Adiós a la calvicie

EFE | Sep 07, 2004 | 12:00 AM
Los investigadores señalaron que las bondades de las células madre dérmicas han sido determinadas sólo en ratones, pero el descubrimiento significa que el equivalente humano de estas células podría usarse para regenerar piel y cabellos.
Las células madre, de embriones o de tejido adulto, son unidades biológicas progenitoras que se diferencian y convierten en células especializadas, lo cual podría ayudar a curar enfermedades que se caracterizan por la pérdida o degeneración de tejidos como la esclerosis múltiple, la diabetes o el mal de Alzheimer, según la investigación.
De acuerdo con Elaine Fuchs, investigadora del Instituto Médico Howard Hughes, las células madre de ambos tipos, dérmicas o foliculares, se regeneraron cuando se las instala en cultivos de laboratorio.
En esos cultivos, los investigadores descubrieron que ambos tipos producían folículos cuando se les implantó en la piel de un ratón totalmente alopécico.
"Creo que interesará el hecho de que estas dos poblaciones celulares pueden producir folículos después del cultivo", añadió Fuchs.
La investigadora explicó que hasta ahora no habían tenido éxito otros experimentos similares de trasplante de folículos capilares.
"En contraste, en los nuestros hemos desarrollado una gran densidad capilar, en algunos casos similar a la existente en la piel de un roedor normal", dijo.
Pero lo más importante, según Fuchs, es el hecho de que la investigación ha puesto de manifiesto que existen similitudes en las diversas células madre.
"Creo que esta información nos revelará muy buenas pistas sobre la forma en que responden a los estímulos externos. Esa información nos ayudará a entender cómo podemos inducirlas a entrar en una diferenciación específica en los cultivos", señaló.
©EFE
Commentarios