Afganistán podría asumir su propia seguridad en 2014, según el Pentágono

AFP | Nov 08, 2010 | 11:11 AM

Diez años de guerra

MELBOURNE, Australia - Afganistán deberá estar preparada en 2014 para asumir su propia seguridad, dijeron el lunes los principales funcionarios de Defensa de Estados Unidos.
El secretario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, afirmaron que cuando la OTAN efectúe su cumbre anual a fines de este mes, la alianza debe avalar la fecha de 2014 que propuso el presidente Hamid Karzai.
"Como un objetivo, en este momento, eso tiene sentido, me siento tranquilo con ello", afirmó Mullen.
2014 fijaría de manera simbólica una fecha límite para poner fin a la guerra y traer a la mayoría de las fuerzas de combate de regreso a su país. La guerra en Afganistán se encuentra en su décimo año y es impopular en Estados Unidos y Europa.
Estados Unidos tiene planes para comenzar antes de agosto próximo el retiro de algunos de los 100,000 efectivos que tiene en Afganistán, pero no ha precisado cuánto tiempo más permanecerán algunas de esas fuerzas.
El civil de máximo rango de la OTAN en Afganistán, Mark Sedwill, dijo que el plazo de 2014 es factible para todos, aunque será necesaria la permanencia de un contingente aliado restante que incluiría fuerzas especiales y adiestradores.
La responsabilidad de Estados Unidos se extenderá durante años, manifestó Gates el lunes.
El presidente Barack Obama y otros aliados de la OTAN analizarán los planes para la transferencia del control de la seguridad en Afganistán durante la cumbre que se efectuará el 19 y 20 de noviembre en Lisboa, Portugal.
Aunque Gates había dicho en alguna ocasión que confiaba en que la transferencia se efectuara este año en algunos distritos, la OTAN contempla iniciar el proceso antes de mayo próximo.
"Las fuerzas extranjeras se reducirán en un distrito o provincia particular, así que los afganos se ocuparán de la red de seguridad... en lo que se hacen cargo", dijo Gates a la prensa al término de dos días de reuniones con los jefes de defensa y de la diplomacia de Australia, y en las que participó la secretaria de Estado norteamericano, Hillary Rodham Clinton.
©AFP
Commentarios