El noreste de Estados Unidos rompe récord de bajas temperaturas

Univision.com | Jan 05, 2014 | 10:25 AM

SIGUIENTE:

En estados como Indiana, la temperaturas han bajado tanto, que el estado está más nevado y más frío que todo el estado de Alaska.

Autoridades piden a la población no salir de sus casas

Las temperaturas congelantes que azotan a Estados Unidos no se sentían desde hace dos décadas, en la región centro-norte de EEUU. Las autoridades han formulado un llamado a la población para que si no tiene que salir se queden en casa o busquen un refugio caliente.
“El "vórtice polar" es una masa de aire ciclónico que se encuentra a lo largo de Canadá.”
Chicago es una de las zonas más golpeadas este lunes por el frío polar que se dejó sentir el domingo con sensaciones térmicas que alcanzaron los -50 grados centígrados, luego de que el noreste del país soportara tormentas de nieve que causaron al menos 11 muertos.
En las próximas 48 horas, se espera que la ciudad de Chicago sea azotada por condiciones climaticas extremas y peligrosas que pueden tener consecuencias para la salud como explica el doctor Martin Fedko.
“Las personas tienen que entender que no es juego, deben evitar a toda costa exponerse a temperaturas con factores de viento bajo cero por periodos prolongados de tiempo pues puede causar desde daño a las extremidades hasta la muerte por hipotermia” , dijo el doctor Fedko a Univisión.
Erika Maldonado reportó a Univisión que desde la noche del domingo, en Chicago las temperaturas estarán por debajo de cero grados con un viento fuerte de hasta 35 millas por hora, estos dos factores unidos hacen que el peligro mayor para la gente que se expone a los elementos sea el congelamiento de dedos, orejas, nariz, manos y pies.
Escuelas cerradas en varios estados
Sin embargo, Chicago no es el único punto del país que ha sufrido los embates de las bajas temperaturas, el diario USA Today reportó que en Minnesota, algunas colinas de esquí y trineos, así como pistas de hielo han sido declaradas cerradas hasta el martes. Incluso los entusiastas de las bajas temperaturas han dicho que hace demasiado frío.
El rotativo advirtió que un “vórtice polar” o ráfaga de frío extremo ha llegado a EEUU. El vórtice es una masa de aire ciclónico que generalmente se encuentra a lo largo de Canadá, aunque inusualmente se movió al sur sobre los Grandes Lagos, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.
En Minnesota se ha anunciado que debido a las bajas temperaturas, este lunes las escuelas de todo el estado permanecerán cerradas, igual que en los distritos escolares de Wisconsin, Illinois, Indiana y Iowa.
En tanto, el servicio de recolección de basura y reciclaje no trabajará este lunes en Minneapolis.
Autoridades advierten del peligro en carreteras
Las congelantes temperaturas también afectarán este lunes el servicio de entrega a domicilio de diarios en Wisconsin, que incluye a los rotativos Marshfield News- Herald, Stevens Point Journal, Wausau Daily Herald y el Daily Tribune de Wisconsin Rapids.
Los funcionarios de Missouri advirtieron que hace demasiado frío para que la sal en las carreteras sea efectiva, por lo cual son especialmente peligrosas, de acuerdo con Associated Press.
Las autoridades exhortaron a la población a permanecer en sus casas y a hacer provisiones ante la ola de frío que acosa el noreste de Estados Unidos y el sureste de Canadá, informa la Agencia France Press.
En los estados del centro y norte del país, los servicios meteorológicos marcaron el domingo que las temperaturas oscilarían entre los -23°C y los -29°C, con mínimas por la noche que alcanzarían alrededor de -34°C. Peor aún, con vientos soplando en fuertes ráfagas, las sensaciones térmicas podrían descender desde los -45°C hasta los -51°C.
"Los habitantes de Chicago tienen buen corazón, pero cuando las temperaturas descienden tan bajo como lo están pronosticando, será mejor prevenir las cosas con anticipación", destacó un portavoz de los servicios locales de asuntos sociales y familiares, citado en el Chicago Tribune.
Los servicios exhortaron a que todos los que puedan permanezcan al abrigo en lugares con calefacción durante los próximos días.
El lunes podría ser crítico
La denominada 'Ciudad de los vientos' podría batir este lunes su récord de temperatura más baja registrada en un día, que fue de -24°C, nivel alcanzado el 18 de enero de 1994 y el 24 de diciembre de 1983, recordó The Weather Channel.
En imágenes: La ola de frío en EEUU
En Minnesota (norte), el gobernador Mark Dayton anunció que las escuelas públicas permanecerían cerradas el lunes: "He tomado esta decisión para proteger a nuestros niños de las temperaturas peligrosamente frías que están previstas para el lunes. Exhorto a todos los habitantes de Minnesota (...) a ser prudentes ante estas condiciones meteorológicas extremas", precisó en un comunicado.
Recomiendan no exponerse al frío
"La exposición a temperaturas extremadamente frías puede ser causa de hipotermia o de congelamiento", lesión que puede provocar necrosis en la piel, advirtieron los servicios de la gobernación. "La piel puede congelarse en apenas cinco minutos con sensaciones térmicas de -45°C", señalaron los servicios meteorológicos de Minneapolis y Saint Paul, las "Ciudades Mellizas" de Minnesota, acota la AFP.
En el vecino estado de Wisconsin, el encuentro de fútbol americano que enfrentará el domingo a los Green Bay Packers con los 49ers de San Francisco, en el marco de los playoffs de la NFL, podría marcar un récord como el partido disputado con más frío en la historia de la liga estadounidense.
En el estadio Lambeau Field, que no es cubierto como lo son algunos otros escenarios deportivos, la sensación térmica podría alcanzar los -24°C, destacó el sitio packersnews.com, dedicado al equipo de Green Bay.
Las nevadas que cubrieron el noreste de Estados Unidos y el este de Canadá el viernes, perturbando especialmente al transporte aéreo, podrían retornar sobre una vasta zona que iría desde el sur de Misisipi (sur) hasta Ohio (norte), según los servicios meteorológicos.
Consecuencias
En el vecino Canadá, las nevadas y la temperatura invernal han provocado cortes masivos de energía en Terranova. En Quebec, el termómetro registró -29°C el viernes luego de haber marcado un récord de -33.9°C. Habría que remontarse a 1968 para encontrar registros de frío polar como éstos.
En el noreste de Estados Unidos, donde hubo grandes nevadas el viernes, se decretó el estado de emergencia en New Jersey y en el estado de Nueva York.
La AFP recuerda que la ola de frío reinante generó problemas técnicos en aviones y provocó retrasos y cancelaciones de vuelos desde el aeropuerto JFK de Nueva York (este) el viernes por la noche, dejando a grupos de pasajeros a la espera durante horas.
El viernes, debido a esta tormenta de invierno, hubo 369 vuelos cancelados con salida desde el aeropuerto JFK, sobre un total de 3,163 programados para todo el país, según el sitio especializado Flightaware.
El sábado, se registraban 867 cancelaciones en todo Estados Unidos, de las cuales 94 eran en el JFK.
El primer y gran reto del alcalde
La gravedad de la situación quedó marcada por la presencia del popular nuevo alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio (52), quien al día siguiente de asumir el poder dio una muestra de su estilo de liderazgo, saliendo a la calle para conocer de primera mano los efectos del temporal.
De Blasio afrontó las bajas temperaturas, caminó y hundió sus pies en la nieve y no dudó en tomar una pala para limpiar el frente de su casa en Brooklyn, llegar hasta un taller mecánico municipal para hablar con los empleados, resolver sobre el cierre de escuelas, visitar a trabajadores de la salud en Queens y realizar una conferencia de prensa sobre la situación.
"No hay que hacer el esfuerzo con la espalda, hay que levantarla con las rodillas", recomendó mientras limpiaba la vereda frente a su casa del vecindario de Park Slope. Poco después salió su hijo adolescente a ayudarlo, provocando una broma del alcalde, que dijo: "Una calificación de A por el esfuerzo, pero una D por la puntualidad", indicó por su parte The Associated Press.
Frente a la primera prueba de liderazgo sólo dos días después de haber jurado el cargo, De Blasio respondió con un despliegue de carisma de ciudadano común — un efectivo acto de arte teatral político— que hubiera sido inimaginable en su predecesor, el multimillonario Michael Bloomberg.
"He vivido en Nueva York 70 años y no recuerdo un alcalde que paleara nieve" destacó Kenneth Sherrill, jubilado catedrático de Ciencias Políticas del Hunter College. "Varios habrían terminado en emergencia si lo hubieran intentado", agregó.
Después de 12 años de Bloomberg, un rígido hombre de negocios, la tormenta ofreció un vistazo a un nuevo estilo de líder en De Blasio, además de sus claras diferencias políticas.
De Blasio habló de liderar una conferencia telefónica sobre la tormenta a las 4 de la madrugada. Se presentó ante los periodistas con pantalones vaqueros anchos. Y cuando un periodista le preguntó cuánta ropa llevaba puesta para soportar los 12 grados centígrados bajo cero (-10 F), se bajó el cierre de la chaqueta haciendo un ademán de desvestirse. "¿Desea que siga?", le preguntó.
Una gran oportunidad
Durante su campaña como alcalde, los detractores de De Blasio señalaron que tenía poca experiencia en administrar una organización grande. Dirigió a pocas personas cuando era concejal de la ciudad, y como defensor público supervisó un presupuesto anual de 2 millones de dólares. En comparación con el presupuesto anual de Nueva York, de más de 70,000 millones de dólares.
De alguna manera, la tormenta brindó una oportunidad para que De Blasio demuestre su capacidad gerencial.
El nuevo alcalde emplazó 1,700 paleadoras de nieve en las calles tan pronto como comenzó la nevada el jueves por la noche. El viernes por la madrugada decidió cerrar las escuelas, preocupado por las bajas temperaturas. Y a media mañana del viernes anunció que todas las principales arterias y casi todas las vías secundarias de la ciudad estaban limpias de nieve.
Cuando se le pidió que calificara su primera prueba, dijo: "Con la información que tengo ahora, doy a todos una A por el extraordinario esfuerzo y extraordinaria efectividad".
El comisionado de Recogida de Desperdicios, John Doherty, que ha trabajado durante casi 50 años en el departamento, dijo que De Blasio no es muy diferente de otros alcaldes cuando se trata de la nieve. "Desea que el trabajo se cumpla y quiere que las calles estén limpias", destacó según la AP.
©Univision.com
Comentarios