Cámara Baja de aprobar reformas "dañinas", expresó Raúl Izaguirre, presidente de NCLR. El activista exigió al Congreso que de marcha atrás para no comprometer "a importantes comunidades", tales como los inmigrantes.
AILA, por su parte, manifestó estar confiada en que el Senado no aprobará las recomendaciones.
"El Senado cuenta con su propia versión de una ley de reforma a los servicios de inteligencia y sabemos que se trata de un texto mucho más equilibrado", explicó a Univision.com Julia Hendrix, portavoz de la entidad.
La representante Nancy Pelosi (California), líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, calificó la H.R.10 como una propuesta de ley de "antiinmigratoria", mientras que la Unión de Libertades Civiles (ACLU) la tildó "extremista".
De ser aprobada por el Senado, la nueva norma le daría un cheque en blanco a las autoridades de inmigración para deportar a cualquier indocumentado o revocar cualquier tipo de visa, advirtió la ACLU.
Pero, ¿cuántos mexicanos portan la matrícula consular? ¿En cuántos estados y ciudades las aceptan? ¿Para qué sirven? ¿Por qué tratan de detenerlas?
La matricula consular "es un documento que se emite en todo el mundo para registrar a nuestros ciudadanos que viven en el extranjero", explicó Nieto. "La emisión fue reconocida por la Convención de Viena y la primera vez que se entregaron fue en 1871".
El 6 de marzo de 2002, México anunció el lanzamiento de una nueva versión, la Matrícula Consular de Alta Seguridad (MCAS), y entre esa fecha y el 18 de julio de 2004 "hemos entregado 2,214,738 de nuevas matrículas", precisó Nieto.
Todas las matrículas tienen un período de vigencia de 5 años. Para 2007 todas las versiones antiguas habrán sido reemplazadas por nuevas tarjetas con datos biométricos muy seguros, subrayó el funcionario.
Un documento exitoso
Datos proporcionados por la embajada de México revelan que:
Las matrículas en la actualidad son aceptadas en 377 ciudades, 163 condados, 178 instituciones financieras y 1,180 departamentos de policía.
En 33 estados, al menos una autoridad acepta la matrícula como identificación oficial.
En al menos 12 estados la matrícula es aceptada como una de las pruebas de identidad requeridas para obtener la licencia para conducir (Michigan, Carolina del Norte, Nuevo México, Oregón, Pensilvania, Tennessee, Utah, Indiana, Iowa y Delaware).
Los gobiernos locales de 80 ciudades aceptan la matrícula para obtener una credencial de biblioteca o licencias para negocios, entrar a edificios públicos, registrar a niños en escuelas y acceder a ciertos servicios públicos.
El Centro de Educación y Servicios de Inmigrantes reitera que ese es el principal motivo por el cual quieren frenar el uso del documento. "Porque le permite muchas cosas a millones de inmigrantes sin estatus en Estados Unidos", señala Gutiérrez.
México, sin embargo, aclara y advierte que la matrícula no brinda estatus inmigratorio a ningún mexicano en Estados Unidos. Y la H.R. 10 señala que podría ser utilizada por terroristas para hacerle daño al país.
Cómo se obtienen
Los mexicanos que solicitan una matrícula deben cumplir con cuatro requisitos:
Presentar pruebas de su nacionalidad mexicana con alguno de los siguientes documentos: Acta de nacimiento, certificado de la nacionalidad mexicana, carta de naturalización o pasaporte mexicano.
Presentar un documento de identificación oficial. Puede ser un documento expedido por las autoridades mexicanas (cartilla militar, credencial de elector, pasaporte, licencia de manejo o matrícula consular vencida) o estadounidenses (licencia de manejo, comprobante de estudios, tarjeta de residencia, pasaporte, credencial estatal, reporte de acreditación policial con fotografía cancelada, entre otros).
Presentar un comprobante de residencia dentro del distrito consular con cualquiera de los siguientes documentos: recibo de pago de servicios como agua, electricidad, gas, teléfono o renta. La credencial estatal y la licencia de manejo también pueden utilizarse para cubrir este requisito si es que los documentos cuentan con una dirección local.
Pagar la cuota de emisión del documento. El costo de la matrícula consular es de 26 dólares.
"El documento cuenta con un sistema de seguridad reconocido por Estados Unidos. La matrícula es confiable, cuenta con un registro digital a prueba de falsificaciones", precisó Nieto.
Información adicional
Para localizar un consulado de México en Estados Unidos
Cronología de la matrícula y los intentos por prohibirla en Estados Unidos
Preguntas frecuentes acerca de la matrícula consular mexicana
Las matrículas consulares colombianas
©Univision.com*
Commentarios