Un grupo de inmigrantes mexicanos de Chicago salen en ayuda de indigentes

EFE | Jan 07, 2014 | 5:04 PM

El frente afecta a 140 millones de personas de 26 estados y ha causado al menos 12 muertes asociadas a la tormenta.

Un grupo de mexicanos recorrió el martes las calles de Chicago, Illinois, para ofrecer chocolate caliente, café, pan dulce y sándwiches a decenas de indigentes que deben permanecer a la intemperie estos días de extremo frío en la ciudad.
“EEUU rompe récord de frío.”
"La verdad es que es triste ver a estas personas que carecen de esta necesidad y por qué no darles un poquito de lo que nosotros tenemos", dijo Patricia Cortez, oriunda de Ciudad Altamirano, en el estado mexicano de Guerrero, quien junto con su esposo se unió a un grupo de personas para tender una mano amiga.
A pesar de las temperaturas bajo cero que todavía se registran en Chicago y el Medio Oeste del país, este grupo de personas salió a las calles para ayudar a los desamparados que encontraron a su paso en barrios latinos de la ciudad.
La ayuda fue bien recibida por decenas de desamparados como Vicente Garza, quien perdió su empleo y ahora se ve obligado a vivir en la calle.
 
Alerta por temperatur... Alerta por temperatur...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Prácticamente todo el país se encuentra bajo nieve, dado que las temperaturas que se han alcanzado puntos tan bajos que ni siquiera los Polos las han registrado.

 
"Ay oiga, siento bien bonito porque poca gente se preocupa por los demás", dijo Garza, quien debe pasar la noches en un albergue religioso del centro de Chicago.
"Nos salimos a la calle. Ya en la tarde es cuando volvemos a estar ahí. Así es como funciona", explicó Garza en referencia a que en la mayoría de los albergues sólo se permite a los indigentes pasar la noche y deben abandonar este recinto de abrigo a primera hora de la mañana.
Por eso sienten tanto agradecimiento al recibir un bocado y una bebida caliente.
Situación precaria
"Es lamentable ver que estas personas tienen que pasar todo el día en la calle, que no tienen un lugar en donde estar, pasando frío, pasando hambre. Hoy lo hice yo; mañana quien lo pueda hacer, adelante. Quienes quieran unirse a nosotros también serán bienvenidos", dijo Cortez.
La buena samaritana y su esposo recorrieron dos vecindarios en Chicago y uno más en Cicero, un suburbio de la ciudad. También buscaron a indigentes bajo puentes y edificios abandonados donde se suelen refugiar personas sin hogar.
 
Millones de personas ... Millones de personas ...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

La orden es no salir de sus casas, y miles siguen atrapados en aeropuertos a causa de la tormenta invernal.

 
Cortez repartió alrededor de 200 litros de café, 50 sandwiches y 100 piezas de pan dulce y fruta, muchos de los cuales fueron donados por pequeños comercios latinos de la zona.
En el Medio Oeste, debido a las bajas temperaturas y el viento, la sensación térmica era de -45 grados Fahrenheit, lo que ha llevado a estas personas a salir a las calles de la ciudad para ayudar a los que no tienen hogar.
Como parte de un plan de contingencia ante los efectos de la tormenta invernal, la primera del 2014, el Gobierno de la ciudad abrió 12 centros para que indigentes y demás personas que no tengan suficiente calefacción en sus viviendas puedan calentarse y protegerse de la intemperie.
Las condiciones climatológicas severas que vive la ciudad obligaron a las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) a permanecer hoy cerradas por segundo día consecutivo para evitar exponer a los estudiantes a las peligrosas temperaturas y los fuertes vientos.
Récord histórico en NY
La ciudad de Nueva York sufrió en la madrugada del martes las temperaturas más bajas en mucho tiempo, con una mínima registrada esta mañana en Central Park de 4 grados, la cifra más baja registrada desde 1896.
El aeropuerto de Laguardia registró la misma cifra (que no alcanzaba desde 1968), mientras que el John F. Kennedy llegó a 6 grados, también la más baja desde 1968.
 
Brote de influenza se... Brote de influenza se...
3 Pausar Auto Play
Siguiente

Las autoridades recomiendan vacunarse para protegerse de lo que podría ser una enfermedad peligrosa.

 
El viento, con ráfagas de hasta 50 millas por hora, hará que la sensación térmica alcance los -15 grados, según las previsiones, aunque en los condados de la afueras de la ciudad puede llegar a -25.
En cualquier caso, se trató de la temperatura más baja registrada en un 7 de enero.
Las autoridades advirtieron desde el lunes que los ciudadanos salgan muy abrigados con varias capas superpuestas, gorro y guantes, y de que estén en la calle lo menos posible.
Según el Servicio Meteorológico Nacional, con estas temperaturas se pueden sufrir congelaciones en las zonas corporales no abrigadas a partir de 30-45 minutos de exposición.
"La exposición prolongada a un tiempo extremadamente frío puede ser mortal", advirtió la Oficina de Emergencias de la ciudad.
Sin embargo, la actividad en Nueva York se mantiene sin trastornos severos, salvo algunos problemas en los aeropuertos, y todas las actividades públicas y privadas se mantienen.
Lo que se espera
Esta intensa ola de frío, provocada por un "vórtice polar", alcanzará su apogeo entre la noche del martes y el miércoles, cuando las temperaturas recuperarán los niveles normales de esta época, e incluso podrían subir más de lo normal para enero durante el fin de semana.
El "vórtice polar", la palabra más oída en Estados Unidos en las últimas 24 horas, es un ciclón de aire extremadamente frío situado normalmente en el norte de Canadá, pero que estos días se ha desplazado hacia el sur acompañado de fuertes ráfagas de viento.
Este fenómeno ha llevado la alarma al noreste y el Medio Oeste del país, donde se han cerrado escuelas, cancelado miles de vuelos, y recomendando de manera ferviente a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, no salgan de sus casas.
Minnesota ya ha visto bajar sus termómetros hasta los -48 grados celsius, mientras que Chicago verá descender la temperatura hasta los -45 grados, y Detroit registrará 37 grados bajo cero.
En la capital del país, acostumbrada a temperaturas algo más amables que otras ciudades vecinas, la temperatura descenderá hasta los 20 grados bajo cero, algo que hasta hoy no había conocido ningún washingtoniano menor de 40 años.
El frío que se registrará este martes en buena parte de EEUU es tal que el agua de un vaso de agua muy caliente lanzada al aire se convierte automáticamente en nieve.
Este severo frente afecta a 140 millones de personas de 26 estados y ha provocado ya unas 4 mil cancelaciones de vuelos, más de 9 mil retrasos, miles de cortes de luz, y más de una docena de muertes, de manera directa o indirecta.
©EFE
Commentarios