'No vacilen en matar estadounidenses', ordenó un imán

AFP | Nov 08, 2010 | 12:49 PM

'O son ellos o somos nosotros'

 
SANÁ, Yemen - El imán radical estadounidense-yemení Anwar Al Aulaqi, activamente buscado por Estados Unidos y por las autoridades yemeníes, instó el lunes a matar "sin vacilar" a los estadounidenses, en un mensaje video publicado en internet.
"No vacilen en matar a estadounidenses. Combatir a Satanás no requiere de fatwa (decreto religioso). O son ellos, o somos nosotros", afirmó el imán, en un video de 23 minutos, informó el centro estadounidense de vigilancia de portales islamistas SITE.
Aulaqi, que se hallaría refugiado en la zona tribal del sur de Yemen, ha sido colocado por Washington en una lista de objetivos a eliminar.
Vestido con la túnica tradicional yemenita y con un puñal en el cinto, el imán critica también en esa grabación a Irán, acusándolo de querer "extender una ideología desviante en Yemen", en una alusión al chiismo.
Las autoridades yemeníes acusan a partidos iraníes de apoyar a los rebeldes zaiditas, rama chiita activa en el norte de Yemen.
En el video, el predicador sunita vinculado a Al Qaeda afirma que la región es escenario de un "conflicto entre Estados Unidos e Israel, por un lado, e Irán, por el otro". "El gobierno iraní no obra en favor de un proyecto islámico, sino en favor de un proyecto persa" y "las primeras víctimas de Irán serán los pueblos sunitas del Golfo" asegura.
Afirma asimismo que los musulmanes no están obligados a obedecer a sus dirigentes, ya que éstos "no protegen al islam y conducen la nación musulmana a su pérdida".
Tras ello, rinde homenaje a los "muyaidines de Somalia, que demostraron su capacidad de dirigir el país en conformidad con la ley islámica" y a los "talibanes de Afganistán, que infligen lecciones al ejército más poderosos del mundo".
Aulaqi es juzgado actualmente en rebeldía por la justicia yemenita, que ordenó el sábado su detención "por la fuerza" si fuera necesario.
Un yemenita acusado de haber asesinado a un francés a instigación de Aulaqi es juzgado en Saná por un tribunal especializado en casos de terrorismo, el mismo que ordenó la detención del imán radical.
Aulaqi mantuvo correspondencia con el comandante estadounidense Nidal Hassan, acusado del tiroteo que causó 13 muertos en noviembre de 2009 en la base militar de Fort Hood, Texas.
Fue acusado también de implicación en el atentado fallido cometido por un nigeriano en un avión norteamericano que se dirigía de Amsterdam a Detroit el día de Navidad de 2009, reivindicado por Al Qaeda en la Península Arábica (AQPA).
Un extracto del video fue publicado en internet el 23 de octubre, pero sólo contenía un preámbulo de un minuto y medio, en el que afirmaba que los ulemas deben guiar a los musulmanes en los momentos difíciles.
En otro video, publicado en mayo pasado, el imán exhortaba a los soldados estadounidenses a seguir el ejemplo de Nidal Hassan.
Aulaqi, casado y padre de cinco hijos, procede de una familia acomodada. Su padre fue ministro y rector de la Universidad de Saná.
Nacido en New Mexico en 1971, viajó a Yemen para realizar estudios secundarios y luego volvió a Estados Unidos para efectuar sus estudios universitarios. Obtuvo un diploma de ingeniería civil en la Universidad de Colorado y un máster en Ciencias de la Educación en la Universidad de San Diego.
En 2006, regresó a Yemen, donde estuvo detenido unos meses por su implicación en un secuestro con pedido de rescate, pero fue liberado en 2008 a condición que residiera en Saná. Pocos meses después, se fue a la región de Chabwa.
©AFP
Commentarios