La policía española tuiteó un arresto antes de que sucediera

Univision.com | Jan 08, 2014 | 8:05 PM
La Policía española anunció por las redes sociales la detención de varios miembros de una red de apoyo a militantes de ETA cuando el operativo policial no sólo no había concluido, sino que apenas se había iniciado.
“Los detenidos destruyeron pruebas comprometedoras”
El error del Ministerio español del Interior, que se precipitó al anunciar la redada de ocho presuntos colaboradores de ETA, puso en riesgo el operativo de la Guardia Civil.
Según informa Reforma en su portal, los activistas que estaban siendo buscados recibieron por anticipado la noticia de su detención a través de las redes sociales, lo que les permitió destruir pruebas antes de que la Policía procediera a su arresto.
La nota de prensa y el tuit oficial sobre una detención que no se había producido fueron difundidos por error minutos antes de que la Policía abandonara el cuartel para dirigirse al despacho de abogados donde se encontraban reunidos los miembros del Grupo Coordinador al que se atribuye la función de supervisar y ejecutar, desde el exterior, las órdenes de ETA para los presos de la organización.
Cuando los agentes de la Guardia Civil llegaron con la orden judicial, el salón de reuniones del despacho de abogados se encontraba vacío, ya que los detenidos se encontraban desperdigados por el local cerrando computadoras y destruyendo pruebas comprometedoras.
El tuit fue retirado 30 minutos después
"La Guardia Civil detiene a varios presuntos miembros de ETA en el País Vasco y Navarra... las detenciones se han realizado mientras se celebraba una reunión orgánica en el interior de una de las sedes de los abogados defensores de los miembros de ETA", señalaba la nota difundida prematuramente por el Ministerio del Interior.
Treinta minutos después, el tuit fue retirado y la dependencia policial emitío un comunicado urgente para alertar que la información enviada sobre la operación antiterrorista quedaba anulada a todos los efectos.
Sin embargo, el anuncio llegaba demasiado tarde. Los presuntos colaboradores de ETA habían sido advertidos por la propia Policía española de que iban a ser detenidos y actuaron en consecuencia.
El Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, evitó referirse al lamentable episodio y se limitó a precisar que la operación contra el llamado frente de cárceles de ETA ha servido para desarticular el tentáculo de la organización separatista vasca para controlar a sus presos.
Las detenciones de los supuestos colaboradores de ETA, entre ellos dos abogados, se produjeron en las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, al norte de España.
©Univision.com
Comentarios