La gran fiesta del "Cinco de Mayo"

EFE | May 04, 2004 | 12:00 AM
Cada Cinco de Mayo se celebra en Estados Unidos una festividad hispana que se ha hecho tradicional especialmente en aquellas ciudades con alta concentración de población de origen mexicano.
Ciudades como Los Angeles y San Diego en California, Chicago en Illinois y Dallas en Texas, organizan festejos que convocan a miles de personas en torno a los espectáculos de los grupos de mariachis y las bandas de música "texana", exhibiciones culturales, festivales, danzas tradicionales, oferta de comida típica y entretenimiento en vivo.
En ellas, organizaciones locales, comités comunitarios y grupos voluntarios planean actividades que incluyen desde muestras gastronómicas hasta paradas de 48 horas en las que se reviven viejas tradiciones aztecas.
Este año, por ejemplo, la comunidad latina de Chicago ha querido añadir a las celebraciones del Cinco de Mayo un reconocimiento a esos hombres y mujeres de origen mexicano, que con sus acciones y trabajo han hecho mucho por la comunidad.
"Es una fecha de mucho significado... esa batalla defendió la soberanía del país y todos los años debemos reflexionar sobre su importancia", dijo Francisco Bonilla, panadero que será destacado en la octava edición de los festejos del Cinco de Mayo en Chicago, por ser considerado un "pilar" de la comunidad latina de esta ciudad.
Gran fiesta en Miami
Pero en estados como Florida, donde tradicionalmente no ha habido una presencia mexicana que supere a otras inmigraciones -como la cubana y la puertorriqueña-, también esta fiesta es motivo de celebración.
Según el Consulado General de México en Miami, en la Florida viven alrededor de 75 mil mexicanos y la fiesta de la Batalla de Puebla se viene celebrando desde hace 20 años con gran participación de niños y adultos.
"Esta es una fiesta que se celebra con mayor entusiasmo en Estados Unidos y como mexicanos residentes en este país nos sentimos orgullosos al celebrar unidos una tradición tan significativa", dijo Irma Cabriales, quien durante diez años participó en la organización del "Cinco de Mayo Festival" en Homestead y que ahora ha llevado la idea al vecino condado de St. Lucie.
En este punto geográfico la fiesta se celebrará con la presentación del Grupo Folclórico Guadalajara, integrado por doce niños cuyas edades oscilan entre los 5 y los 17 años y quienes ataviados con chinas poblanas, fajas y listones, bailarán sones veracruzanos, jalicienses y el tradicional jarabe tapatío.
Un grupo similar de pequeños bailarines también se tomará las calles 19 y Sacramento de Chicago, como parte del desfile de cuarenta cuadras en Chicago, que este año tendrá la participación del alcalde de la ciudad de Puebla (México), Mario Marín Torres.
Una especie de verbena popular en la que se podrán degustar "antojitos mexicanos", apreciar artesanías hechas en barro, talavera e hilo y adquirir recuerdos típicos de México, es otra de las actividades organizadas en Miami y que cuenta con el apoyo del Consulado General de México en esa ciudad, además de la gestión del gobierno de Florida, la Comisión de Comercio y la Oficina de Turismo de México.
"El Cinco de Mayo se ha convertido con el paso del tiempo en una celebración más latina que mexicana", dice Jorge Lómonaco, Cónsul de México en Miami, quien destacó como una muestra de unión entre estos dos pueblos hermanos, el "Florida-México, Cinco de Mayo celebration: an exchange of culture", como se ha denominado el evento que iniciará el 5 y terminará el 8 de mayo.
El hecho de que esta fiesta se haya convertido en un símbolo de la unidad hispana en los Estados Unidos gracias al entusiasmo con el que se celebra a este lado de la frontera, también tiene que ver con el efecto que ha tenido la venta de productos alegóricos a ese espíritu latino en todo el territorio norteamericano.
Esta celebración, según el profesor Dan Hallin del departamento de Comunicación de la Universidad de California en San Diego, es vista por los medios de comunicación y las agencias de mercadeo como un marco que permite definir a la población hispana como un grupo unificado que consume cierto tipo de productos.
Para el académico es prioritario que a la luz de esta celebración tan popularmente acogida en Estados Unidos, los medios de comunicación que sirven a la comunidad hispana sean capaces de articular las paradojas e ironías que se presentan al concebir esta fiesta desde una perspectiva simplista.
Sin duda alguna la celebración de esta fecha histórica convocará este año no sólo a miles de mexicanos sino también a un gran número de hispanos que se sumarán al gran número de actividades, muestras culturales que son el reflejo de un espíritu común que comparten los latinos en este país.
©EFE
Commentarios